Golpe mortal del Constitucional al megaproyecto inmobiliario de Iberdrola en Murcia
  1. Economía
BANKIA Y BMN TAMBIÉN SON SOCIOS DE UNA INVERSIÓN DE 4.000 MILLONES

Golpe mortal del Constitucional al megaproyecto inmobiliario de Iberdrola en Murcia

Iberdrola ha recibido un golpe mortal para su gran proyecto inmobiliario en Murcia. La pasada semana el Tribunal Constitucional anuló el Plan Urbanístico del Gobierno Murciano

placeholder Foto: Golpe mortal del Constitucional al megaproyecto inmobiliario de Iberdrola en Murcia
Golpe mortal del Constitucional al megaproyecto inmobiliario de Iberdrola en Murcia

Iberdrola ha recibido un golpe mortal para su gran proyecto inmobiliario en Murcia. La pasada semana el Tribunal Constitucional anuló el Plan Urbanístico del Gobierno Murciano que desprotegía Marina Cope, en los municipios de Lorca y Águilas. Con ello, Marina Cope vuelve a ser una reserva natural protegida y la inversión de 4.000 millones prevista en la zona se queda en el aire.

La decisión ha sido celebrada como una victoria por los ecologistas y calificada como irrelevante por el Ejecutivo murciano que preside Ramón Luis Valcarcel (PP), ya que el momento que atraviesa el sector inmobiliario hacía que el proyecto estuviese durmiendo el sueño de los justos. Pero para los promotores privados del mismo supondrá un golpe mortal. El principal afectado es Iberdrola, con el 60%. Sus otros dos socios son Bankia y BMN, con un 20% cada uno. Juntos controlan la sociedad Urbanizadora Marina Cope S.L. Tanto Bankia como BMN heredaron sus proyectos.

Originariamente, Iberdrola vendió en 2005 el 40% del proyecto a Bancaja y Caja Murcia. Ingresó por la operación 36 millones de euros, lo que valoraba entonces la sociedad resultante en 90 millones de euros. Tras la sentencia de Constitucional, Marina Cope será uno de los pocos deslices inmobiliarios del presidente de BMN, Carlos Egea, famoso por haber sido capaz de quedar al margen de los desmanes del sector en una provincia tan proclives a ellos como Murcia.

Proyecto faraónico

Marina Cope era un proyecto faraónico, incluso en una época como la de la burbuja inmobiliaria, en la que la exageración era la norma. Los 4.000 millones de inversión se iban a dedicar a levantar 9.000 viviendas, mayoritariamente segunda residencia; 22.000 plazas hoteleras, seis campos de golf y una marina con 2.000 amarres.

En 2001, el Gobierno autónomo murciano aprobó el planeamiento urbanístico que permitía construir en estas 11.000 hectáreas de zona virgen protegida. Ahora el Constitucional ha tumbado este cambio legal, gracias a un recurso de los socialistas de Murcia.

Autopista hacia ninguna parte

Lo único que se ha construido es la autopista Cartagena-Vera, que va directamente a ninguna parte o, lo que es lo mismo, a la zona virgen que ahora nunca se urbanizará. Esta vía de peaje es, junto con las radiales de Madrid, uno de los mayores naufragios del sector de infraestructuras. Supuso una inversión de 732 millones y ha solicitado el preconcurso, con una deuda de 550 millones. Los socios de esta autopista son Globalvía (FCC), Unicaja, que forma parte de Ceiss y CAM, ahora integrada en Banco Sabadell. Marina Cope merecerá un lugar de honor en el museo de los desastres de la burbuja inmobiliaria.

Iberdrola Renovables Mercado inmobiliario Asociación Española de Promotores Inmobiliarios (Asprima)