La sicav ha muerto, vivan los seguros: el 'unit linked' resucita como vehículo de inversión para ricos
  1. Economía

La sicav ha muerto, vivan los seguros: el 'unit linked' resucita como vehículo de inversión para ricos

El próximo año va a traer grandes cambios en la gestión de las inversiones de las grandes fortunas por culpa de la reforma fiscal. Uno de

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

El próximo año va a traer grandes cambios en la gestión de las inversiones de las grandes fortunas por culpa de la reforma fiscal. Uno de ellos es la pérdida de atractivo de las sicavs, el vehículo tradicional de los altos patrimonios, y la búsqueda de fórmulas más eficientes. Entre ellas, la favorita de los bancos privados es el unit linked, un vehículo que había muerto prácticamente en los últimos años y que puede resurgir de sus cenizas en 2007.

Las sicavs ya habían perdido atractivo con la exención del peaje fiscal en los fondos de inversión –no hace falta tributar al cambiar de fondo-, que equiparaba su tratamiento con las sicavs. La famosa campaña de inspecciones de Hacienda tampoco benefició a estas sociedades de inversión, pues dicha campaña sembró el temor entre las grandes fortunas.

Otro de los atractivos de las sicavs residía en la inversión directa en bolsa, ya que se podía comprar y vender sin pagar al fisco. Pero ahora, además, el cambio de norma de contabilización de las participaciones en el impuesto de patrimonio hace muy difícil que las sicavs sigan exentas de este tributo (ver noticia). Asimismo, tampoco podrán utilizarse para la exención por reinversión de plusvalías.

Fórmulas más eficientes

“Las sicavs van a tener que tributar en el impuesto de patrimonio sea cual sea su estructura, con lo cual los bancos privados tienen que buscar fórmulas más eficientes para que las grandes fortunas eviten pagar este impuesto”, explica una entidad especializada en un reciente congreso sobre family office (gestión de elevados patrimonios de grupos familiares) organizado por IIR.

Y el vehículo favorito de los gestores resulta ser uno que parecía condenado al ostracismo desde hace años: los unit linked. Este producto es un seguro de vida que se estructura sobre una cartera que puede estar compuesta por cualquier tipo de activo y se pueden hacer cambios en ella sin tributar. Ese era su mayor atractivo (poder cambiar de fondo sin pagar), aunque después se suprimió el peaje fiscal y, desde entonces, estos productos perdieron interés.

Ahora, en cambio, resucitan porque resulta que, a diferencia de las sicavs, sí van a estar exentos del impuesto sobre el patrimonio. Asimismo, los unit linked tampoco están sujetos al impuesto de sociedades, frente al 1% que pagan las sicavs. Y se pueden usar para todo tipo de inversiones financieras –incluido capital riesgo y hedge funds-, aunque no para las inmobiliarias.

Domiciliación en Luxemburgo

Ahora bien, tampoco son la piedra filosofal porque su utilización por los grandes patrimonios tiene un grave problema: el riesgo de compañía. En los unit linked, el patrimonio no pertenece formalmente al inversor, sino a la compañía aseguradora con la que se contrata el producto y en la que se delega la gestión. Lo cual significa que, en caso de quiebra, el cliente no puede recuperar su dinero, sino que éste entra en el proceso de liquidación de la compañía.

Siempre hay soluciones para todo cuando se trata de los mega-ricos. Según explica Juan Verdaguer, director del banco privado Edmond de Rothschild en España, la fórmula es domiciliar el producto en Luxemburgo. Allí, la legislación –mucho más favorable a la inversión que la española- segrega el patrimonio gestionado de los activos de la aseguradora, con lo cual se elimina este riesgo de compañía.

Obviamente, llevarse fuera el producto supone un coste adicional, pero eso no es problema cuando hablamos de grandes patrimonios, de evitar impuestos y de dormir tranquilos.

Sicav