foro organizado por FTI Consulting

Luis Garicano: "El mercado único bancario no existe, vamos cada vez más hacia atrás"

Europa debe reactivar el debate sobre la estabilidad financiera y la integración bancaria, según el líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo

Foto: Luis Garicano, líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo.
Luis Garicano, líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo.

Luis Garicano, líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, se ha empleado a fondo durante las últimas semanas para explicar en su despacho de Bruselas a periodistas y eurodiputados que ningún país europeo permitiría que sus políticos desobedecieran las leyes, y que, por ejemplo en Reino Unido, el delito de "conducta indebida en cargo público" que supondría esa desobediencia puede ser castigado hasta con cadena perpetua. El Estado español, aseguró, tiene todas las de ganar si explica en este contexto la posición de los independentistas en la crisis catalana. Además, en Europa inquieta "que se vendan cosas que no se pueden conseguir y que no son realistas”.

Los comentarios del eurodiputado se produjeron en un evento organizado por FTI Consulting al que asistió El Confidencial. Como invitado de honor al encuentro asistió, además de Garicano, el politólogo, escritor y columnista José Ignacio Torreblanca. Ambos pudieron conversar con los más de 200 asistentes que acudieron a la cita celebrada en la Casa de América de Madrid.

Objetivos: digitalización y medio ambiente

A ojos y oídos de Garicano, de lo que realmente se habla hoy en Europa de manera constante es de dos temas: la digitalización y el medioambiente. El eurodiputado aseguró que cualquier negociación que se realice teniendo muy en cuenta estas dos realidades tiene muchas probabilidades de llegar a acuerdos. Garicano afirmó también que, aunque hay una firme voluntad de llegar a acuerdos para conseguir descarbonizar la economía, hay ciertos aspectos que preocupan a todos los países. Entre ellos, la pérdida de competitividad que suponen los objetivos 2030 del acuerdo de París para los países que lo asuman.

Por eso, Garicano, junto con Macron, defiende el mecanismo de ajuste en la frontera de las emisiones de carbono. “Hay que evitar que la industria, que tiene que pagar los costes del carbono, deslocalice su producción a Marruecos y que al final existan las mismas emisiones de carbono a nivel global pero Europa pierda el mercado”.

Cualquier negociación que se realice teniendo en cuenta estas dos realidades tiene muchas probabilidades de llegar a acuerdos

Otra de las preocupaciones se ve reflejada en las manifestaciones de los chalecos amarillos en Francia y su protesta por la subida de los precios de los carburantes. “Son medidas que, sin duda, tienen muchas posibilidades de ser conflictivas, pero que tienen potencial de encontrar soluciones nuevas que lo consigan evitar”.

Una muestra de soluciones innovadoras que mencionó Garicano es una ‘startup’ de Estados Unidos que te permite eliminar tu contribución personal al cambio climático, cobrándote cuotas mensuales que utiliza la compañía para pagar a agricultores y que estos entierren el CO2. “Existen soluciones", subrayó.

¿Qué pasa si llega una nueva crisis?

“El mercado único no existe a nivel bancario, sector en el que, peligrosamente, vamos cada vez más hacia atrás”. A Garicano le preocupa que Europa tenga paradas ciertas medidas clave de estabilidad financiera y de integración bancaria, como por ejemplo los instrumentos de deuda común, conocidos por los especialistas como 'esbies', y el seguro de depósitos común europeo.

Juan Carlos Raposo (FTI), Sergio Vélez (FTI), Juan Rivera (FTI), Luis Garicano y Konstantin Sajonia-Coburgo (FTI).
Juan Carlos Raposo (FTI), Sergio Vélez (FTI), Juan Rivera (FTI), Luis Garicano y Konstantin Sajonia-Coburgo (FTI).

Al ser incluso más seguros que los bonos soberanos alemanes, los 'esbies' servirían de activo refugio y evitarían la pérdida de valor de los bonos nacionales, como los griegos o españoles, en momentos de crisis. Garicano hizo la propuesta en 2011 junto con un grupo de economistas y el Parlamento Europeo la aprobó en abril de 2018, pero todavía no ha salido adelante en el Consejo Europeo. De igual modo, el seguro de depósitos europeo, que protegería los depósitos de los ciudadanos hasta los 100.000 euros independientemente de la entidad en la que estén depositados y del país en el que vivan, no se ha conseguido aprobar en el Parlamento. “Ambos son recursos que se encuentran muertos en las instituciones pero que quizá se aprueben en cinco minutos si llega una nueva crisis”, afirmó.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios