Orgullosos, con la venia del Príncipe
  1. Empresas
GEORGETOWN IMPULSA EL FORO 'MOMENTO ESPAÑA'

Orgullosos, con la venia del Príncipe

La semana de traje y corbata arranca en el Palace, escenario apropiado para abundar sobre el discurso de la recuperación y las posibilidades de España

Lunes, primera hora la mañana. La semana de traje, corbata y coches oficiales arranca con una cita en el Hotel Palace de Madrid, un escenario muy apropiado para abundar sobre el discurso oficial de la recuperación y las posibilidades de éste nuestro país. En esta ocasión, el evento tiene como protagonista a una institución académica estadounidense, la Universidad de Georgetown, promotora de un foro global bautizado como "Momento España", y a un anfitrión especial, el Príncipe Felipe de Borbón, antiguo alumno de la casa jesuita (Edmund Walsh School of Foreign Service) durante su formación en EEUU.

Para engalanar esta cita, la universidad estadounidense recurrió al andamiaje institucional de turno para garantizarse el éxito de convocatoria y la asistencia de público selecto. Como habrán adivinado antes de leer estas líneas, la primera mención especial y agradecimiento, después del Príncipe Felipe, fue para el banquero de negocios Borja Prado (Endesa) y para el financiero Francisco Luzón (ex Banco Santander) "por sus generosas contribuciones", como subrayó John De Gioia, presidente de la Georgetown, aunque se entiende que con cargo a las instituciones que representan.

Todos los presentes demostraron estar encantados de encontrarse en la cita, muy alineada con el espíritu de 'Marca España', la plataforma gubernamental montada para restituir la imagen de nuestro país. De hecho, el Alto Comisionado de la cosa, Carlos Espinosa de los Monteros, expresidente de muchas compañías y todavía consejero de otras tantas, moderó la primera mesa de ponentes, un popurrí donde se mezclaron sin mucha miga el futbolista Emilio Butragueño (Real Madrid), el cocinero Quique Dacosta y el cantante Alejandro Sanz con los empresarios Gabriel Escarrer (Melia) y Rosa Oriol (Tous).

Como ocurre en este tipo de eventos, la importancia no radica en las intervenciones de los ponentes, aunque siempre haya una excepción que confirme la regla, y esa fue protagonizada por el científico español Valentín Fuster, eminencia mundial en asuntos cardiovasculares y también experto a la hora de identificar a mecenas que financien sus proyectos. Sus palabras motivadoras, incidiendo en la obligación de servir a la sociedad, pretendían despertar la conciencia de los presentes, pues "tengo la impresión de que a ustedes les han ido las cosas bien… y habrán trabajado mucho para lograrlo".

Lo importante del foro 'Momento España' era estar allí, en las sesiones de mañana o tarde, y hacer acto de presencia en los predios del Príncipe Felipe, aunque fuera para hablar del Real Madrid, como hizo Florentino Pérez. No en vano, por la articulación del evento, todo giró en torno a la figura del heredero, que estuvo arropado por algunos amigos íntimos, como los banqueros Pedro López de Quesada (Citi) y Javier López Madrid (Tressis), y por algunos empresarios muy bien relacionados con la Corona, comoJuan Miguel Villar Mir (OHL), Javier Monzón (Indra) o Juan Lladó (Técnicas Reunidas).

El presidente de Endesa, Borja Prado, durante su intervención (E. Villarino)A pesar del esfuerzo de Borja Prado por alabar el "carácter reformista de este foro", pesaron más los personajes de "costumbres tradicionales" habituales de estas citas, como se definió así mismo el presidente de Endesa, en torno a los cuales pululan con frecuencia banqueros de negocios, como los presentes Olaf Díaz Pintado (Goldman Sachs), Joaquín Arenas (Merrill Lynch) o Pedro Fernández de Santaella (ex Barclays). Al menos, la cita hizo hueco también al punto de vista más terrenal que que encarnan directivos como Iñigo Meirás (Ferrovial), Ignacio Martín (Gamesa) o Luis Maroto (Amadeus).

El boato montado bajo la marca de la Universidad de Georgetown tenía como claros destinatarios al embajador de EEUU en España, James Costos, y al dinero internacional procedente de Latinoamérica, escoltado en el almuerzo por el nobel peruano Mario Vargas Llosa y por el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, y su 'segunda', Monserrat Gomendio, momento en el que se dejaron ver otros veteranos del empresariado nacional como Arturo Fernández, necesitado de un salvador para Grupo Cantoblanco, y Pedro Ballvé, que cedió el protagonismo a su accionista mexicano (Grupo Alfa).

Aprovechando la presencia del Príncipe Felipe de Borbón, el desfile de paneles y ponentes, con sus interminables cartas de credenciales y méritos profesionales, equivalió al más exagerado besamanos de un acto oficial en el Palacio de la Zarzuela. Aun así, hubo quienes dieron plantón de última hora, como el ejecutivo Francisco Reynés (Abertis), que asistió al nacimiento de su hija, o el deportista Fernando Alonso, que fue sustituido por Alejandro Sanz, quien se remitió a leer un texto (se le supone la autoría) para cumplir con su intervención. Más que el contenido, lo importante era dejarse ver.

Príncipe Felipe James Costos Emilio Butragueño Borja Prado Eulate Francisco Luzón Javier Monzón Alejandro Sanz Mario Vargas Llosa Técnicas Reunidas Noticias Florentino Pérez Marca España
El redactor recomienda