Pelotazo en la Manga del Mar Menor: un campo de golf privado ocupa su mayor zona verde pública
  1. España

Pelotazo en la Manga del Mar Menor: un campo de golf privado ocupa su mayor zona verde pública

La que debería ser la mayor zona ajardinada pública de La Manga del Mar Menor perteneciente al municipio de San Javier está ocupada ilegalmente por un

placeholder Foto: Pelotazo en la Manga del Mar Menor: un campo de golf privado ocupa su mayor zona verde pública
Pelotazo en la Manga del Mar Menor: un campo de golf privado ocupa su mayor zona verde pública

La que debería ser la mayor zona ajardinada pública de La Manga del Mar Menor perteneciente al municipio de San Javier está ocupada ilegalmente por un campo de golf desde hace casi cuatro años.

Se trata de la suma de dos parcelas. Una, de 30.170 metros cuadrados destinada a “sistemas de espacios libre” (jardines públicos) en el planeamiento urbanístico; la otra de 4.175 metros cuadrados, calificada de “espacio dotacional público”. En total 34.345. Sobre ambas hay un campo de golf en funcionamiento, que se explota comercialmente desde hace al menos dos años.

El conjunto de campo de golf y la urbanización de bloques de pisos que lo flanquea es conocido como Veneziola Golf. El proyecto del campo fue tramitado en el Ayuntamiento de San Javier, que concedió licencia para destinar a “Jardín Privado” ese espacio público compuesto por las dos parcelas el 25 de agosto de 2004, sólo cinco días después de que el entonces alcalde de la localidad, José Hernández, hiciera la propuesta pertinente, el 20 de agosto de 2004.

El campo de golf con pista de pitch and putt se construyó inmediatamente y lo explota la sociedad mercantil Ladera Dos Mares del Mediterráneo, que está acabando de construir ahora, en ambos extremos del campo, y sobre parcelas urbanizables, dos conjuntos de cinco bloques de diez plantas cada uno.

La mercantil Ladera Dos Mares publicita el conjunto residencial en su página web como viviendas junto al mar con campo de golf. Según la documentación a que ha tenido acceso El Confidencial, en el Ayuntamiento de San Javier no consta fehacientemente la propiedad actual de esas dos parcelas de uso público según las normas subsidiarias sobre las que está el campo de golf privado.

San Javier no tiene Plan General Urbanístico aprobado finalmente. El anterior gobierno municipal dio luz verde en enero de 2007 a un Plan pendiente de aprobación definitiva. Pero, en el ínterin, el PP perdió la alcaldía y el control del consistorio tras las elecciones de mayo de 2007 y ahora es el PSOE, que gobierna en minoría, el que debe tomar las decisiones oportunas para elevar o no a definitiva la aprobación inicial.

Una tramitación veloz de PP y PSOE

Desde el principio hasta el final, todo lo relativo a esta tramitación fue muy deprisa, salvo lo relativo a dotar al conjunto golfístico de agua de riego propia. De hecho, el pasado dos de julio de 2007, por lo menos un año después de que el campo fuera abierto a sus clientes, un anuncio firmado por la nueva alcaldesa socialista, Josefa García Hernández, informó de que “se ha solicitado licencia para la construcción de una planta desaladora, en la urbanización Veneziola Golf”.

Ese anuncio era el corolario de un proyecto presentado el 8 de mayo de 2006 por el Administrador Solidario de Ladera Dos Mares del Mediterráneo S.A., Antonio Luis Gil Sánchez, para una “estación depuradora de aguas residuales de la Urbanización Veneziola Golf”.

La depuradora/desaladora acaba de ser terminada, coincidiendo prácticamente con el acabado de uno de los dos conjuntos de cinco bloques de pisos que flanquean el campo y cuyas aguas residuales deben abastecer a esa estación para regar los greens.

No se sabe cómo se ha venido regando hasta ahora, pero la instalación deportiva está funcionando a pleno rendimiento, en pleno corazón de la zona norte de La Manga, la que corresponde a San Javier, desde hace dos años.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más