Es noticia
Menú
El BCE sella su primer examen a CaixaBank con un mordisco de cuatro décimas al capital
  1. Empresas
INSPECCIÓN

El BCE sella su primer examen a CaixaBank con un mordisco de cuatro décimas al capital

El supervisor europeo estrena su relación con el mayor grupo español restando casi medio punto de capital al nuevo grupo, que por ello nacerá con menos de un 12% de solvencia

Foto: José Ignacio Goirigolzarri (i) y Gonzalo Gortázar, en rueda de prensa. (Reuters)
José Ignacio Goirigolzarri (i) y Gonzalo Gortázar, en rueda de prensa. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Banco Central Europeo (BCE) recibió la fusión entre CaixaBank y Bankia con una de cal y otra de arena. La de cal —la positiva— se supo en septiembre, con la aprobación de los modelos internos de riesgo de Bankia, lo que supuso una inyección extra de capital de 1,6 puntos, que se queda en medio punto con la fusión. La de arena ha llegado después, con una revisión adicional de los sistemas de las dos entidades, que se come prácticamente todo el efecto positivo anunciado en septiembre.

De este modo, el brazo supervisor del organismo, el Mecanismo Único de Supervisión (MUS), ha concluido recientemente una inspección de los modelos internos de las dos entidades en su cartera de grandes empresas que se ha saldado con un impacto de 40 puntos básicos de capital, según fuentes financieras consultadas por este medio. La mayor parte de este golpe en capital ha llegado por los modelos internos de CaixaBank, que provocan un 80% del aumento de los activos ponderados por riesgo (APR), el denominador en el cálculo de capital.

Foto: (EFE)

El MUS inició hace tres años una revisión de los sistemas con que los bancos miden sus riesgos. Hay entidades que se acogen a los modelos estándar diseñados por el supervisor, por lo que se tienen que ceñir a unos cánones oficiales: cada tipo de crédito implica un mayor o menor uso de capital. El foco ha estado sin embargo en los bancos que tienen modelos personalizados. El BCE quiere revisar y corregir situaciones en las que se estén concediendo créditos sin apenas asumir coste de capital.

De este ejercicio surge el requerimiento a CaixaBank y Bankia. El supervisor europeo ha estimado que las dos entidades tenían infraponderados los riesgos en su cartera de grandes empresas, por lo que ha exigido un aumento de sus APR, lo que provoca la caída del capital. Sin este efecto, 'CaixaBankia' nacería con una ratio de solvencia del 12%, y, sin embargo, será del 11,6%, por debajo del objetivo no oficial del 12% que ha venido fijando para las entidades españolas el supervisor en los últimos años.

placeholder Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE. (BCE)
Andrea Enria, presidente del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE. (BCE)

De no ser por el 'regalo' de septiembre en los modelos de Bankia, que sumó medio punto, el grupo se hubiera quedado cerca del 11% en capital, el más bajo del sector. Esta decisión del supervisor ha sido criticada por otros competidores del grupo catalán y el nacionalizado, al considerarse un impulso ligado a su anuncio de fusión.

Las dos entidades consideran que este golpe de capital es temporal, ya que se ha debido a que no tenían un historial de largo plazo de los impagos de sus grandes empresas. En su lugar, venían usando bases de datos de Moody's, algo que estaba pactado anteriormente con el Banco de España y que el BCE considera incompleto.

Revisiones pendientes

La revisión a los grandes acreditados es la tercera revisión de los modelos (TRIM, por sus siglas en inglés) que 'sufren' CaixaBank y Bankia. Ya han respondido ante el BCE de sus carteras hipotecarias y del riesgo de mercado. Les queda por ajustar el capital por sus créditos al consumo y los destinados a pymes. CaixaBank ya descontó en su plan estratégico que todos estos exámenes le podrían costar un punto de capital.

La fusión entre las dos entidades está actualmente sobre la mesa del Ministerio de Economía, el BCE, la CNMC y la CNMV para su aprobación, algo que se espera a finales del primer trimestre de 2021. La vicepresidenta Nadia Calviño pidió este miércoles que afronten los recortes de plantilla de "la forma más constructiva posible" y descartó que vaya a haber un calendario a corto plazo para vender el 16% que tendrá el Estado en la nueva entidad.

El Banco Central Europeo (BCE) recibió la fusión entre CaixaBank y Bankia con una de cal y otra de arena. La de cal —la positiva— se supo en septiembre, con la aprobación de los modelos internos de riesgo de Bankia, lo que supuso una inyección extra de capital de 1,6 puntos, que se queda en medio punto con la fusión. La de arena ha llegado después, con una revisión adicional de los sistemas de las dos entidades, que se come prácticamente todo el efecto positivo anunciado en septiembre.

Banco Central Europeo (BCE)
El redactor recomienda