Es noticia
Menú
Patrimonio adjudicó sin publicidad a Dragados unas obras en el Congreso por 4,5 millones
  1. España
LA CÁMARA ACHACA LA DECISIÓN AL ANTERIOR GOBIERNO

Patrimonio adjudicó sin publicidad a Dragados unas obras en el Congreso por 4,5 millones

El Palacio del Congreso de los Diputados estará en obras (vallado, con grúas, andamios, sobrecubierta y envuelto en lonas) durante los diez próximos meses para reparar

Foto: Patrimonio adjudicó sin publicidad a Dragados unas obras en el Congreso por 4,5 millones
Patrimonio adjudicó sin publicidad a Dragados unas obras en el Congreso por 4,5 millones

El Palacio del Congreso de los Diputados estará en obras (vallado, con grúas, andamios, sobrecubierta y envuelto en lonas) durante los diez próximos meses para reparar goteras, recuperar una sala y "retomar la simetría de la obra". El encargo de las reparaciones es de Patrimonio del Estado, no de la Cámara, costará 4,5 millones de euros y se ha adjudicado por el procedimiento de "negociado sin publicidad". El contratista beneficiado es Dragados S.A., compañía presidida por Florentino Pérez. Fuentes de la Mesa del Congreso consultadas por este diario achacan todo el procedimiento a "la etapa anterior", esto es, a Economía y José Bono.

Como no parece el mejor momento para meterse en gastos no imprescindibles, medios parlamentarios insisten en que la decisión no la ha tomado la Cámara, sino el Ejecutivo (Patrimonio depende de Hacienda) y que, por lo que saben, estaba cerrada a finales del pasado año. Se hace realidad ahora por la lentitud de los trámites y las ejecuciones presupuestarias de la Administración. Al frente de las Cortes estaba entonces José Bono y en el Ministerio de Economía, Elena Salgado.

El BOE deja en evidencia las contradicciones entre los métodos de contratación seguidos por ambas instituciones en parecidas fechas y para las mismas funciones. El Congreso abrió un concurso para “obras de mantenimiento y reparación de los edificios del Congreso de los Diputados y pequeños traslados" en diciembre de 2011 con un presupuesto de licitación de 944.000 euros. El procedimiento era ordinario y 'abierto' y el contrato se adjudicó en julio a la mejor oferta, presentada por Ortiz, Construcciones y Proyectos S. A., por 778.800 euros.

Rebajas en Dragados

En el caso de Patrimonio, la subsecretaría del Ministerio de Hacienda siguió un procedimiento "negociado sin publicidad" y la adjudicación, publicada en el BOE del 30 de agosto, se hizo en beneficio de Dragados por ser la oferta más ventajosa para la Administración". El presupuesto base de la licitación era de 7.080.000 euros y, al final, la constructora lo dejó en 4.418.628.

La descripción oficial del proyecto no reflejaba la magnitud de las obras que se iban a acometer: "Sustitución de la cubierta y los acabados de los patios interiores del edificio del Palacio del Congreso de los Diputados en la Carrera de San Jerónimo". Una vez que Dragados se quedó con el contrato, la Cámara detalló más: "El proyecto recuperará espacios degradados u ocultos, retomará la simetría de la obra original y reformará las fachadas para rehabilitar las líneas de las cornisas y ventanales, todo ello de acuerdo con el diseño de Narciso Pascual y Colomer", según las primeras explicaciones de la Cámara.

El Congreso se refiere así al espíritu original de la obra del arquitecto que diseñó el palacio a finales de década de 1840, durante el reinado de Isabel II, para levantarlo sobre el solar del antiguo Convento del Espíritu Santo. A las deficiencias de estanqueidad, filtraciones y aislamiento térmico ineficiente acumuladas, que obligan a Patrimonio a actuar para que el edificio cumpla la normativa vigente en materia de seguridad y salubridad, se han añadido objetivos más ambiciosos: "Se rehabilitará la sala de comisiones construida sobre el Salón de los Pasos Perdidos con la sustitución de uno de sus muros por una cortina de cristal que distinguirá esta aplicación de la fachada original. Se abrirá un panel, también de cristal, que la conectará visualmente con el espacio situado sobre el hemiciclo, para poder contemplar el lucernario, actualmente oculto".

El único grupo parlamentario que ha pedido explicaciones y datos sobre el coste de las obras y el procedimiento seguido en la adjudicación ha sido UPyD por medio de una carta enviada por Rosa Díez al presidente del Congreso, Jesús Posada.

Lona con "tratamiento artístico" para envolver el Palacio

El Palacio de la Carrera de San Jerónimo tiene ya un vallado perimetral en color blanco detrás del cual han empezado a levantarse casetas de obra, zonas de descarga y bases para colocar grúas. Después vendrán las escaleras exteriores y plataformas de paso, el montaje de una sobrecubierta sustentada en otra estructura perimetral con apoyos en los patios, las redes para prevenir los desprendimientos y una lona que rodeará todo el edificio. Sobre este último elemento "se realizará un tratamiento artístico" para permitir su adecuación al "entorno histórico".

El diseño del proyecto tiene algunos ingredientes del  'puesyaque', el dicho de los profesionales de las chapuzas: pues ya que te pones a arreglar algo, aprovechas para cambiarlo todo. Los problemas de las goteras comenzaron en la legislatura anterior y el resto de lo que se va a reparar lleva décadas en su estado actual. El resultado del 'puesyaque' aplicado al Congreso a cargo de Patrimonio será que, de un arreglo de goteras, se pasará a una severa reforma. Entre las vallas antiasalto instaladas ante las repetidas protestas de antisistema en los alrededores del Congreso y las grúas y entelados del Palacio, la Carrera de la San Jerónimo parecerá en los próximos meses una zona en reconstrucción después de una catástrofe.

El Palacio del Congreso de los Diputados estará en obras (vallado, con grúas, andamios, sobrecubierta y envuelto en lonas) durante los diez próximos meses para reparar goteras, recuperar una sala y "retomar la simetría de la obra". El encargo de las reparaciones es de Patrimonio del Estado, no de la Cámara, costará 4,5 millones de euros y se ha adjudicado por el procedimiento de "negociado sin publicidad". El contratista beneficiado es Dragados S.A., compañía presidida por Florentino Pérez. Fuentes de la Mesa del Congreso consultadas por este diario achacan todo el procedimiento a "la etapa anterior", esto es, a Economía y José Bono.