ALGUNOS MEDIOS RETOCARON LA IMAGEN CON PHOTOSHOP

Una esvástica nazi se cuela en la procesión del Cristo de la Buena Muerte

El homenaje de la legión al Cristo de la Buena Muerte en Málaga cada jueves Santo se ha convertido, por su enorme dramatismo, en una de

Foto: Una esvástica nazi se cuela en la procesión del Cristo de la Buena Muerte
Una esvástica nazi se cuela en la procesión del Cristo de la Buena Muerte

El homenaje de la legión al Cristo de la Buena Muerte en Málaga cada jueves Santo se ha convertido, por su enorme dramatismo, en una de las imágenes más tradicionales de la Semana Santa española. Una unión cautivadora de lo religioso y lo militar que fascina a miles de personas, que capta cada año la atención de cientos de medios de comunicación de dentro y de fuera de España, y que en esta ocasión ha despertado la polémica debido a una fotografía distribuida por la agencia Efe.

Uno de los doce legionarios que levantaron a pulso la imagen del Cristo mostraba una esvástica nazi tatuada en su brazo izquierdo junto a otros símbolos. El detalle pasó inadvertido a ojos del gran público pero se puede apreciar, perfectamente, en las imágenes difundidas por los medios de comunicación de la celebración militar. Algunos de estos medios, incluso, optaron por borrar la esvástica con Photoshop.

La procesión contó, como es tradicional, a numerosos fieles y autoridades. Entre ellos, no han faltado, ni el alcalde la ciudad, el popular Francisco Torre, ni el actor Antonio Banderas, un confeso apasionado de la Semana Santa malagueña.

El legionario en cuestión, que formó parte del selecto grupo de militares que levantaba al popularmente conocido como Cristo de Mena, aparece en las imágenes con su brazo izquierdo, el mismo que utiliza para portar la talla, profusamente tatuado, esvástica incluida. Algo que se considera tabú en todo el mundo y que, por ejemplo, en Alemania está prohibido y sancionado por la legislación.

El uso de la simbología nazi está castigado en otros ejércitos europeos. En 2009, el ministro checo de Defensa, Martín Bartak, destituyó a dos oficiales de su ejército que pusieron en sus cascos símbolos nazis durante su misión en Afganistán. Bartak aseguró entonces que no había “lugar en el ejército para gente que adopte ideas como esas”. En 2006, otra polémica similar afectó al ejército alemán, pues varios soldados de la KSK exhibieron símbolos nazis durante una misión en Afganistán. El Ministerio de Defensa abrió una investigación para aclarar los hechos.

El legionario, que debido a la nueva normativa aprobada por el Ministerio de Defensa, sólo puede participar en este tipo de actos religiosos de forma voluntaria, también lleva tatuado en su codo una tela de araña, otra simbología asociada a las bandas neonazis.

Los novios de la muerte

Las tropas legionarias, unos 150 soldados, que participan en esta celebración proceden del Tercio “Duque de Alba” de Ceuta. El jueves desembarcaron en Málaga a bordo del buque Contramaestre “Casado” para cumplir con la tradición de portar al Cristo al son de los versos más conocidos de la legión. Esos que dicen que “soy un novio de la muerte que va a unirse en lazo fuerte con tal leal compañera”.

Los militares, entre los que han participado, según el Tercio, algunos musulmanes, desfilan por la ciudad uniformados y portando la imagen desde su templo hasta la Casa Hermandad de Málaga, situada en la plaza Fray Alonso de Santo Tomás. Y todo, porque se trata de la talla más vinculada al Ejército español.

La Legión se vinculó a la Congregación del Cristo de Mena en 1921. Siete años después, el Cristo fue reconocido como su protector por las autoridades militares y desde entonces la imagen acostumbra a presidir los actos que se celebran en los diversos acuartelamientos españoles.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
142 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios