NUESTRO PAÍS PIERDE 24.000 GRANDES FORTUNAS DURANTE LA CRISIS

El número de grandes fortunas en el mundo supera niveles de 2007, aunque cae en España

Las grandes fortunas perdieron presencia en España en el año 2010, donde el número de grandes patrimonios [personas con activos financieros de al menos un millón de

Foto: El número de grandes fortunas en el mundo supera niveles de 2007, aunque cae en España
El número de grandes fortunas en el mundo supera niveles de 2007, aunque cae en España
Las grandes fortunas perdieron presencia en España en el año 2010, donde el número de grandes patrimonios [personas con activos financieros de al menos un millón de dólares, excluyendo primera vivienda y consumibles] cayó un 2,1% hasta las 140.100 personas. Así lo señalan los datos recogidos en el 'Informe sobre la riqueza en el mundo 2011' presentado por Merrill Lynch y Capgemini, en el que se especifica que, en el pasado ejercicio, "la contracción económica de la economía española y la caída de la capitalización bursátil en un 18,3% fueron las principales causantes del retroceso en territorio español". 

En 2009, el número de individuos de esta categoría había repuntado un 12,1% en nuestro país hasta los 143.000 aunque, a día de hoy, existen 24.000 grandes fortunas menos que en 2007. En el plano internacional, la tendencia fue la inversa: el número de particulares con grandes patrimonios a nivel global superó los 10,9 millones de personas en 2010, alcanzando niveles máximos anteriores a la crisis.   

Por su parte, las cifras recopiladas muestran que no sólo se alcanzaron niveles previos a la recesión económica en el número de población mundial perteneciente a este rango, sino que también se produjo dicho incremento en términos de riqueza financiera gestionada por estas fortunas, que alcanzó los 42,7 billones de dólares en 2010 frente a los 40,7 billones de 2007.

Los datos recoge el informe son también el fiel reflejo de cómo la configuración de la economía mundial está experimentando una remodelación a favor de ciertas regiones como Asia-Pacífico, que pasó a convertirse en 2010 en la segunda región con mayor número de grandes fortunas, sólo por detrás de América del Norte, a la cual se aproxima con paso firme. El número de personas con grandes patrimonios en Asia-Pacífico se situó en los 3,4 millones en 2010, con un incremento del 9,7% respecto al año previo, lo que le permitió adelantar a Europa como segunda potencia en este ámbito. Por su parte, el número de grandes fortunas en América del Norte creció un 8,6% en el pasado ejercicio, hasta situarse en los 3,4 millones de individuos. 


Bien es cierto que, aunque esté produciéndose una redistribución de las fortunas por regiones y, a pesar de que exista en éstas un aumento generalizado en el número de grandes patrimonios, tres países concentran el 53% de las grandes riquezas: Estados Unidos (3,1 millones), Japón (1,7 millones) y Alemania (924.000). En el ranking de países que aglutinan las mayores fortunas, España ha sido desbancada al puesto número 14 del listado en 2010, frente al 12 que ocupó en el año previo. Por su parte, India ha pasado a ocupar el puesto de España en el cierre del Top12, tras experimentar un incremento del 20,8% en el número de grandes patrimonios y situar su cifra en los 153.000. 

Asimismo, aunque no formen parte del ranking de las grandes fortunas mundiales, los mayores crecimientos de población de este segmento los encabezan Hong Kong (33,3%), Vietnam (33,1%), Polonia (28,7%) y Sri Lanka (27,1%). 

Composición de las carteras

La inversión dedicada entre las grandes fortunas mundiales a los distintos tipos de activos presenta resultados variopintos de acuerdo a la región. Así, entre los datos más destacados de 2010, los grandes patrimonios de América del Norte fueron los que más capital destinaron a renta variable en el pasado ejercicio, con un 42% sobre los activos totales.

Por su parte, Japón siguió erigiéndose como la región más conservadora, con un 55% de sus activos destinados a efectivo o depósitos y a renta fija, frente al 48% de 2009. En la inversión de bienes inmuebles, fue Asia-Pacífico -excluyendo la región nipona- la que mayor porcentaje de su cartera destinó a este cometido, representando un 31% frente al 13% de América del Norte, que presenta el porcentaje más bajo. El ascenso de la clase media en el territorio asiático favoreció este aspecto. 


Los grandes patrimonios asumieron "riesgos controlados" en 2010 en la búsqueda de mayores rendimientos. Así lo especifica el informe, donde se apunta que las inversiones en mercados emergentes proporcionaron importantes oportunidades de inversión para estas fortunas. El mismo documento asevera que, "en los 11 primeros meses del año, los inversores realizaron aportaciones récord a los fondos de renta variable y de renta fija de mercados emergentes para posteriormente vender y recoger beneficios a finales de año". Todo ello después de ver que, en estos mercados, el valor de muchas inversiones sobrepasó los máximos anteriores a la crisis. 

Recuperación de la confianza en entidades financieras y asesores

El 'Informe sobre la riqueza en el mundo 2011' muestra que, durante el pasado año, las grandes riquezas recuperaron la confianza en las entidades y asesores encargados de la gestión de sus patrimonios, después de que en el año 2008 mostraran un palpable descontento con este sector profesional: en ese año, el 50% de las mayores fortunas aseguraron que habían perdido la confianza en entidades y asesores financieros. En nuestro país, según apuntó el responsable de Merrill Lynch Wealth Management para España y Portugal, Rafael Ximénez, en la presentación del documento, "los clientes han empezado a dar importancia a la solidez de la empresa que hay detrás y han empezado a buscar entidades con presencia más global"

En el ámbito del asesoramiento financiero, el informe también destaca que "los clientes con grandes patrimonios están demandado capacidades interdepartamentales que actualmente no se tienen en cuenta de manera adecuada". Entre ellos se destaca la disposición de equipos cross-divisionales de asesores expertos, la obtención de oportunidades únicas y exclusivas a través de la banca de inversión, la financiación preferente para emprendedores, y el asesoramiento y experiencia de banca privada y banca de inversión durante el proceso de generación de riqueza. Según destacó el director de servicios financieros de Capgemini, José Ignacio de las Llanderas, "las empresas que aprovechen estas 'palancas de valor' podrán diferenciarse y satisfacer las necesidades de los clientes de manera más completa". 
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios