LA CASA REAL RECHAZA DAR TRANSPARENCIA A LAS CUENTAS DEL MONARCA

El Rey hará pública una parte de su agenda pero mantendrá el secreto sobre sus finanzas

El rey Juan Carlos ha aceptado hacer pública parcialmente su agenda oficial de actividades, que hasta ahora eran, en su mayoría, secretas. Pero el monarca se resiste

Foto: El Rey hará pública una parte de su agenda pero mantendrá el secreto sobre sus finanzas
El Rey hará pública una parte de su agenda pero mantendrá el secreto sobre sus finanzas
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    El rey Juan Carlos ha aceptado hacer pública parcialmente su agenda oficial de actividades, que hasta ahora eran, en su mayoría, secretas. Pero el monarca se resiste a levantar el velo de opacidad que cubre sus finanzas, como han hecho otras casas reales europeas. Un portavoz oficial del palacio de La Zarzuela recordó ayer a El Confidencial que la Casa Real "no tiene obligación" de someter su presupuesto al control del Tribunal de Cuentas, y aseguró que "la Corona española es más barata que la de Luxemburgo".

    Don Juan Carlos dispondrá este año de un presupuesto de 8,9 millones de euros que, según la Constitución, se destinarán al "sostenimiento de su Familia y Casa", y que el monarca "distribuye libremente"; es decir, que el Rey puede gastar ese dinero sin rendir cuentas a nadie. "Es una cantidad absolutamente ridícula si la comparamos con el conjunto de los Presupuestos Generales del Estado", sostienen desde La Zarzuela.

    Sin embargo, la monarquía española no se financia exclusivamente con la partida "Casa Real de Su Majestad el Rey" que figura en los Presupuestos del Estado, y que en 2010, por primera vez, no ha aumentado con respecto al ejercicio anterior. A esos 8,9 millones de euros habría que sumar, como mínimo, otra cantidad similar que aportan diversos ministerios para cubrir los gastos de la familia real, principalmente los de Administraciones Públicas -ahora de Política Territorial-, Defensa, Asuntos Exteriores y Presidencia.

    Empleados, viajes, palacios...

    El primero, por ejemplo, paga los salarios de la mayoría de los empleados de La Zarzuela, unos 140 en la actualidad; Defensa hace lo propio con la Guardia Real, el jefe del Cuarto Militar del monarca y los ayudantes de éste y el heredero, Felipe de Borbón; Asuntos Exteriores cubre todos los viajes de la familia real; y Patrimonio Nacional -dependiente del Ministerio de la Presidencia que dirige María Teresa Fernández de la Vega- hace frente a los gastos de mantenimiento y servicio del Palacio Real, El Pardo, La Granja o El Escorial, además del propio palacio de La Zarzuela y la residencia del Príncipe y Letizia Ortiz.

    La opacidad de las cuentas reales impide conocer con exactitud la contabilidad de la Casa Real y el coste de mantenimiento de la jefatura del Estado, y mucho menos fiscalizar el destino de los 8,9 millones de euros que don Juan Carlos distribuye a su antojo. Lo único que se sabe es que de esa cantidad salen los sueldos de los altos cargos de la Casa Real -entre ellos el de su máximo responsable, Alberto Aza-, así como las asignaciones de los Príncipes de Asturias, la reina Sofía de Grecia y las infantas.

    "Hay una absoluta transparencia interna de las cuentas de la Casa Real", afirman las fuentes de La Zarzuela consultadas, que aseguran que "no está previsto" modificar el modelo actual de financiación exenta de control. "El nivel de austeridad de la monarquía española es muy elevado", añaden las mismas fuentes.

    ERC, IU e IC-V presentaron el pasado mes de noviembre en el Congreso una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de este año para equiparar la asignación que recibe el Rey a la de José Luis Rodríguez Zapatero, que en 2010 cobrará un sueldo -también congelado- de 91.982 euros. Los tres partidos de izquierda exigieron, además, mayor transparencia al presupuesto de La Zarzuela y extender a los miembros de la familia real la obligación de declarar sus bienes y derechos patrimoniales. Pero tanto el PSOE como el PP se opusieron.

    Agenda oficial

    Lo que sí pretende la Casa Real es levantar, al menos parcialmente, el secreto sobre las actividades oficiales del monarca, según aseguraron ayer las fuentes consultadas. De hecho, La Zarzuela ya informó la semana pasada de los encuentros que don Juan Carlos mantuvo con los líderes sindicales Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo; con el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa y su sucesor en el cargo, Rodrigo Rato; o con el presidente de la Fundación para la Innovación Tecnológica, José Ángel Sánchez Asiaín.

    "A partir de ahora vamos a informar de algunas de las actividades y reuniones del Rey, pero siempre lo haremos a posteriori y con el consentimiento de las personas afectadas", señaló un portavoz de la Casa Real. Sin embargo, La Zarzuela ha silenciado el encuentro que, según publica hoy Abc, mantuvieron el pasado lunes el monarca y el líder del PP, Mariano Rajoy.

    Las únicas actividades del Rey de las que informa la Casa Real son las audiencias que semanalmente concede el monarca en el palacio de La Zarzuela. Pero sus habituales encuentros con políticos, empresarios o periodistas se mantienen en el más absoluto secreto.      

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    37 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios