El exministro Caamaño renuncia a su escaño en el Congreso para volcarse en Galicia
  1. España
PASO IMPRESCINDIBLE PARA OPTAR A LIDERAR EL PSDG

El exministro Caamaño renuncia a su escaño en el Congreso para volcarse en Galicia

Tenía que elegir y ya ha decidido. Después del varapalo sufrido por el PSdG el domingo, el exministro Fran Caamaño renunciará a su escaño en el Congreso de

Foto: El exministro Caamaño renuncia a su escaño en el Congreso para volcarse en Galicia
El exministro Caamaño renuncia a su escaño en el Congreso para volcarse en Galicia

Tenía que elegir y ya ha decidido. Después del varapalo sufrido por el PSdG el domingo, el exministro Fran Caamaño renunciará a su escaño en el Congreso de los Diputados para volcarse en la política gallega. Tomará posesión de su acta como miembro del Parlamento de Galicia y centrará su actividad política en su responsabilidad como secretario provincial de A Coruña, cargo para el que fue elegido en junio con el 58,8% de los votos.

De momento se queda ahí. Todavía no ha decidido si se postulará como sucesor de Pachi Vázquez al frente de los socialistas gallegos, pero la decisión de establecerse en Galicia es un paso imprescindible para que pueda hacerlo cuando llegue el momento. Le queda tiempo porque el congreso extraordinario que abordará el relevo de Vázquez no se celebrará hasta finales de 2013, periodo suficiente para tomar el pulso de la organización y calibrar los apoyos de los que puede disponer.

Caamaño, que fue uno de los portavoces de la plataforma que se decantó por la candidatura deCarme Chacón como alternativa a la de Alfredo Pérez Rubalcaba en el 38 Congreso del PSOE, tenía intención de presentarse a las primarias en las que debía haberse elegido al candidato socialista para las elecciones del pasado domingo, pero el retraso en la convocatoria interna y el adelanto hecho por Alberto Núñez Feijóo, abortó esta posibilidad.

Tras el varapalo electoral del domingo, Caamaño ha apoyado la continuidad provisional de Vázquez, pero sólo para gobernar una transición interna y evitar el vacío de poder. Al mismo tiempo, ha abogado por la urgencia de una renovación “de ideas y de personas” en el socialismo gallego, empezando por el proyecto. Su defensa del método de las primarias no es nuevo y podría llegar, incluso, a plantear que este sea el método no sólo para elegir al candidato electoral, sino también al secretario general del partido.

Los detractores de Caamaño subrayan que de los 230. 817 votos que el PSdG perdió en el conjunto de la comunidad autónoma, 97.398 corresponde A Coruña, donde su representación ha bajado de ocho a cinco escaños. En Pontevedra perdieron dos y uno en las dos provincias restantes, Lugo y Ourense.

José Blanco (con el apoyo de la dirección federal) también consideró la posibilidad de disputar la candidatura a Vázquez, hasta el punto de que algunos sectores le achacan el retraso en la convocatoria de las primarias con la esperanza de verse absuelto previamente del caso Campeón. Pero el caso sigue judicialmente abierto y, después de haberse pateado el territorio durante la campaña, que hizo por su cuenta, asegura que ha descartado ya por completo la posibilidad de intentar ser profeta en su tierra.

No obstante, en el entorno del ex secretario de Organización del PSOE se cree que pueden surgir otros candidatos alternativos a Vázquez, cuyos apoyos se concentran en el sector rural del partido, mientras que tropieza con el rechazo de los núcleos urbanos, como se ha puesto de manifiesto en diversas ocasiones en sus choques públicos con el alcalde de Vigo, Abel Caballero. Entre esas posibles alternativas se cita el nombre de José Ramón González Besteiro, presidente de la Diputación de Lugo.

Francisco Caamaño