OTORGÓ AL MENOS 148 PRÉSTAMOS POR VALOR DE 5 MILLONES

Clientes de Ruralcaja se querellan por culpa de créditos irregulares

La caja rural de Valencia, Ruralcaja, otorgó en su día numerosos créditos irregulares a través de dos empleados presuntamente desleales. Cinco clientes interpusieron en 2008 una

Foto: Clientes de Ruralcaja se querellan por culpa de créditos irregulares
Clientes de Ruralcaja se querellan por culpa de créditos irregulares

La caja rural de Valencia, Ruralcaja, otorgó en su día numerosos créditos irregulares a través de dos empleados presuntamente desleales. Cinco clientes interpusieron en 2008 una querella criminal a la que ha tenido acceso El Confidencial y que ha sido admitida a trámite en el juzgado de primera instancia número 5 de L’Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad de Cataluña.

La querella afecta a Ruralcaja, actualmente integrada en el grupo CRM, pero también a los dos trabajadores desleales, José Reina Santos y Joaquín Elcacho Martínez.

Con la querella han aflorado otros préstamos irregulares que Cajarural había dado en otros puntos de España. Eran irregulares porque se daban en su mayoría como créditos personales con un máximo de 30.000 euros para sortear los mecanismos de control de riesgo de la entidad. Según consta en la querella, los empleados se ponían en contacto con los clientes y los convencían de solicitar el crédito a cambio de percibir 1.500 euros.

Fuentes de Ruralcaja han señalado que el proceso judicial se inició  por parte de esta misma entidad, que presentó una denuncia en los juzgados de L’Hospitalet, previa a la querella de los clientes. Advierten las fuentes que por ahora el juzgado no ha imputado a nadie, ni siquiera a la propia Ruralcaja.

Como consta en la querella presentada por el abogado Santos Miguel Carbonell, en todos los casos se advertía a los perjudicados que no recibirían el crédito, que en realidad iba a ser para financiar a dos constructores que operaban en Alicante: Joaquín Longares y Javier Benayas. Ellos iban a ser, en principio, los que devolviesen el préstamo.

Pero finalmente Ruralcaja solicitó el retorno del dinero no a estos promotores sino a los clientes, que se encontraron con la paradoja de que no sólo no tenían el dinero del crédito sino que además tenían que devolver la deuda. Lo querellantes calculan que, como mínimo, Ruralcaja dio al menos un total de 148 créditos bajo estas prácticas irregulares que sumarían cerca de 5 millones de euros. Ruralcaja rebaja esta cifra de créditos pero no la concreta a la espera de que se pronuncien los tribunales.

Reclamación por la vía civil

Pese a que fueron empleados de Ruralcaja los que impulsaron esta práctica y sus departamentos de control de riesgos los que fueron burlados, la entidad ha reclamado el retorno de los préstamos a, al menos, 148 perjudicados. Según fuentes judiciales, un total de cinco particulares han preferido pagar. Pero otros se han resistido legalmente y por ahora los tribunales están paralizando las peticiones por la vía civil de Ruralcaja a la espera que se resuelva la querella criminal contra la entidad y sus antiguos empleados que se dirime en los tribunales catalanes.

En la querella se pone de manifiesto que L’Hospitalet no fue la única ciudad en la que se puso en práctica esta política. En dos ciudades de Mallorca, Inca y Manacor, se han registrado casos similares.

Ruralcaja traspasó su negocio bancario a grupo CRM. CRM en este momento está presidido por Eduardo Ferrer. La entidad valenciana suma 11.389 millones de activos y en 2011 ganó 10,2 millones de euros, según consta en su memoria de ese año.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios