EL VASCO FUE CONSEJERO DELEGADO DE BBVA

Goirigolzarri, treinta años de experiencia para sacar a Bankia del agujero

José Ignacio Goirigolzarri (Bilbao, 1954) es el hombre escogido por Rato para ponerse al frente de Bankia. Será el primer cargo de máxima relevancia para el

Foto: Goirigolzarri, treinta años de experiencia para sacar a Bankia del agujero
Goirigolzarri, treinta años de experiencia para sacar a Bankia del agujero
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    José Ignacio Goirigolzarri (Bilbao, 1954) es el hombre escogido por Rato para ponerse al frente de Bankia. Será el primer cargo de máxima relevancia para el vizcaíno, ex 'número dos' de FG en BBVA, aunque su carrera siempre ha transitado las plantas nobles de la banca comercial española. Licenciado en Económicas por la Universidad de Deusto y con un máster en dirección estratégica por la Universidad de Leeds, comenzó su carrera en 1978 en Banco de Bilbao, donde terminó por convertirse en la mano derecha del consejero delegado Pedro Luis Uriarte. 

    Su importante papel en la fusión de BBV y Argentaria, así como el diseño de productos de éxito como el famoso 'Libretón BBV' -que captó 750.000 nuevos clientes-, le impulsaron en la entidad tras la caída de Uriarte e Ybarra, obligados a salir tras descubrirse la existencia de unas cuentas secretas en la isla de Jersey. De la dirección estratégica para España y América Latina ascendió a consejero delegado en 2001, coincidiendo con el nombramiento de González (Argentaria) como presidente de BBVA, una maniobra promovida desde Moncloa. Y es que se da la circunstancia de que fueron Pizarro y el propio Rato los que nombraron a FG presidente de la pública Argentaria, atalaya desde la que accedería al mando de la fusión.

    Desde entonces el vizcaíno ha esperado en 'pole position' la jubilación de González. El momento no llegó y Goirigolzarri abandonaría BBVA “de mutuo acuerdo” en 2009, después de más de treinta años en la entidad vasca, tras conocer la intención de FG de continuar al menos tres años más. Fue un salida envuelta en polémica, ya que el bilbaíno firmó una pensión vitalicia que le asegura tres millones anuales, para los que BBVA tuvo que aprovisionar 52,5 millones de euros. 

    En los últimos años el nombre de Goirigolzarri ha sonado para diversos puestos relacionados con el Banco de España, especialmente en lo que se refiere a manejar entidades con problemas financieros, una idea que ha terminado de concretarse hoy.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    3 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios