Esperan superar las 2.000 reclamaciones

La bestia negra de Volkswagen y Mastercard reclama 800M a Nestlé, Danone y las lácteas

Uno de los despachos que llevan más macrocausas a nivel mundial se ha asociado con un bufete español para litigar contra el cártel de la leche, sancionado por la CNMC en 2019 por pactar precios

Foto: Una vaca lechera corre por un prado. (EFE)
Una vaca lechera corre por un prado. (EFE)
Adelantado en

El cártel lácteo se enfrenta a una mega reclamación de más de 800 millones de euros. El bufete internacional Hausfeld, uno de los mayores especialistas en demandas colectivas a nivel mundial, se ha asociado con Eskariam, un pequeño despacho español que ha logrado que más de 700 explotaciones ganaderas se unan para reclamar a los gigantes de la industria láctea en España.

La macrodemanda se dirige contra Calidad Pascual, Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), Danone, Grupo Lactalis Iberia, Nestlé España, Puleva, Schreiber Food España (proveedor de Mercadona), Central Lechera de Galicia (Celega), la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia y el Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña (GIL), empresas que fueron sancionadas por la CNMC en julio de 2019.

La autoridad de competencia que aún preside José María Marín Quemada impuso una multa de 80,6 millones de euros a los gigantes de la industria láctea por "intercambio de información comercial sensible" entre los años 2000 y 2013.

Esa reclamación es la que ha dado pie a levantar la macrocausa. David Fernández, CEO de Eskariam, explica a El Confidencial que estuvieron tiempo trabajando sobre este tema y vieron que había potencial para plantear una demanda colectiva. Sin embargo, necesitaban de algún socio para poder abordar un litigio de este tamaño, que busca la devolución del perjuicio causado a los ganaderos durante 13 años, con los intereses de demora y el lucro cesante más de 20 años después de que empezara la mala praxis que amonestó la CNMC.

De esta manera, contactaron con Hausfeld, despacho internacional de origen estadounidense afincado en Londres y con sede en las grandes capitales mundiales. Este bufete representa a más de 750.000 camioneros (más que todos los que hay en España) en otra macrocausa a nivel europeo como es la del cártel de los camiones. También han representado a miles de afectados por el 'dieselgate' de Volkswagen o los usuarios de Visa y Mastercard en el caso de las comisiones de las tarjetas de crédito que se saldó con compensaciones para los usuarios por 5.350 millones de euros en EEUU y Europa. En las comisiones excesivas, también participaron JP Morgan Chase, Bank of America, Citibank, Wells Fargo, Capital One y Barclays, lo que da cuenta de la magnitud de los gigantes a los que se enfrenta este despacho.

La macrodemanda se dirige contra Pascual, Capsa, Danone, Lactalis, Nestlé, Puleva, Schreiber, Celega, Empresas Lácteas de Galicia y el GIL

Otro problema para Eskariam a la hora de adentrarse en una causa de estas dimensiones era la financiera. Sin embargo, esa parte también cree tenerla resuelta. Por un lado, Hausfeld aportará la garantía en las reclamaciones. Es decir, si finalmente van a juicio y perdieran, asumiría el pago de las costas. En su oferta a los ganaderos, Eskariam asegura que los reclamantes no tienen que aportar nada y no tendrán que pagar en caso de derrota. Los abogados se llevan una parte en caso de victoria.

Por otro lado, Eskariam ha dado entrada en su accionariado con una participación minoritaria a Moira Capital, el fondo de Javier Loizaga. Uno de los costes más importantes que han tenido que asumir antes de lanzarse a este caso es un peritaje que ha realizado Compass Lexecon, una de las consultoras de antitrust más importantes de Europa, cuyos clientes suelen ser grandes multinacionales afectadas por cuestiones de competencia. Esta firma ha cuantificado el montante final al que pueden aspirar con esta reclamación.

Foto de archivo de una explotación ganadera. (EFE)
Foto de archivo de una explotación ganadera. (EFE)

David Fernández asegura que el número de llamadas de potenciales afectados para informarse es exponencial y esperan llegar a superar los 2.000 reclamantes antes del 11 de julio, que es la fecha en que se cumple un año de la sanción de la CNMC, y aunque la pandemia del covid-19 debería dar dos meses más para poder presentar reclamaciones, prefieren ser conservadores y mantener ese horizonte como límite.

Según señala, han contactado con grandes asociaciones de ganaderos como Agromuralla. Están centrados en explotaciones ganaderas de Asturias, Galicia y Castilla y León, pero asegura que cada vez reciben más llamadas (60 al día) de afectados en el sur. Además, el propio CEO de Eskariam reconoce que cuenta con la fuerza de ser el líder en esta reclamación, pero admite que a raíz de su búsqueda de afectados se ha generado competencia en distintos despachos de abogados a nivel local, que están intentando entrar también en esta macrocausa.

El cártel de la leche llevó la sanción de los tribunales a la Justicia ordinaria. En este momento, las grandes lácteas, defendidas por los principales bufetes de abogados de España, están en pleno proceso en la Audiencia Nacional. Los reclamantes creen que el proceso judicial será largo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios