Mato no tocará las mamografías pero excluirá de la cartera básica las operaciones de estética
  1. España
SANIDAD NIEGA QUE LAS MAMOGRAFÍAS VAYAN A DEJAR DE SER GRATUITAS

Mato no tocará las mamografías pero excluirá de la cartera básica las operaciones de estética

El Ministerio de Sanidad mantendrá las mamografías dentro de la cartera de servicios básicos prestados de forma gratuita por el Sistema Nacional de Salud, pero excluirá

Foto: Mato no tocará las mamografías pero excluirá de la cartera básica las operaciones de estética
Mato no tocará las mamografías pero excluirá de la cartera básica las operaciones de estética

El Ministerio de Sanidad mantendrá las mamografías dentro de la cartera de servicios básicos prestados de forma gratuita por el Sistema Nacional de Salud, pero excluirá de la misma otras intervenciones que han quedado desfasadas por el avance de la Medicina y algunas intervenciones de carácter estético que, a día de hoy, todavía se practican en los hospitales públicos.

El Ministerio desmintió ayer, como ya lo hiciera el pasado viernes, tras el Consejo de Ministros, la propia vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que Sanidad vaya a eliminar una prueba que, precisamente, ahorra mucho dinero al sistema al prevenir posibles tumores. En una conversación informal con periodistas, Mato se mostró molesta con el hecho de que se hayan filtrado, desde segundos y terceros niveles de la Administración, algunas de las propuestas que le han llegado a su mesa por parte de los colectivos y organizaciones profesionales con los que está reuniendo para redefinir la nueva cartera de prestaciones que quedarán excluidas del copago.

Sanidad espera poder presentar en los próximos meses una primera definición de la nueva cartera básica de la que se eliminarán, según confirmó ayer Mato, algunas intervenciones de carácter estético que todavía siguen siendo financiadas por el Sistema Nacional de Salud. La ministra no concretó más, pero el número de operaciones de este tipo que aún se tratan por la pública son muy limitadas. Entre otras, la reducción mamaria cuando el volumen es excesivo, las secuelas de una obesidad mórbida en pacientes operados por la Seguridad Social y algunos casos de otoplastia en niños, una cirugía por la que se resuelven deformidades en la oreja.

El departamento de Mato ha establecido un grupo de trabajo en el que participan técnicos del Ministerio y expertos de sociedades científicas y de la Organización Medica Colegial propuestos por las comunidades autónomas. Todos ellos se han agrupado en cinco áreas prioritarias: la selección genética, las pruebas de rehabilitación funcional o de carácter preventivo, así como tratamientos de fertilidad, cribados e implantes oftalmológicos. Su objetivo será identificar qué tipo de prestaciones deben seguir como están, cuáles se han quedado obsoletas y se pueden sustituir por técnicas emergentes o en cuáles hay que acotar los procedimientos a llevar a cabo con los pacientes.

El PSOE cree que los anuncios se harán después de las gallegas

El diputado y portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso, José Martínez Olmos, pidió ayer a la ministra, en la sesión de control, que busque el “consenso” de los grupos parlamentario a la hora de hacer dicha revisión y se mostró dispuesto a apoyarla siempre que “sea para mejorar su aplicación”. El PSOE, sin embargo, cree que los cambios serán de tal trascendencia que el Ministerio esperará hasta después de las elecciones gallegas para anunciarlos y no perjudicar así al popular Alberto Núñez Feijóo. "Sospechamos que en el nuevo planteamiento van a quedar excluidas las técnicas de reproducción asistida y las pruebas de detección precoz de enfermedades degenerativas, que van a dejar de ser gratuitas", explica Olmos a El Confidencial. 

Sanidad, sin embargo, aclara que la revisión de todas las prestaciones es “un trabajo a largo plazo” y que, por lo tanto, no se podrá tener en noviembre, ni antes ni después de las elecciones. Mato, además, también se han comprometido a seguir incluyendo en el SNS los tratamientos de fertilidad. 

En su respuesta al diputado, la ministra aseguró que el Gobierno está trabajando en una cartera de prestaciones para que “todos los españoles tengan los mismos derechos con independencia del lugar donde vivan”. “Mi objetivo es que ningún español tenga menos atención sanitaria pública que otro y, por eso, garantizamos una cartera básica de servicios para todos los ciudadanos en diálogo con las comunidades autónomas, que ha contando con el rigor y objetividad de las organizaciones y sociedades científicas y médicas”, añadió.