Es noticia
Menú
Medio Ambiente concede una ‘lluvia’ de contratos públicos al socio de un alto cargo del Ministerio
  1. España

Medio Ambiente concede una ‘lluvia’ de contratos públicos al socio de un alto cargo del Ministerio

Se llama Adrián Baltanás y es el responsable de Acuamed, una sociedad dependiente políticamente del Ministerio de Medio Ambiente y cuyo objeto es invertir 4.000 millones

Foto: Medio Ambiente concede una ‘lluvia’ de contratos públicos al socio de un alto cargo del Ministerio
Medio Ambiente concede una ‘lluvia’ de contratos públicos al socio de un alto cargo del Ministerio

Se llama Adrián Baltanás y es el responsable de Acuamed, una sociedad dependiente políticamente del Ministerio de Medio Ambiente y cuyo objeto es invertir 4.000 millones de euros dentro de la conocida como ‘nueva cultura del agua’. Precisamente, se trata de los 4.000 millones que el PP destinó al trasvase del Ebro y que el PSOE derogó para apostar por la desalación.

Baltanás ya fue mano derecha de Cristina Narbona en la anterior etapa de gobierno del PSOE. De 1991 a 1996 fue Director General de Obras Hidráulicas con Narbona de secretaria de Estado en el Ministerio que entonces dirigía Josep Borrell. Tras la vuelta de los socialistas al poder en 2004 y de Narbona a Medio Ambiente, Baltanás regresó al equipo de la ministra como número dos ‘oficioso’, ya que desarrollar el programa A.G.U.A. era, sin duda, el gran reto de los socialistas y de este ministerio.

En concreto, según ha comprobado este diario, Iberhidra ha sido la adjudicataria de al menos siete contratos desde que el PSOE está en el poder por valor de casi siete millones de euros, dando un salto importante en su facturación. En 2005, últimos datos conocidos, casi dobló su facturación, hasta 2,3 millones de euros. En 2001 facturó un millón de euros; 1,3 millones en 2002; 1,46 millones en 2003 y 1,3 millones en 2004.

Baltanás y Casanova, socios en Acronia

El director general de Acuamed y hombre de confianza de la ministra Narbona es socio de Casanova en Acronia S.L. Pese a que fuentes de Acuamed aseguraron a este periódico hace unos meses que ya no eran socios (ver noticia del 16 de septiembre de 2005), lo cierto es que, al menos hasta diciembre de 2005, seguían siéndolo, según se desprende de los datos aportados por Iberhidra al Registro Mercantil.

Según esta memoria, Iberhidra tiene el 33% de Acronia, donde también tiene intereses Baltanás. Acronia se dedica a servicios de hospedaje. De hecho, cuando el ahora director general de Acuamed volvió al Gobierno en 2004 cesó de la empresa como administrador único y su lugar lo ocupó Pilar Pardo, según las fuentes consultadas, pareja sentimental de Baltanás.

El director general de Acuamed ha declarado a este periódico que "vendió su participación en Acronia a principios de 2006 y que Pilar Pardo dejó sus funciones en Acronia por las mismas fechas. Por lo tanto, ni Adrián Baltanás ni Pilar Pardo tienen ya relación con Acronia".

Otras fuentes del sector le quitan hierro al asunto. Aseguran que las relaciones entre ingenieros y consultores son constantes, “todos nos conocemos”, y que es normal que se den este tipo de situaciones. “Si se los merece, Iberhidra no puede dejar de recibir contratos porque Baltanás llegue al ministerio”, asegura a este diario el responsable de un Colegio de Ingenieros de una comunidad autónoma.

Se llama Adrián Baltanás y es el responsable de Acuamed, una sociedad dependiente políticamente del Ministerio de Medio Ambiente y cuyo objeto es invertir 4.000 millones de euros dentro de la conocida como ‘nueva cultura del agua’. Precisamente, se trata de los 4.000 millones que el PP destinó al trasvase del Ebro y que el PSOE derogó para apostar por la desalación.