Agentes del CNI entregaron el rescate a los piratas con fondos reservados
  1. España

Agentes del CNI entregaron el rescate a los piratas con fondos reservados

Agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) desplazados a Kenia entregaron a primera hora de la mañana del pasado martes a los secuestradores del Alakrana los

placeholder Foto: Agentes del CNI entregaron el rescate a los piratas con fondos reservados
Agentes del CNI entregaron el rescate a los piratas con fondos reservados

Agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) desplazados a Kenia entregaron a primera hora de la mañana del pasado martes a los secuestradores del Alakrana los más de 2,5 millones de euros de rescate que permitieron liberar sanos y salvos a los 36 tripulantes del atunero retenidos durante casi 50 días frente a las costas de Somalia, según han confirmado a El Confidencial fuentes muy cercanas a los servicios secretos del Estado.

Más de la mitad del rescate, según esas fuentes, procede de los fondos reservados del CNI -que el próximo año contará en su presupuesto con 17,8 millones de euros para gastos secretos que no requieren justificación-, y el resto ha sido aportado por Echebastar Fleet, la empresa vasca propietaria del pesquero secuestrado, que no disponía de toda la cantidad exigida por los piratas somalíes.

El dinero fue transferido a una cuenta bancaria en Nairobi, la capital de Kenia, con la intermediación de Ince & Company, un bufete internacional de abogados especializado en Derecho Marítimo y en la negociación y pago de rescates. La firma, cuya sede está en Londres, también ha asesorado al Gobierno durante el largo proceso negociador con los secuestradores, añaden las fuentes consultadas.

Según el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Echebastar Fleet, el armador del Alakrana -que también ha participado en las negociaciones desde la embajada española en Nairobi- deberá devolver al CNI el dinero adelantado con cargo a los fondos reservados del servicio secreto una vez que la compañía aseguradora del atunero vasco haga efectiva la indemnización incluida en la póliza.

En el caso del Playa de Bakio, secuestrado en abril de 2008 en aguas del Índico y liberado seis días más tarde, se siguió un procedimiento similar al del Alakrana, según recuerdan las fuentes consultadas: el CNI pagó el rescate y el armador del pesquero reintegró luego el préstamo, si bien los servicios de inteligencia aún no han recuperado todo el dinero adelantado.

Avioneta alquilada

Dos agentes del CNI recogieron el dinero el Nairobi y, en la madrugada del pasado martes, volaron en una avioneta civil alquilada -y pilotada por una tercera persona- que despegó desde un aeropuerto que las fuentes consultadas no pudieron precisar, aunque apuntaron como más probable la base aérea francesa de Djibuti, el diminuto país fronterizo con Somalia.

Desde esa misma base partió, el pasado 7 de octubre, el avión Hércules del Ejército del Aire que lanzó en paracaídas sobre el Índico a una unidad de operaciones especiales de la Armada enviada desde España para intervenir en caso de que las vidas de los tripulantes del Alakrana hubiesen corrido grave peligro. Los paracaidistas fueron recogidos en alta mar por la fragata Canarias, donde han permanecido embarcados hasta ahora.

Cuando la avioneta, al amanecer del martes, avistó al Alakrana -fondeado a menos de dos millas de la costa somalí-, realizó varias pasadas sobre el atunero para advertir a los piratas de su presencia. A continuación, los dos agentes del CNI arrojaron al mar un voluminoso fardo con el dinero del rescate, según las fuentes consultadas. Pocos minutos después, varios secuestradores abandonaron el pesquero y se dirigieron en un esquife a recoger el botín.

Rescate de Grecia Somalia Carme Chacón