EL CNI DEPENDERÁ DE PRESIDENCIA; SÓLO 2 SECRETARÍAS DE ESTADO MENOS EN EL NUEVO GOBIERNO

Sáenz de Santamaría refuerza su poder con el control también de los espías

Soraya Sáenz de Santamaría no sólo acumula todo el poder político en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy sino que también pasa a controlar el aparato

Foto: Sáenz de Santamaría refuerza su poder con el control también de los espías
Sáenz de Santamaría refuerza su poder con el control también de los espías

Soraya Sáenz de Santamaría no sólo acumula todo el poder político en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy sino que también pasa a controlar el aparato de información e inteligencia: los espías del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). La ‘casa’, adscrita hasta ahora al Ministerio de Defensa, dependerá ahora de Presidencia,  tal y como dispone la disposición adicional segunda del Real Decreto de reestructuración de los departamentos ministeriales, publicada hoy en el BOE.

El cambio de organigrama demuestra el poder político que acumula Soraya Sáenz de Santamaría a la sombra de Mariano Rajoy y pese a los recelos que despertaba, y sigue levantando, en algunos compañeros y, sobre todo, compañeras de partido. El CNI, encargado de facilitar al presidente del Gobierno las informaciones, análisis, estudios o propuestas que permitan prevenir y evitar cualquier peligro, amenaza o agresión contra la independencia o integridad territorial de España, los intereses nacionales y la estabilidad del Estado de derecho y sus instituciones, reportará a partir de ahora a la vicepresidencial política.

Del Ministerio de la Presidencia, es decir, de Sáenz de Santamaría, seguirán dependiendo la Secretaría de Estado de Comunicación, mientras que se sustituye la de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios por la de Relaciones con las Cortes.

El resto de cambios en el organigrama de un Gobierno con trece Ministerios, uno menos que el de Rodríguez Zapatero, muestra finalmente una estructura que, pese a las promesas de Rajoy, al final no han sido ni mucho menos tan drásticas como se preveían. Sigue siendo el Gobierno más reducido de la democracia, pero, por ejemplo, en Secretarías de Estado sólo recorta dos: de 26 a 24.

Los nuevos Ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, de Economía y Competitividad, y de Industria, Energía y Turismo tendrán tres Secretarías de Estado cada uno, mientras que Fomento y Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente contarán con una sola, y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social seguirá teniendo dos, como recoge Ep.

Hacienda y Administraciones Públicas, a cargo de Cristóbal Montoro, se estructurará en torno a la Secretaría de Estado de Hacienda, la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos, y la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas.

El Ministerio de Economía y Competitividad, que será dirigido por Luis de Guindos, tendrá una Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, una Secretaría de Estado de Comercio, y una Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

El nuevo Ministerio de Industria, Energía y Turismo, del que se encargará el canario José Manuel Soria, dispondrá de la Secretaría de Estado de Energía, la de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información y la de Estado de Turismo.

Fomento, cuya cartera ocupará Ana Pastor, se estructurará en torno a la Secretaría de Estado de Planificación e Infraestructuras, mientras que Agricultura, en manos de nuevo de Miguel Arias Cañete, dispondrá de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente.

En cuanto al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a cargo de la onubense Fátima Báñez, mantendrá las Secretarías de Estado de Empleo y de Seguridad Social.

De esta forma, los Ministerios económicos del Gobierno presidido por Mariano Rajoy contarán en total con trece Secretarías de Estado, frente a las doce del último Ejecutivo socialista, si bien ahora habrá un Departamento más en esta área al haberse separado Economía y Hacienda en dos Ministerios.

En virtud de la nueva estructura, Fomento ha sido el Ministerio que más ha recortado Secretarías de Estado (de tres se ha pasado sólo a una), mientras que Agricultura ha pasado de tener dos a tener únicamente una.

En Industria se mantienen tres Secretarías de Estado (antes también había tres), aunque una de ellas cambia de nombre y de contenido: la antigua Secretaría de Comercio Exterior ha sido sustituida por la Secretaría de Estado de Turismo, ya que Comercio ha pasado a depender del nuevo Ministerio de Economía.

Donde más cambia la estructura ministerial es, lógicamente, en Economía y en Hacienda al haberse dividido en dos Ministerios. Además, Hacienda asumirá ahora las competencias de Administraciones Públicas (antes tenían su propio Ministerio), mientras que bajo la batuta de De Guindos estará ahora el área de Comercio (antes integrada en el Ministerio de Industria) y de Innovación, Desarrollo e Investigación (antes con su propio Ministerio).

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, del cual se encargará desde hoy José Manuel García Margallo, mantiene la Secretaría de Estado para la Unión Europea y varía la composición de las otras dos, creando una Secretaría para Iberoamérica, antes integrada en la de Asuntos Exteriores, que ahora se encargará también de Cooperación.

Tanto el Ministerio de Justicia, que dirigirá Alberto Ruiz Gallardón, como el Ministerio de Defensa y el de Interior, con Pedro Morenés y Jorge Fernández Díaz al frente respectivamente, mantienen la misma estructura, con las Secretarías de Estado de Justicia, la de Defensa y la de Seguridad, como órganos superiores de cada una de estas carteras.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con Fátima Báñez al frente, mantiene las Secretarías de Estado de Empleo y de Seguridad Social, pero suprime la de Inmigración y Emigración, pasando de esta forma de tener tres a dos órganos superiores.

En el ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, del cual estará al frente Ana Mato, desaparece la Secretaría de Estado de Igualdad como tal, si bien pasará a llamarse de Servicios Sociales e Igualdad.

Por último, el Ministerio de Educación, que dirigirá José Ignacio Wert y que desde hoy integrará también Cultura, que desaparece como cartera propia, y Deportes, antes adscrito directamente a Presidencia del Gobierno, contará con dos Secretarías de Estado, la de Educación, Formación Profesional y Universidades y la de Cultura.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios