NO QUIERE RECLAMACIONES DE LOS TITULARES DE PREFERENTES

La CNMV exige garantías para evitar que Liberbank se desplome en su estreno bursátil

La CNMV está muy preocupada por el posible hundimiento de las acciones de Liberbank cuando comiencen a cotizar en bolsa. Por ello, ha exigido a los

Foto: La CNMV exige garantías para evitar que Liberbank se desplome en su estreno bursátil
La CNMV exige garantías para evitar que Liberbank se desplome en su estreno bursátil
La CNMV está muy preocupada por el posible hundimiento de las acciones de Liberbank cuando comiencen a cotizar en bolsa. Por ello, ha exigido a los colocadores (Renta 4 y Barclays) que busquen fórmulas para contener el previsible flujo de ventas (flow-back) en el estreno del valor. En principio, se pretende evitar con la utilización de un mercado gris para fijar las primeras posiciones y con los incentivos ofrecidos por la entidad para que los tenedores de preferentes no vendanlas acciones que van a recibir a cambio de sus títulos. Cualquier caída respecto a la valoración dada por el FROB a Liberbank supondría pérdidas para estos inversores, y el supervisor quiere evitar a toda costa un aluvión de reclamaciones por este asunto.

El viernes pasado, Liberbank anunció que canjeará las preferentes y la deuda subordinada en manos de minoristas sin quita, si éstos aceptan una combinación de CoCos (bonos convertibles contingentes) a cinco años y acciones de la entidad. Además, para endulzar el canje, ofrece un cupón del 7% en los CoCos y un incentivo de permanencia del 6% anual para los que mantengan las acciones durante dos años. Con esta rentabilidad, Liberbank espera contener las ventas masivas por parte de los minoristas.

Sin embargo, fuentes del mercado no lo tienen ni mucho menos tan claro. El precio al que se canjearán las preferentes es el valor otorgado por el FROB a Liberbank, es decir, su valor en libros: 1.113 millones. Pero ningún banco español cotiza en bolsa a su valor en libros, sino por debajo: Santander y BBVA, a 0,8 veces este valor, y los medianos Popular y Sabadell, a 0,6. En consecuencia, Liberbank no debería cotizar por encima de esos niveles, lo que implicaría un desplome de en torno al 40%. Desplome que significa un porcentaje similar de pérdida para los inversores.

Para evitar un cataclismo así en los primeros días de cotización, la CNMV ha exigido a los dos bancos agentes de la operación (no son colocadores realmente porque no se colocan acciones, simplemente salen a cotizar en lo que se conoce como listing) tomen medidas para que la salida a bolsa sea ordenada. La principal es lo que se conoce como sales facility, es decir, un mercado previo informal gestionado por Barclays y Renta 4 en el que se puedan poner órdenes de compra y venta para cruzar precios de forma controlada.

Algunas fuentes aseguran que el supervisor no considera suficiente este sistema y quiere garantías adicionales para evitar el temido desplome. Según estas fuentes, la comisión que preside Elvira Rodríguez quiere evitar como sea que los tenedores de preferentes dirijan contra ella una avalancha de reclamaciones por la pérdidas sufridas en esta caída, después de que se les dijera que no iban a perder nada con el canje. Según anunció el martes la propia Rodríguez, las reclamaciones ante el supervisor se multiplicaron por cinco el año pasado hasta 11.000; pero se trataba de reclamaciones contra las entidades, no contra la propia CNMV. 

La CNMV advierte de las pérdidas potenciales

La Comisión ha autorizado este miércoles el folleto de canje de híbridos -previo al de salida a bolsa- en el que ha incluido una advertencia en la que expresa estos temores: "Los tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada a los que se dirige la oferta de recompra deben de considerar que, según las estimaciones contenidas en los informes de valoración solicitados por Liberbank, el valor de los instrumentos que se entregan a cambio (acciones o combinación de acciones y obligaciones subordinadas necesariamente convertibles) es superior al valor de mercado de los instrumentos que ahora poseen, aunque para la mitad de los casos resulta inferior a su valor nominal. En esos casos, la venta inmediata en mercado de los valores recibidos implicaría una pérdida sobre el importe originariamente invertido".

No contenta con eso, añade que "la valoración de los instrumentos ofrecidos está basada en la valoración de las acciones de Liberbank realizada por el FROB. Una vez que dichas acciones se admitan a negociación, su precio de mercado podría situarse por debajo del valor estimado por el FROB. En este caso, los inversores que vendiesen las acciones u obligaciones ahora recibidas experimentarían una pérdida adicional a la indicada en los párrafos anteriores".

Mejor acciones que preferentes

Fuentes cercanas a la entidad aseguran que, aunque haya una caída inicial, los que mantengan dos años las acciones recuperarán como mínimo el 100% de su inversión y, además, la rentabilidad del 6% es altísima para los estándares de la bolsa. Y añaden que, en todo caso, es mejor eso que tener una deuda perpetua e ilíquida como eran las preferentes, o a muy largo plazo como la subordinada. Según ha comunicado Liberbank, el período para acudir al canje comenzará mañana 14 de marzo y terminará el 26 de marzo.

Sin embargo, desde distintas asociaciones de afectados por las preferentes recuerdan que el perfil de los tenedores de estos títulos no es el de un inversor en bolsa sino de un ahorrador en depósitos bancarios, y que este canje les obliga a esperar otros cinco años (el vencimiento de los CoCos) para recuperar de una vez su dinero... si es que lo recuperan, porque en la incierta situación económica actual siembra muchas dudas sobre el comportamiento bursátil de Liberbank, y temen que acabe como Banca Cívica o Bankia; es decir, con grandes pérdidas para los accionistas.

En todo caso, los tenedores de preferentes y subordinada están condenados a acudir al canje voluntario; de lo contrario -si no se alcanza un 90% de aceptación de este canje-, el FROB impondrá inmediatamente a los inversores que no la acepten una recompra obligatoria en los términos establecidos por Bruselas, es decir, con una quita en torno al 40% para las preferentes y con un canje sólo por acciones, sin CoCos
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios