Los bancos se conjuran para quedarse con el proyecto estrella de los Sanahuja en Barcelona
  1. Economía
EL DESARROLLO INMOBILIARIO DE FINESTRELLES

Los bancos se conjuran para quedarse con el proyecto estrella de los Sanahuja en Barcelona

Los bancos acreedores de la familia Sanahuja se han conjurado para arrancar el proyecto inmobiliario de Finestrelles, la construcción de un nuevo barrio en el sur

placeholder Foto: Los bancos se conjuran para quedarse con el proyecto estrella de los Sanahuja en Barcelona
Los bancos se conjuran para quedarse con el proyecto estrella de los Sanahuja en Barcelona

Los bancos acreedores de la familia Sanahuja se han conjurado para arrancar el proyecto inmobiliario de Finestrelles, la construcción de un nuevo barrio en el sur de Barcelona que incluirá más de 800 viviendas, un centro comercial y torres de oficinas, según han avanzado fuentes del sector inmobiliario.

Este acuerdo afecta a entidades como el BBVA, CaixaBank, CAM, Bankia, Banco Sabadell y Banco Popular, que esperan que cuando se firme el acuerdo para que la mayoría de sociedades vinculadas a Sacresa, propiedad de la familia Sanahuja, salga del concurso de acreedores poder iniciar la promoción de viviendas. La deuda de los Sanahuja suma 1.600 millones.

Finestrelles es la promoción inmobiliaria más importante del área de Barcelona, en Esplugues de Llobregat, equivalente a lo que en su día fue la construcción de Diagonal Mar. Los bancos prevén que la promoción de Finestrelles resulte más lenta y que la primera fase se prolongue durante los próximos cinco años. En este caso se trataría de dinamizar el que está considerado como uno de los mejores suelos del entorno de la capital catalana.

De todas las sociedades sólo se espera que Sacresa Terrenos II pase directamente a liquidación, ante la negativa de algunos bancos como Royal Bank of Scotland a aceptar altos niveles de quita. Pero el resto de sociedades podrían salir del concurso en un acuerdo que podría firmarse esta misma semana.

Garantías de Metrovacesa

La base de este acuerdo que permitirá a la mayoría de las sociedades en concurso salir de la tutela judicial es que los bancos asuman la propiedad de activos y terrenos de los Sanahuja, lo que afectará a los terrenos de Finestrelles, que quedarán en manos de los bancos.

Estos bancos habían aceptado los terrenos de Finestrelles como garantía de los créditos que otorgaron a Román Sanahuja y su familia para asaltar Metrovacesa. Cuando finalmente no pudieron hacer frente a los préstamos, los bancos no sólo se quedaron con el control accionarial de Metrovacesa sino, como pasará finalmente, también de los terrenos potencialmente más rentables del área de Barcelona, que suman más de 40 hectáreas.

Parcelación para la banca

Como los bancos implicados son varios, las entidades han optado por planear una parcelación de los terrenos de manera que cada acreedor se quede un activo. Luego el desarrollo precisará el acuerdo de los grupos financieros, lo que hará la promoción más lenta.

Los bancos han asumido que colaborar es la única manera de movilizar el suelo y poder rentabilizarlo cuando se pueda empezar a vender las viviendas y el ciclo inmobiliario se haya empezado a recuperar.

La Seda de Barcelona