Planeta pide oxígeno a KPMG por los 587 millones de pérdida latente en Atresmedia
  1. Empresas
DETERIORO DEL 75% DE LA INVERSIÓN

Planeta pide oxígeno a KPMG por los 587 millones de pérdida latente en Atresmedia

El grupo editorial, dueño de Antena 3, La Sexta y Onda Cero, pide al auditor que lo exima de tener que reconocer las relevantes minusvalías por su inversión

placeholder Foto: Sede de Planeta. (EFE)
Sede de Planeta. (EFE)

Planeta Corporación, el 'holding' de medios de comunicación propiedad de la familia Lara, se enfrenta a otro grave problema financiero. Tras solventar en 2019 los números rojos generados por su apuesta en Banco Sabadell, el grupo editorial negocia ahora con KPMG, el auditor de sus cuentas, para que lo exima de tener que provisionar las pérdidas latentes de 578 millones de euros por su inversión en Atresmedia. Un agujero que pondría en juego la viabilidad de la compañía.

Según han confirmado fuentes próximas a las negociaciones, Planeta ha pedido a KPMG que lo libere de la obligación de reconocer en su balance los casi 600 millones de euros de minusvalía que tiene entre lo que pagó por el 41,69% del capital de Atresmedia y lo que vale actualmente en bolsa. El grupo de medios de comunicación, propietario de Antena 3, La Sexta, Onda Cero y 'La Razón', tiene un valor actual de 537 millones de euros, tras haber perdido casi un 80% en los últimos cinco años.

Pasa Cartera, la sociedad a través de la cual Planeta y el grupo italiano De Agostini tienen el 41,69% de Atresmedia, tiene valorada esta participación en 749,78 millones de euros, con un fondo de comercio (diferencia entre lo que pagaron y lo que vale) de 587 millones. La minusvalía latente es mayor que la capitalización bursátil actual del 'holding' de medios de comunicación dirigido por Silvio González.

Las recomendaciones de prudencia por parte de los auditores invitan a reconocer estas pérdidas cuando la tendencia descendente se ha consolidado durante dos años y, por tanto, es cada vez más difícil atribuirlas a un factor extraordinario. Pero Planeta, como en su día hizo con su inversión en el Sabadell, se agarra a la norma que lo puede eximir de apuntarse estas minusvalías: tener influencia en el consejo de administración al contar con cuatro asientos en el órgano de gobierno. Entre otros, el de José Crehueras, que ocupa la presidencia de Atresmedia y de Planeta Corporación.

El papel de KPMG es muy relevante, porque la firma es la auditora de Atresmedia, de Pasa Cartera, de Planeta DeAgostini y de Planeta Corporación. En consecuencia, KPMG conoce cuánto vale realmente la compañía cotizada y si los argumentos del 'holding' de la familia Lara justificarían eludir el reconocimiento de la pérdida. En estos casos, el accionista suele acogerse a distintos métodos de previsiones de flujos de caja para explicar que la compañía debería valer más —valor en uso— de lo que cotiza en bolsa para no tener que apuntarse los números rojos.

En el caso de Atresmedia, las hipótesis clave sobre las que se basan estas proyecciones de flujo de efectivos se refieren a publicidad o audiencias

De hecho, KPMG apunta en su auditoría que el valor recuperable del fondo de comercio es uno de los aspectos esenciales de su informe por "la incertidumbre asociada a las citadas estimaciones y la significatividad del valor contable". "Nuestros procedimientos de auditoría han comprendido, entre otros, la evaluación de los criterios utilizados por los administradores en la identificación de los indicadores de deterioro de valor, así como la evaluación de la metodología y razonabilidad de las hipótesis utilizadas en la estimación del valor en uso mediante el método del descuento de flujos de efectivo, involucrando a nuestros especialistas en valoración", señala KPMG, que con esta afirmación admite haber revisado su método de valoración.

En el caso concreto de Atresmedia, "las hipótesis clave sobre las que basan estas proyecciones de flujos de efectivo se refieren principalmente a mercados publicitarios, audiencias, ratios de eficacia publicitaria y evolución de costes", indica la auditora.

El problema de la deuda

La situación es exactamente igual a la vivida con la inversión en Banco Sabadell, del que Planeta llegó a tener el 7% del capital, tras conformar en 2006 un núcleo duro que alcanzó el 15% de las acciones. Después de nueve años de pérdidas constantes, en 2015, el grupo catalán de medios de comunicación admitió parcialmente un deterioro de 300 millones de euros en 2015. Posteriormente, a finales de 2018, los Lara vendieron el último 2% que aún mantenían en la entidad financiera, de la que se salieron con unos números rojos de 500 millones.

El problema para Planeta, como ya ocurrió con el Sabadell, es el pago de la deuda en que incurrió para hacerse con el 41,69% de Atresmedia. Los Lara tienen pignorados 82,83 millones de acciones del grupo de medios (casi el 90% de su participación) como garantía del préstamo sindicado de 229 millones de euros que solicitaron para financiar la inversión. El principal acreedor es Banco Santander, que también es el mayor prestamista de Prisa.

Planeta Corporación, el 'holding' de medios de comunicación propiedad de la familia Lara, se enfrenta a otro grave problema financiero. Tras solventar en 2019 los números rojos generados por su apuesta en Banco Sabadell, el grupo editorial negocia ahora con KPMG, el auditor de sus cuentas, para que lo exima de tener que provisionar las pérdidas latentes de 578 millones de euros por su inversión en Atresmedia. Un agujero que pondría en juego la viabilidad de la compañía.

Atresmedia Antena 3 Grupo Planeta José Creuheras Provisiones
El redactor recomienda