Urdangarín es socio de un príncipe saudí imputado por abusos sexuales en España
  1. España
LA PROMOTORA DEL YERNO DEL REY Y LA INFANTA CRISTINA PARTICIPA EN MIXTA AFRICA S.A.

Urdangarín es socio de un príncipe saudí imputado por abusos sexuales en España

Iñaki Urdangarín, yerno del Rey, y su esposa, la infanta Cristina de Borbón, son accionistas minoritarios de Mixta Africa S. A., una promotora especializada en la construcción

placeholder Foto: Urdangarín es socio de un príncipe saudí imputado por abusos sexuales en España
Urdangarín es socio de un príncipe saudí imputado por abusos sexuales en España

Iñaki Urdangarín, yerno del Rey, y su esposa, la infanta Cristina de Borbón, son accionistas minoritarios de Mixta Africa S. A., una promotora especializada en la construcción de viviendas de bajo coste en el continente africano y controlada por el príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, que está imputado en España por abusos sexuales contra una modelo madrileña de 20 años, presuntamente cometidos en Ibiza en el verano de 2008.

Los Duques de Palma participan en Mixta Africa a través de su inmobiliaria Aizoon S. L., también bajo escrutinio judicial después de que Urdangarín  desviase presuntamente a esa firma una parte de las subvenciones millonarias que le concedió el Gobierno balear del ex presidente autonómico Jaume Matas por la organización en Palma de Mallorca en 2005 y 2006 de sendos foros internacionales sobre deporte y turismo.

Urdangarín y la segunda hija de Don Juan Carlos adquirieron en 2007 el 1% del capital de Mixta Africa, que está presente en Marruecos, Senegal, Túnez, Mauritania y Egipto. Ambos entraron en el accionariado de la empresa "atraídos por el proyecto social", según aseguró entonces la promotora, que estuvo presidida desde diciembre de 2007 y hasta el pasado año por el ex ministro del PP y actual presidente de Vueling, Josep Piqué.

El príncipe Bin Talal, una de las personas más ricas del mundo según la revista Forbes, que le atribuye una fortuna de casi 20.000 millones de dólares, se hizo en 2010 con el control de Mixta Africa, de la que ya era el segundo accionista. Bin Talal, de 56 años, casado, con dos hijos y sobrino del rey de Arabia Saudí, Abdullah Bin Abdelaziz, controla el 29% de la promotora a través de Kingdom Zephyr Africa Management. El segundo accionista de la compañía es Morgan Stanley, con un 20%, seguido de Renta Corporación, con un 19%.

Presunta violación

Bin Talal, que es además el principal accionista de Citigroup y el segundo inversor en News Corporation, la sociedad del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, fue denunciado el 14 de agosto de 2008 por una modelo española que entonces tenía 20 años. La joven aseguró a la policía que el príncipe saudí había abusado sexualmente de ella el día anterior tras ser previamente drogada con alguna sustancia vertida en su bebida. 

La presunta violación se produjo a bordo del yate Turama, propiedad de Bin Talal y fondeado en aguas de Ibiza. La modelo aseguró en su denuncia que fue presentada al príncipe en una fiesta en la discoteca El Divino, después de que un emisario del multimillonario saudí insistiera en que éste quería conocerla. La joven, según su versión, despertó varias horas más tarde en un camarote de la lujosa embarcación "notando el peso de un hombre encima que la besaba y un fuerte dolor en la zona genital".

El Juzgado de Instrucción número 3 de Ibiza abrió diligencias por un presunto delito contra la libertad sexual, pero la juez archivó el caso en julio de 2010 al considerar que no había quedado "debidamente justificada la perpetración del delito". El abogado de la denunciante, Javier Beloqui, recurrió entonces el archivo ante la Audiencia Provincial de Baleares, que el pasado mes de mayo ordenó al juzgado de Ibiza reabrir las diligencias y citar a Bin Talal en calidad de imputado para que preste declaración.

Beloqui explicó ayer a El Confidencial que la juez de Ibiza, Carmen Martín, tramita ahora el envío a Arabia Saudí de una comisión rogatoria para que tome declaración como imputado a Bin Talal. Éste aseguró a través de un comunicado, tras la denuncia formulada contra él por la joven modelo, que el supuesto encuentro entre ambos "sencillamente nunca sucedió", ya que, según señaló entonces, no se encontraba en Ibiza en la fecha de la presunta violación.       

Iñaki Urdangarin Arabia Saudí