MEDIANTE ERE Y REDUCCIÓN DE JORNADA

Banco Santander propone un severo ajuste para 2.160 empleados del Popular

Según información remitida esta mañana a los trabajadores, la entidad propone la salida inmediata de 1.585 personas, más la reducción laboral para otras 575

Foto: Nuevo diseño de las sucursales del Banco Popular.
Nuevo diseño de las sucursales del Banco Popular.

Banco Santander ya ha puesto sobre la mesa de los sindicatos su plan de bajas incentivadas y/o forzosas que afectarán tanto a los empleados del Banco Popular como a los de la matriz. Según información remitida esta misma mañana a los representantes de los trabajadores, la entidad propone la salida inmediata de 1.585 personas, más el traslado de otras 575. En total, más de 2.100 personas. Las prejubilaciones se ofrecen a partir de los 58 años de edad.

[Siga la cotización en bolsa]

Francisco Manuel Crego, director de relaciones laborales del Popular, ha enviado un comunicado a los sindicatos a través del cual les informa del inicio de un procedimiento de despido colectivo previsto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores. En el documento se especifican los centros de trabajo a los que va dirigido este expediente de regulación de empleo (ERE), entre los que destacan oficinas en Alicante, Almería, Oviedo, Barcelona, Burgos, Cádiz, Castellón, Córdoba, Girona, Granada, Baleares, A Coruña, Las Palmas, Málaga, Murcia, Sevilla, Valencia y, sobre todo, Madrid.

El responsable del banco informa además de que el Santander podrá también incluir en el plan de ajuste medidas de movilidad funcional, movilidad geográfica y otras de flexibilidad interna para atenuar los efectos del despido colectivo. Aunque en el comunicado no se concreta el número de afectados, fuentes próximas a las conversaciones indican que el ERE es para 1.585 personas, mientras que el traslado de empresas es para las 575 restantes. Este último colectivo es principalmente personal del área de tecnología del Popular, a quienes se les ofrece integrarse en el Santander.

Santander quiere que la salida de los trabajadores sobrantes se haga con celeridad, ya que advierte de que el proceso de negociación será “limitado en el tiempo”. La entidad ha invitado a los sindicados a que elijan ya la mesa de representantes para acelerar los despidos, que serán voluntarios si se alcanza la cantidad fijada. De lo contrario, será el banco el que aplique medidas forzosas. De momento, el Santander ofrece la prejubilación a los empleados que tengan 58 años y 15 años de servicio en cualquiera de los dos grupos.

Según otro comunicado interno remitido la semana pasada, en este ajuste se han involucrado personalmente Ana Botín, presidenta del grupo, Rodrigo Echenique, presidente del Popular, y Rami Aboukhair, consejero delegado de Banco Santander España y, desde finales de septiembre, también del Popular. En esa circular remitida a los empleados se les garantizó que el criterio para decidir las personas que saldrían sería el de la meritocracia, con independencia de si eran empleados de una u otra entidad.

Otro ERE en la recámara

Este ERE llega después de que tanto Santander como Popular aplicaran el año pasado despidos masivos para reducir su fuerza laboral y el número de oficinas. La reestructuración en el primero afectó a 1.380 personas y a 425 sucursales, mientras que en el segundo se vieron involucrados 2.592 empleados, el 17% de su plantilla. Previamente, Santander había cerrado 700 puntos de venta entre 2013 y 2014 con motivo de la fusión con Banesto, que trajo consigo el despido de unos 3.000 empleados.

Tras la absorción del Popular, Santander cuenta con 200.949 empleados, un 0,3% menos que tres meses antes, según los datos proporcionados por la entidad al cierre del tercer trimestre. De ellos, aproximadamente un 6% corresponde a Popular, que al término del primer trimestre de este ejercicio —la última vez que presentó resultados—contaba con 15.020 trabajadores, 13.449 de ellos en España.

Otras fuentes indican que con este plan de ajuste para un total de 2.160 personas no acaba la reestructuración de personal del nuevo grupo, puesto que para 2019, una vez que se terminen la integración tecnológica y la unificación de marcas, se espera la salida de un número similar de trabajadores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios