MANRIQUE ES EL NUEVO PRESIDENTE Y CARCELLER, EL VICEPRESIDENTE

Del Rivero es destituido como presidente de Sacyr tras ser traicionado por su socio Manrique

Luis del Rivero ha perdido su pulso en Sacyr. Según fuentes accionariales, el empresario murciano ha sido destituido como presidente de la constructora en el consejo

Foto: Del Rivero es destituido como presidente de Sacyr tras ser traicionado por su socio Manrique
Del Rivero es destituido como presidente de Sacyr tras ser traicionado por su socio Manrique

Luis del Rivero ha perdido su pulso en Sacyr. Según fuentes accionariales, el empresario murciano ha sido destituido como presidente de la constructora en el consejo de administración celebrado este jueves. La decisión ha sido posible por el voto a favor de Manuel Manrique, vicepresidente, consejero delegado y socio fundador de la compañía, que se ha alineado con las tesis del grupo encabezado por Juan Abelló y Demetrio Carceller.

Tras las últimas bajas del consejo y el cambio de tesis de las cajas de ahorro accionistas, Del Rivero se ha quedado en minoría. El reparto de fuerzas era de nueve consejeros contra nueve tras la amortización del puesto de Ángel López Corona (exCaixanova). Por tanto, el papel de Manrique, consejero delegado de la empresa y a partir de ahora nuevo presidente, ha resultado decisivo para posibilitar el cambio.

El detonante de la guerra en el consejo de Sacyr era la delicada situación de la constructora, agravada tras el acuerdo en secreto cerrado con Pemex para dar un golpe de efecto en Repsol. Carceller, que será nuevo vicepresidente, y Juan Abelló han mantenido una firme oposición a esta operación, por entender que tensaba las relaciones con la petrolera y con su accionista de referencia La Caixa.

Previamente al inicio del consejo, Del Rivero había anunciado esta mañana un acuerdo para sindicar su participación en el grupo con la del expresidente José Manuel Loureda y con Francisco Javier Gayo, de forma que en conjunto controlarán el 26,95% del capital social de la compañía de construcción y servicios. Con este blindaje, Del Rivero pretendía optar al puesto de consejero vacante y salvar así la mayoría.

Las discrepancias entre los socios de Sacyr tienen mucho que ver con su aventura en Repsol. Durante los últimos meses, el proceso de refinanciación del crédito de 4.900 millones de euros que tiene asociado a la participación del  20% en la petrolera, aunque la deuda total de la constructora llega a los 11.000 millones, había dividido en dos bloques enfrentados al consejo.

Del Rivero se había mantenido inflexible en su propósito por mantener por encima de todo el 20% en Repsol, inversión que otros socios preferían revisar ante las dificultades existentes para refinanciar. El acuerdo firmado en agosto con Pemex a espaldas del consejo fue la última maniobra que acabó con la paciencia de Carceller y Abelló, que optaron por alinearse con La Caixa para resolver el conflicto.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios