San Román es socio de Bravo y Vázquez, los dos ‘sospechosos’ de provocar el ‘Tamayazo’
  1. España

San Román es socio de Bravo y Vázquez, los dos ‘sospechosos’ de provocar el ‘Tamayazo’

La Operación Malaya 2 cada vez se encuentra más cerca de la capital de España y, en concreto, de la sierra madrileña, donde en las últimas

La Operación Malaya 2 cada vez se encuentra más cerca de la capital de España y, en concreto, de la sierra madrileña, donde en las últimas décadas se han construido auténticas ciudades donde sólo había eriales. Y uno de los protagonistas de este boom urbanístico en el noroeste de Madrid es Fidel San Román, uno de los detenidos en la operación. “Es el hilo que lleva de los escándalos urbanísticos de Marbella a los de Madrid”, indican fuentes conocedoras del proceso.

Curiosamente, San Román, del que inexplicablemente apenas se están haciendo eco los medios, ha sido socio de Francisco Vázquez y Francisco Bravo. Estos dos empresarios fueron acusados de estar detrás del ‘tamayazo’: la renuncia de dos parlamentarios de la Asamblea de Madrid, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, del PSOE, que imposibilitó que Rafael Simancas se convirtiese en presidente de la Comunidad de Madrid para beneficio de Esperanza Aguirre.

Entre otras cosas, Bravo fue acusado de reservar una habitación de hotel para Eduardo Tamayo la noche de la deserción. El empresario reconoció este hecho en un comunicado en el que aseguraba que “el día 9 de junio, el señor Tamayo llamó al señor Bravo para pedirle que le reservara una habitación en un hotel porque, según sus palabras, ‘no puedo hacerlo yo por motivos que no puedo contar’”.

Según desvelaba ayer El Periódico de Aragón, Fidel San Román es el impulsor de la urbanización de miles de pisos en suelos rústicos junto a la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za). A través de Sanedi, una de las empresas del grupo San Román, adquirió casi 600 hectáreas de secano protegido al suroeste de Pla-Za en noviembre de 2002. Y San Román ha tratado de lograr que el Gobierno de Aragón impulse la recalificación de los terrenos para convertirlos en una zona residencial para tantos vecinos como Calatayud. Los socios iniciales de Sanedi en esta operación eran los citados Bravo y Vázquez.

Miles de pisos en suelo agrícola

Sanedi desembolsó en su día en torno a 18 millones de euros por las 574 hectáreas de Acampo Bergua, ubicado entre los límites de la Base Aérea, la autovía de Madrid y el campo de golf de La Peñaza, y llega hasta los límites del término de La Muela. Unas decenas de hectáreas -las situadas entre el AVE y la Base- fueron revendidas a la DGA por una cuantiosa suma para la primera ampliación de la plataforma logística.

El Diario de Aragón explica que la ciudad logística de Pla-Za consiste básicamente en la construcción de miles de pisos en suelo agrícola protegido, que pretende convertirse en un área urbana de alta calidad dirigida a los trabajadores de Pla-Za.

Pero la oposición del gobierno municipal, primero del PP y ahora del PSOE junto con CHA, no desanimaron a Sanedi. Fuentes oficiales de la empresa aseguraron tras destaparse la operación inmobiliaria que no renunciaban. Un portavoz apuntó que el proyecto era una "buena inversión" y que seguía teniendo "futuro" pese al rechazo municipal, por lo que se quedaban "a la espera".