Horta-Osorio se deshace de sus acciones de Santander y se embolsa 1,27 millones
  1. Economía
VENDIÓ 145.000 ACCIONES TRAS CAUSAR BAJA POR ESTRÉS

Horta-Osorio se deshace de sus acciones de Santander y se embolsa 1,27 millones

El día 2 de noviembre saltó el bombazo en la City londinense. Lloyds Banking anunció que su consejero Antonio Horta-Osorio causaba baja por estrés y quedaba

placeholder Foto: Horta-Osorio se deshace de sus acciones de Santander y se embolsa 1,27 millones
Horta-Osorio se deshace de sus acciones de Santander y se embolsa 1,27 millones

El día 2 de noviembre saltó el bombazo en la City londinense. Lloyds Banking anunció que su consejero Antonio Horta-Osorio causaba baja por estrés y quedaba apartado temporalmente del puente de mando del banco británico. Una baja que sin embargo no impidió a uno de los más importante ejecutivos bancarios del globo mover su cartera de valores. A finales de esa misma semana, Antonio Horta-Osorio vendió 145.000 acciones de Banco Santander, una operación en la que se embolsó 1,27 millones de euros.

La operación demuestra que Horta-Osorio sigue activo y que no pierde ojo al mundo de las finanzas. El ejecutivo portugués es, sin duda, uno de los hombres que más y mejor conoce el grupo que preside Emilio Botín. El banquero cántabro le reclutó en 2006 para liderar el desembarco del Santander en el Reino Unido.

Casi sin solución de continuidad, integró Abbey con Alliance & Leicester y el departamento de ahorros de Bradford & Bingley. Luego llegaría la compra de 300 oficinas de Royal Bank of Scotland que le dieron a Santander el tamaño suficiente para competir de tú a tú con los grandes del sector financiero británico.

Pero cuando más estruendosos eran los rumores sobre la posibilidad de que Horta-Osorio fuera elegido por Botín como sucesor, el luso sorprendió al gotha de las finanzas mundiales fichando por Lloyds, un banco sacudido por la crisis y en manos de Estado que  precisaba de un aluvión de medidas de choque que el ejecutivo no tardó en poner en marcha. Tan sorprende como el fichaje fue el anunció de una baja por estrés que la City se ha creído sólo a medias y que ha penalizado al banco británico en bolsa.

Ventas por encima de 8 euros

Horta-Osorio ha vendido las 145.000 acciones de Santander a un precio muy competitivo. Un primer paquete de 95.000 las ha enajenado a 8,87 euros por acción y las 50.000 restantes a 8,63 euros. Es decir, muy por encima de la cotización del primer banco español, que en la primera semana de noviembre se situaba alrededor de los 5,8 euros por acción.

El banco cántabro está viviendo un año difícil en bolsa en el que su cotización ha caído el 29,7%. Un descenso que ha reducido su valor de mercado hasta los 47.736 millones de euros, muy lejos de Telefónica, que lidera el Ibex 35.

Mientras, los accionistas de Lloyds y los mercados financieros esperan con ansiedad novedades sobre el estado de salud de Horta-Osorio y su posible vuelta al despacho que sólo ha podido disfrutar durante ocho meses. La explicación oficial del banco, que comunicó una “baja temporal de sus obligaciones" y que se limitó a concretar que volvería a sus funciones a final de año ha levantado más suspicacias que otra cosa. Que uno de los ejecutivos con más capacidad de trabajo del sector financiero sucumbiera al estrés es una explicación que no acaba de convencer ni a sus colegas, ni a los accionistas y analistas.

La venta de acciones de Santander, el banco del que se marchó dejando a Emilio Botín compuesto y con su adorada unidad británica descabezada, es la primera señal de vida que ofrece Horta-Osorio desde su retiro.

Antonio Horta-Osorio Noticias del Banco Santander