El Gobierno subvenciona el Basque Culinary Center a mayor gloria de Bildu
  1. España
GARMENDIA LE DIO 7 MILLONES SIN CONVOCATORIA PÚBLICA

El Gobierno subvenciona el Basque Culinary Center a mayor gloria de Bildu

Los Príncipes de Asturias inauguran hoy el Basque Culinary Center (BCC), una facultad gastronómica de formación y difusión de los encantos de la cocina vasca. El

Foto: El Gobierno subvenciona el Basque Culinary Center a mayor gloria de Bildu
El Gobierno subvenciona el Basque Culinary Center a mayor gloria de Bildu

Los Príncipes de Asturias inauguran hoy el Basque Culinary Center (BCC), una facultad gastronómica de formación y difusión de los encantos de la cocina vasca. El diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano (Bildu) no acude al acto porque, según han difundido en un comunicado, los Príncipes "son el símbolo de la negación de este pueblo", aunque el Gobierno español le ha subvencionado el proyecto muy generosamente y sin convocatoria pública . Sí estará en un segundo acto de inauguración que se celebra por la tarde, cuando ya se hayan ido Don Felipe y Doña Letizia. Bildu tiene gran interés en este proyecto, un gran escaparate, en el que están los mejores cocineros vascos: Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Pedro Subijana, Karlos Arguiñano y Andoni Luis Aduriz, entre otros.

La formación abertzale no controlaba la Diputación de Guipúzcoa cuando el Ministerio de Ciencia y Tecnología concedió en 2009 una polémica subvención de siete millones de euros para la puesta en marcha del centro. La ministra Cristina Garmendia decidió aportar la ayuda de forma directa, sin sacarla a concurso, alegando que “su carácter singular y razones de interés público, social y económico dificultan su convocatoria pública”, según refleja el anuncio del BOE de 31 de octubre de 2009. Además, el Ministerio dispuso que los siete millones de euros se entregaran “por anticipado y sin necesidad de constituir garantía”.  El Gobierno vasco aportó otros tres millones de euros, la Diputación de Guipúzcoa uno y el Ayuntamiento de San Sebastián cedió los terrenos. Los seis millones de euros restantes hasta el presupuesto global de diecisiete millones han corrido a cuenta de patrocinadores privados, como Fagor y Eroski, muy ligados al PNV, y de la Universidad de Mondragón, que también es privada.

El comunicado difundido por la Diputación especifica que pese al rechazo a que sean los Príncipes quienes inauguren el BCC, la institución foral que ahora controla Bildu "forma parte de este proyecto y seguirá mostrando el mismo grado de compromiso adquirido desde un principio". Los abertzales no quieren perder el tirón propagandístico que puede sacársele a una iniciativa cultural en la que figuran los primeros espada de la cocina vasca -que suman un buen puñado  de estrellas Michelín- y que, paradójicamente, ha sido financiada en gran parte por el gobierno de la misma España contra la que se manifiesta Martín Garitano. Los estatutos del centro universitario recogen entre sus objetivos “La proyección Internacional del País Vasco y España como meca de la alta cocina mundial”.

Los citados cocineros vascos, que son miembros del patronato de la fundación, van a aportar su experiencia y participarán en actividades internacionales para difundir sus virtudes gastronómicas. Además, el Basque Culinary Center cuenta con un Consejo Asesor Internacional presidido por Ferrán Adriá y del que forman parte los chefs más laureados del mundo, como René Redzepi (Restaurante Noma, Dinamarca) o Heston Bluementhal (Restaurante Fat Duck, Reino Unido). Pese a la impotante inversión, sólo 56 afortunados, seleccionados entre 320 aspirantes, se han convertido en los primeros alumnos del BCC. Pagarán 8.000 euros por cada uno de los cuatro cursos con los que cuenta el título de Grado, aunque existe un sistema de becas.