EL SUPREMO ARCHIVA LA CAUSA CONTRA EL MAGISTRADO POR ESTAR PRESCRITA

Botín subvencionó los cursos de Garzón en NY “para generar un estado de agradecimiento”

El Tribunal Supremo archivó ayer por prescripción la causa que seguía contra el juez Baltasar Garzón por no haberse abstenido al tramitar una querella contra Emilio

Foto: Botín subvencionó los cursos de Garzón en NY “para generar un estado de agradecimiento”
Botín subvencionó los cursos de Garzón en NY “para generar un estado de agradecimiento”

El Tribunal Supremo archivó ayer por prescripción la causa que seguía contra el juez Baltasar Garzón por no haberse abstenido al tramitar una querella contra Emilio Botín, presidente del Banco de Santander, que fechas antes había subvencionado varios cursos que el magistrado dirigió en la Universidad de Nueva York. Garzón fue condenado la semana pasada a 11 años de inhabilitación por un presunto delito de prevaricación por las escuchas del caso Gürtel, y está pendiente de conocer el fallo de la causa seguida contra él por haber investigado los crímenes del franquismo.

El instructor de esta tercera causa, Manuel Marchena, hizo público ayer un auto en el que explica que el delito de cohecho impropio del que era acusado Garzón ha prescrito al haber transcurrido más de tres años de su comisión, pero no por ello renuncia a hacer una dura crítica de su actuación. Marchena afirma que eludió conscientemente el deber de abstenerse de tramitar una querella contra Botín y otros directivos del banco, que archivó al reincorporarse a su juzgado tras un año de excedencia por estudios en NY,  “en gratitud por la generosa respuesta que el BSCH había realizado a su petición de ayuda económica”.

Garzón había solicitado a distintas empresas españolas (BSCH, BBVA, Telefónica y Cepsa) aportaciones económicas para organizar varios cursos en la Universidad de Nueva York durante su estancia en la ciudad norteamericana. Todas ellas tenían en común que algunos de sus directivos habían sido investigados por el magistrado de la Audiencia Nacional.

El juez solicitó a las mencionadas compañías y a Endesa un total de 2.595.375 dólares, de las que recibió 1.237.000 dólares. “Todas las empresas que fueron requeridas rebajaron la cuantía reclamada. Algunas, por el carácter injustificado de los presupuestos económicos aportados por el querellado; otras, por la falta de seriedad en la descripción de los proyectos de convenio”, dice el auto.

"Metodología recaudatoria"

El instructor dice que Garzón utilizó una “censurable estrategia de persuasión” en su “metodología recaudatoria”, y que el dinero le fue entregado “en atención al cargo del querellado”. El auto sostiene que ocultó todas estas circunstancias al fiscal y a las partes personadas, pese a que “el deber de agradecimiento generado por la dádiva interfería ya el ejercicio íntegro de su función jurisdiccional”.

Tampoco Emilio Botín se salva de las críticas de Manuel Marchena, que atribuye al presidente del Banco de Santander el propósito “de generar un estado de agradecimiento en el receptor”. El pasado 4 de enero, el Tribunal Supremo archivó una querella por cohecho contra el banquero por este motivo, igualmente por prescripción del delito (3 años desde su comisión).

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tiene previsto reunirse esta mañana para formalizar la expulsión de Baltasar Garzón de la carrera judicial, al haber sido condenado a 11 años de inhabilitación por un delito de prevaricación en el caso de las escuchas de Gürtel, informa Carlota Guindal.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios