Es noticia
Menú
Eroski negocia una revisión de sus alquileres en Madrid con Lualca
  1. Economía
AFECTA A CASI 60 ESTABLECIMIENTOS

Eroski negocia una revisión de sus alquileres en Madrid con Lualca

Madrid es una plaza cara, pero no a cualquier precio. Lo tiene claro Eroski, la cadena de distribución presidida por Constan Dacosta, que actualmente negocia una

Foto: Eroski negocia una revisión de sus alquileres en Madrid con Lualca
Eroski negocia una revisión de sus alquileres en Madrid con Lualca

Madrid es una plaza cara, pero no a cualquier precio. Lo tiene claro Eroski, la cadena de distribución presidida por Constan Dacosta, que actualmente negocia una revisión a la baja de los alquileres que paga su principal arrendatario en la capital. El casero no es otro que Lualca, la inmobiliaria fundada por el empresario Luis Canales, que orientó su actividad al mundo del ladrillo tras la venta de la cadena de supermercados Alcosto.

 

Precisamente, aquella transacción fue determinante para que Eroski haya terminado siendo inquilino de Lualca. Hace más de seis años, en septiembre de 2003, Alcosto fue adquirido por Caprabo por 300 millones de euros. La operación no incluyó los activos inmobiliarios, de los que continuó siendo propietaria la familia Canales y mantuvo a la cadena de alimentación catalana como usuario en régimen de alquiler.

Con la compra de Caprabo, cerrada en marzo de 2007, Eroski pasó a convertirse en el nuevo inquilino de Lualca. Esa operación, por la que pagó 1.100 millones, le permitió incorporar a su red cerca de 100 establecimientos, de los cuales cerca de 60 pertenecían a la antigua Alcosto. Más de 20.000 metros cuadrados de superficie comercial que se cerraron precios de hace siete años, cuando las expectativas de negocio eran bien distintas.

Fuentes de la empresa vasca han reconocido a este diario que existen negociaciones abiertas con los propietarios de los locales para renegociar los nuevos alquileres. “Es lo normal cuando llega la ocasión”, subrayan. “No podemos ser una excepción y lo hacemos con el mismo rigor que lo hemos hecho siempre, considerando nuestros intereses y buscando el beneficio mutuo de las partes”.

El principal escollo a salvar pasa por el porcentaje de rebaja. En las actuales condiciones de mercado, los propietarios de superficies comerciales están viendo cómo los inquilinos argumentan la necesidad de una renta inferior para permitir que su negocio sea viable. Si esta premisa básica no se cumple, la solución puede obligar a los inquilinos, en este caso Eroski, a dejar los locales que generen pérdidas sobre su actividad básica.

Desde Lualca, la versión no es muy distinta, aunque niegan que existan diferencias insalvables sobre la revisión de los contratos. “No son precios desorbitados”, aseguran desde la dirección de la inmobiliaria de la familia Canales. “Nosotros venimos de la distribución y sabemos cómo funciona el sector. Todos somos conscientes de lo delicada que es la situación económica actual”, afirman con ánimo conciliador.

Madrid es una plaza cara, pero no a cualquier precio. Lo tiene claro Eroski, la cadena de distribución presidida por Constan Dacosta, que actualmente negocia una revisión a la baja de los alquileres que paga su principal arrendatario en la capital. El casero no es otro que Lualca, la inmobiliaria fundada por el empresario Luis Canales, que orientó su actividad al mundo del ladrillo tras la venta de la cadena de supermercados Alcosto.

Eroski Caprabo