LA AMIGA DEL MONARCA FUE A ARABIA SAUDÍ COMO "CONSEJERA ESTRATÉGICA" DE DON JUAN CARLOS

El Rey llevó a la princesa Corinna a un viaje oficial en el mismo avión que la Reina

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein acompañó a Don Juan Carlos en un viaje oficial a Arabia Saudí en el mismo avión militar en el que volaron Doña

Foto: El Rey llevó a la princesa Corinna a un viaje oficial en el mismo avión que la Reina
El Rey llevó a la princesa Corinna a un viaje oficial en el mismo avión que la Reina

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein acompañó a Don Juan Carlos en un viaje oficial a Arabia Saudí en el mismo avión militar en el que volaron Doña Sofía, dos ministros del Gobierno y representantes de 11 empresas españolas. La amiga del monarca se desplazó en calidad de "consejera estratégica" del jefe del Estado, integrándose en la delegación empresarial que visitó junto a los Reyes la capital saudí, Riad, del 8 al 10 de abril de 2006, según han revelado a El Confidencial fuentes diplomáticas.

Sayn-Wittgenstein, divorciada y madre de dos hijos, ha sido vinculada sentimentalmente con el Rey en los últimos años. La princesa, que adquirió ese título tras su boda con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein Berleburg, del que se separó en 2005, también acompañó hace dos semanas a Don Juan Carlos a la cacería de elefantes en Botsuana, donde el soberano español sufrió una caída de madrugada y se fracturó una cadera.

En su cuarta visita oficial a Arabia Saudí, Don Juan Carlos y Doña Sofía llegaron a Riad el 8 de abril de 2006 en un avión Airbus A-310 de la Fuerza Aérea en el que viajaron, además de la princesa Sayn-Wittgenstein, los entonces ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Industria, José Montilla, así como representantes de 11 grandes empresas españolas, entre ellas Repsol, Cepsa, ACS y Ferrovial. La comitiva fue recibida en la base aérea de la capital por el rey saudí, Abdullah bin Abdulaziz.

El programa oficial de la visita, de tres días de duración, se ajustó al estricto código social de conducta saudí: hombres y mujeres por separado. Los Reyes tuvieron agendas paralelas, y sólo coincidieron, en la última jornada del viaje, en la recepción que ofrecieron a la colonia española en Arabia Saudí. Mientras Doña Sofía visitaba las ruinas de Al Diariyadh o el hospital Príncipe Sultán Abdulaziz y cenaba con la princesa Hassa, Don Juan Carlos compartía mesa y mantel con el rey Abdullah, visitaba la Asamblea Legislativa y pronunciaba un discurso en la sede de la Agencia Saudí de Inversiones Internacionales.

El programa de Corinna

Sayn-Wittgenstein, por el contrario, sí compartió con el Rey algunos de los actos programados exclusivamente para el monarca. La princesa, por ejemplo, acompañó a Don Juan Carlos en su visita a la Agencia Saudí de Inversiones Internacionales (SAGIA, en sus siglas en inglés), donde éste se dirigió a un auditorio compuesto por autoridades y empresarios de ambos países para animar a sus anfitriones a invertir en España. El jefe del Estado, además, alabó los esfuerzos de Arabia Saudí en la lucha contra el terrorismo.

El Rey y la princesa Sayn-Wittgenstein, según las fuentes consultadas por El Confidencialtambién mantuvieron un encuentro con el príncipe Alwaleed bin Talal, sobrino del rey Abdullah, presidente de Kingdom Holding Company y uno de los hombres más ricos del mundo, según la revista Forbes. Precisamente el pasado día 8 Don Juan Carlos le envió una carta de felicitación tras el archivo en la Audiencia de Palma de Mallorca de una denuncia por violación presentada contra Alwaleed bin Talal en Ibiza por una joven modelo en el verano de 2008.

Un comunicado de Kingdom Holding Company, el gigantesco conglomerado empresarial presidido por el príncipe Alwaleed, da cuenta de aquella visita: "En abril de 2006 la princesa Corinna acompañó al Rey [Juan] Carlos y a una delegación española a Arabia Saudí, en una visita oficial de Estado, como consejera estratégica de la delegación". La misma nota oficial recuerda, como ya adelantó este diario, que un año más tarde, en 2007, Alwaleed bin Talal recibió en su despacho de Riad a la princesa Corinna en calidad de "representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España".

Un portavoz oficial de la Casa del Rey reconoció ayer a El Confidencial que la princesa Corinna viajó en el Airbus de la Fuerza Aérea que trasladó a Arabia Saudí a los Reyes y a la delegación empresarial de nuestro país. "Previa solicitud del Gobierno saudí", afirmó, "el Ministerio de Asuntos Exteriores español determinó la incorporación a ese viaje oficial de varios empresarios españoles, así como de tres personas más que asesoraban a SAGIA, entre las que se encontraba la señora Corinna zu Sayn-Witggenstein". El mismo portavoz rechazó que la princesa Corinna viajase en calidad de "asesora estratégica" del monarca. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
142 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios