Caso Gürtel: Ramón Blanco, el blanqueador de la trama Gürtel, detenido en una operación antifraude. Noticias de España
POR EVADIR EL PAGO DE 3,2 MILLONES DE EUROS EN ARANCELES E IMPUESTOS

Ramón Blanco, el blanqueador de la trama Gürtel, detenido en una operación antifraude

El Gran Blanqueador, José Ramón Blanco Balin, se esfuerza en hacer honor al sobrenombre con el que se ha hecho conocido en el ámbito judicial. El

Foto: Ramón Blanco, el blanqueador de la trama Gürtel, detenido en una operación antifraude
Ramón Blanco, el blanqueador de la trama Gürtel, detenido en una operación antifraude
El Gran Blanqueador, José Ramón Blanco Balin, se esfuerza en hacer honor al sobrenombre con el que se ha hecho conocido en el ámbito judicial. El hombre que llegó a ocupar la vicepresidencia de Repsol YPF gracias a su amistad en su día con José María Aznar y que ha estado implicado en algunos de las tramas de blanqueo de capitales más sonadas de los últimos años, como la propia red Gürtel, ha vuelto a ser detenido en Madrid. Ahora, en el marco de una operación contra el fraude fiscal coordinada por la Agencia Tributaria en Galicia en la que también ha sido detenido también José Luis Martínez Parra, dueño de la inmobiliaria Teconsa.

Tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número tres de Ferrol, que instruye el caso en secreto, ambos quedaron ya en libertad con cargos. Se les acusa de haber escatimado a Hacienda más de 3,2 millones de euros en aranceles e impuestos entre 2008 y 2009 a través de un negocio de importación de materiales de construcción y de clínker, un componente utilizado para fabricar cemento. Se saltaban, sistemáticamente, la aduana del puerto de Ferrol utilizando como pantalla la empresa Molienda de Clínker SL. Habrían introducido de esta forma toneladas de clínker en España procedentes de China.  

Blanco Balín, que llegó a ser amigo muy estrecho de Aznar e inspector de Hacienda como él, entró a formar parte del Consejo de Administración de Repsol YPF en 1996, tras la victoria electoral del PP. Su cercanía al ex presidente del Gobierno fue tal que Blanco Balín llegó incluso a escribir un libro de texto con él para el Centro de Estudios Financieros. En el año 2000, obtendría el cargo de vicepresidente y consejero delegado de Repsol cuando la compañía estaba presidida por Alfonso Cortina. Su nombre llegó a incluso a barajarse para sustituir a Miguel Boyer al frente de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH).  

Desde entonces, Blanco Balín empezó a relacionarse con la trama corrupta de empresarios vinculados al Partido Popular y que lideraba Francisco Correa para montar la estrategia de blanqueo de capitales de toda la red, según confesó Antoine Sánchez al juez Baltasar Garzón. Blanco se convirtió así en el administrador del entramado empresarial de varias de las compañías de Gürtel como Hator Consulting, Osiris Patrimonial o Inversiones Kintimani. 

Un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales reveló cómo el dinero lavado en paraísos fiscales con ayuda de Blanco Balín fue reinvertido después en ladrillo por la banda de Correa. Además, los ‘pinchazos’ de las comunicaciones carcelarias de los principales imputados en la trama corrupta también sirvieron para descubrir como el ex vicepresidente de Repsol coordinaba con su abogado los movimientos en las empresas patrimoniales de Correa. 

Consejero de Orange Market

Ramón Blanco figura también como consejero de Orange Market, filial en Valencia de Special Events, compañía desde la que presuntamente Francisco Correa ejercía de conseguidor de contratos públicos de las administraciones populares. Pablo Crespo -uno de los detenidos por Garzón, secretario de organización del PP en Galicia hasta 1999 y administrador único de Special Events- figura junto al propio Blanco desde el 17 de junio como apoderado en la sociedad Castano Corporate, dedicada a la promoción inmobiliaria. Tanto Crespo como Blanco habían sido administradores de la sociedad junto a Jacobo Gordon, actual administrador único y también imputado.

Sin embargo,  Garzón tuvo que dejarle en libertad en febrero de 2009 al no haber pedido para él las fiscales anticorrupción, Miriam Sánchez y Concha Sabadell, ningún tipo de medida cautelar después de que el juez le tomará declaración como imputados por los delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias.

A su salida de la Audiencia Nacional, Blanco Balín confesó a los periodistas que estaba “hasta los huevos”. “Cuando pongáis algo en los periódicos, hacedlo con algo de respeto. Os lo pido por mí y mi familia", reclamó. “No me gusta que mis hijos lean por la mañana que su padre es un delincuente".

Por otro lado, la estrecha relación de Blanco Balín y los Albertos -condenados por el Tribunal Supremo a más de tres años de prisión por estafa en el llamado caso Urbanor y absueltos en 2008 por el Tribunal Constitucional al entender que el delito había prescrito- se remonta al menos a 1995, cuando el Gran Blanqueador fue nombrado apoderado de Corporación Financiera Alcor, la sociedad que gestiona buena parte del patrimonio de los Albertos. Los primos, sin embargo, siempre han negado que “el abogado Ramón Blanco Balín haya trabajado a las órdenes de Alberto Cortina y Alberto Alcocer para ocultar en el extranjero decenas de millones de euros de los multimillonarios empresarios y primos”.
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios