UN COSTE DESOBIRTADO PARA AGUIRRE Y PARA LA OPOSICIÓN

Gallardón ha gastado ya más de 500 millones de euros en el Palacio de Cibeles

Para el Partido Socialista de Madrid, la reforma del antiguo Palacio de las Telecomunicaciones, hoy reconvertido en nueva sede del Ayuntamiento de Madrid, se parece a

Foto: Gallardón ha gastado ya más de 500 millones de euros en el Palacio de Cibeles
Gallardón ha gastado ya más de 500 millones de euros en el Palacio de Cibeles
Para el Partido Socialista de Madrid, la reforma del antiguo Palacio de las Telecomunicaciones, hoy reconvertido en nueva sede del Ayuntamiento de Madrid, se parece a la historia que narraba la película “El Día de la Marmota”. Una especie de eterno retorno en el que cada equis tiempo el presupuesto municipal contempla una nueva partida dedicada a la costosa reforma del llamado Palacio de Gallardón. En septiembre, la Junta de Gobierno aprobó destinar otros 27 millones de euros a la reforma. Y en definitiva, el suma y sigue ha hecho que Alberto Ruíz Gallardón haya empeñado ya, según una estimación realizada por el PSOE de Madrid, más de 510 millones de euros.

Una suma que incluye el coste que para las arcas madrileñas supuso la compra del edificio, en la céntrica plaza de la Cibeles, más los gastos derivados de la transformación de la antigua sede de Correos en el nuevo Ayuntamiento. Un proyecto que incluye también un gran centro cultural. Según publica hoy el diario El País, solo la remodelación total del emblemático inmueble habría alcanzado ya los 124´5 millones de euros. El pasado mes de diciembre, el PSOE denunciaba también que los 41,1 millones dedicados entonces a la obra en el Proyecto de Presupuesto Municipal suponían, nada menos, que el 86% del presupuesto previsto para todo el distrito de Retiro, que cuenta con 150.000 habitantes. Hasta la propia Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad y rival interna de Gallardón, no ha ahorra críticas para lo que ella misma ha calificado como el “obrón de Cibeles”. 

Las cuentas son astronómicas en una época de crisis y de austeridad en las cuentas. Motivo éste de reiteradas quejas por parte de la oposición municipal, que critican que el Ayuntamiento haya seguido gastando grandes cantidades de dinero en esta obra, mientras se han  recortado en un 15% los contratos municipales. 

Y es que, para que el alcalde de Madrid pudiera cumplir con su propósito de trasladar la sede del Ayuntamiento de la Plaza de la Villa a la plaza de la Cibeles, tuvo, primero, que comprar el histórico edificio, que era propiedad del Estado. Se hizo mediante la cesión de varios edificios y propiedades municipales que alcanzaron un valor estimado de 339 millones de euros. En total, el Consistorio se deshizo de una parcela de 51.743 metros cuadrados en el PAU de Sanchinarro (91 millones), el edificio de las Cariátides, hoy reconvertido en sede del Instituto Cervantes, (88,5 millones), un edificio en la calle Álvarez Quintero (9,5 millones), otro en la calle Capitán Haya (133 millones) y un local en el Paseo de los Olmos (2 millones).

Tal y como ya contó este diario, en este año 2010, Gallardón se ha gastado en ´su`  Palacio la cuarta parte de lo que recauda con la tasa de basura. Y es que en esta historia de la Marmota, en el proyecto de presupuestos presentado en noviembre de 2009 por el consistorio, la remodelado incluía un gasto adicional de 37.445.530 euros que se destinaría a las reformas del recinto. La cantidad representa prácticamente el 23% de lo que ingresa el ayuntamiento por la polémica tasa.

24 millones en el despacho de Gallardón

Esperanza Aguirre ya dijo recientemente que "el obrón de Cibeles, si se hubiera empezado con la crisis ahora está claro que no se hubiera hecho”. Y para marcar distancias con su adversario interno, remarcaba que a  ella le gustaba más el antiguo edifico de la Plaza de la Villa. “Yo soy muy austera en todo, y más en las oficinas públicas, que deben ser reflejo de cómo gestionamos el dinero de los contribuyentes".
 
Solo el despacho que utiliza actualmente Alberto Ruíz Gallardón ha costado 24,5 millones de euros. Las dependencias tienen 78 metros cuadrados con vista a la mítica fuente de la Cibeles y cuentan con otros 22.500 metros cuadrados utilizados por el vicealcalde, Manuel Cobo, y varios concejales. 

La reforma del enorme edificio incluye la creación de un novedoso centro cultural que no ha hecho sino disparar aún más los costes de la obra. Así la idea de construir unos ascensores panorámicos, una cafetería y un restaurante han duplicado los costes previstos inicialmente. Así, la inversión, que se presupuestó en 40´8 millones de euros, ha ido creciendo hasta los 100 millones en partidas justificadas por las dificultades arquitectónicas del edificio o por la peatonalización de la calle Montalbán o de la entrada principal. En suma, más de 500 millones de euros que pasarán a la historia como el gran “obrón” que supuso la primera mudanza municipal en cuatro siglos de historia. 
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios