SEGÚN UN INFORME DEL CONSEJO DE EUROPA

Los jueces del Supremo aún son los que más cobran de Europa pese al tijeretazo

Los jueces no han digerido el recorte salarial aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, e incluso consideran que pone en peligro su independencia

Foto: Los jueces del Supremo aún son los que más cobran de Europa pese al tijeretazo
Los jueces del Supremo aún son los que más cobran de Europa pese al tijeretazo

Los jueces no han digerido el recorte salarial aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, e incluso consideran que pone en peligro su independencia como uno de los Poderes del Estado. La "desmoralización" es mayor si cabe entre los magistrados que encaran el final de su carrera en órganos como el Supremo. Sin embargo, el último informe del Consejo de Europa sobre los sistemas judiciales del continente, presentado la semana pasada en Estrasburgo, muestra que los togados españoles del Alto Tribunal cobran más que la mayoría de sus colegas europeos.

 

El Consejo de Europa ha evaluado el estado de la Justicia en 45 países con datos de 2008, es decir, antes de que Zapatero anunciara el tijeretazo. No obstante, la diferencia entre el salario de los magistrados españoles y el de la mayoría de europeos es suficientemente amplia como para que los primeros continúen en la zona alta de la clasificación tras los recortes. La retribución bruta anual para un integrante del Supremo se situaba en 137.810 euros, sólo superaba por la de irlandeses (257.872 euros), suizos (227.446 euros), británicos (212.093 euros) y luxemburgueses (140.201 euros).

 

Si a este salario se le resta un 9,7%, el recorte máximo previsto para los jueces, la cifra resultante, 124.442 euros, continúa siendo superior a los ingresos de la mayoría de magistrados europeos. Los franceses cobran 107.011 euros; los daneses, 109.212; los islandeses, 73.463; los holandeses, 115.000; y los suecos, 96.634. En relación con el salario medio español, los togados del Tribunal Supremo ganan 4,7 veces más.

 

Pero el citado estatus no ha consolado a los magistrados españoles. "Es un recorte injusto. Uno espera llegar al final de su carrera con cierta holgura económica, sobre todo dada la responsabilidad y exposición mediática que se adquiere en el Supremo. Pero con la bajada salarial muchos estamos desmoralizados y pensando si no es mejor pasar los últimos años en la actividad privada", expresó un miembro del Alto Tribunal.  

 

En peor situación están los magistrados que comienzan su carrera. El tijeretazo ha aumentado la brecha salarial que separa a los jueces de primera instancia españoles de sus colegas de los principales países europeos. En 2008, el salario bruto anual en España era de 49.303 euros, mientras que un juez griego iniciaba su carrera con 51.323. La diferencia se dispara en la comparación con Chipre (71.668 euros), Reino Unido (105.526 euros), Noruega (83.239 euros), Bélgica (59.934 euros) o Países Bajos (70.000 euros). Sorprendentemente Francia, con 36.352 euros, e Italia, con 45.188, se situaban por debajo de nuestro país.

 

Recortes de 300 euros de media

 

Para Marcelino Sexmero, presidente de la Asociación Francisco de Vitoria, la segunda por número de afiliados, la "independencia económica de los jueces es indispensable para ejercer su responsabilidad como Poder del Estado". "Vamos a seguir insistiendo para que el Gobierno rectifique y no nos meta en el mismo saco que a todos los funcionarios. Que te quiten hasta 500 euros de la nómina afecta de forma importante a tu vida", señaló.

 

Las asociaciones judiciales han calculado en unos 300 euros el recorte medio mensual que están padeciendo los togados españoles tras el tijeretazo. Según Sexmero, un juez de una localidad de unos 50.000 habitantes no cobra más de 2.300 euros netos mensuales, mientras que un magistrado no alcanza los 3.500 euros. Precisamente, la reivindicación salarial fue uno de los motivos que desencadenó, en febrero de 2009, la primera huelga de jueces de la democracia. No obstante, las asociaciones judiciales reconocen que, en la actual coyuntura económica, resultaría muy impopular un paro de la magistratura como respuesta a los recortes salariales.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios