EL POLÉMICO ARQUITECTO LEOPOLDO ARNÁIZ VENDIÓ A METROVACESA SU PARCELA

Dos empresarios locales y varias inmobiliarias, tras el suelo del pelotazo de 'Eurovegas'

El Ayuntamiento de Alcorcón que dirige David Pérez (PP) no es el único propietario de los terrenos donde Sheldon Adelson planea levantar el mayor complejo de

Foto: Dos empresarios locales y varias inmobiliarias, tras el suelo del pelotazo de 'Eurovegas'
Dos empresarios locales y varias inmobiliarias, tras el suelo del pelotazo de 'Eurovegas'
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El Ayuntamiento de Alcorcón que dirige David Pérez (PP) no es el único propietario de los terrenos donde Sheldon Adelson planea levantar el mayor complejo de juego, ocio y negocios de Europa. Cinco grandes empresarios y al menos una treintena de pequeños propietarios se reparten las 1.200 hectáreas que conforman la Venta de la Rubia, el lugar preferido para convertir a España en el gran centro de convenciones del Sur de Europa. El arquitecto Leopoldo Arnáiz, muy próximo al PP, vendió a Metrovacesa su parcela en la zona a través de la empresa Bederline de Negocios S. L. antes de 2003. El PSOE lo denunció por tráfico de influencias y negociación prohibida, ya que fue el arquitecto encargado de diseñar el Plan General de la localidad para el exalcalde popular Pablo Zúñiga. El caso sigue abierto en el Juzgado de lo Penal 2 de Alcorcón.

    La Venta de la Rubia es un paraje incluido en la operación urbanística conocida como Distrito Norte de Alcorcón, basado en la recalificación de casi la mitad de la superficie del municipio. Los propietarios mayoritarios de los 13 millones de metros cuadrados del terreno son los empresarios locales Pablo González (dueño de las empresas  Urtinsa y Arpada) y Juan Benigno Alonso Alarcón, propietario del Grupo Alonso Hipercas, a quien también salpicó la trama de corrupción urbanística que se llevó por delante a Zúñiga y su equipo de Gobierno. La inmobiliaria zaragozana Tabuenca y Metrovacesa, hoy en manos de la banca (La Caixa, Santander, Bankia) y que adquirió la parcela que vendió el arquitecto Arnáiz, comparten los terrenos donde podría levantarse Eurovegas con los dueños de la inmobiliaria Ros y Falcón. Otra inmobiliaria, Realia, y más de treinta pequeñas familias terminan de completar el complejo entramado empresarial en el que se divide el suelo que parece haber conquistado al potencial inversor.

    De confirmarse que el magnate estadounidense quiere levantar su macrocomplejo de ocio y lujo y prostitución, según la oposición, en los terrenos de Alcorcón, el ayuntamiento recuerda que los terrenos ya son urbanizables y que únicamente debería precisar la modificación del Plan Parcial, en el que se incluye la Ciudad Deportiva del Atlético de Madrid y nadie ha hablado de excluirla, incluso con la llegada de Eurovegas. El exalcalde socialista Enrique Cascallana se comprometió a levantar 26.000 viviendas públicas en la zona, pero Esperanza Aguirre nunca aprobó el plan y hoy está totalmente descartado. Con el cambio de gobierno local, la oposición únicamente se consuela con que sea el Gobierno central quien frene las pretensiones del magnate, que pedía una isla legislativa y fiscal para no pagar impuestos y y más manga ancha con la prohibición de fumar en espacios cerrados.  

    Situación estratégica

    Tras la visita fugaz de Adelson a Alcorcón, el Gobierno regional ha reconocido que estos terrenos son “muchísimo más de su gusto” que los de Valdecarros. A David Pérez, que heredó un consistorio con una deuda de 612 millones de euros, se le hace la boca agua al pensar que puede ser el alcalde que generará 260.000 empleos al facilitar la venta de unos terrenos que albergarán una docena de hoteles, seis casinos, 36.000 plazas hoteleras, tres campos de golf… gracias a una inversión de más de 20.000 millones de euros.

    Las únicas dudas que el potencial inversor preguntó al explorar los terrenos era si la tierra era lo suficientemente fuerte como para aguantar grandes edificios. Al magnate le agradó la situación estratégica de la parcela, ubicada en un entorno mucho más agradable que Valdecarros, muy cercana a Boadilla del Monte, muy próxima a la Ciudad del Santander y perfectamente conectada por carretera: al norte a través de la carretera M-501, al sur con la M-506 y la autovía A-5, al este con la M-40 y al oeste con la M-50. Todas a 25 minutos del aeropuerto de Barajas y a veinte de la estación de Atocha.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    16 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios