Insultos, peinetas y gritos: el momento más loco del "increíblemente aburrido" Nadal
  1. Deportes
  2. Tenis
EN SU PARTIDO ANTE MMOH

Insultos, peinetas y gritos: el momento más loco del "increíblemente aburrido" Nadal

Uno de los momentos más surrealistas que se han visto en una pista de tenis en los últimos años es lo que le tocó vivir a Nadal en su partido ante el norteamericano Michael Mmoh

placeholder Foto: La espectadora, haciendo una peineta a Nadal. (Reuters)
La espectadora, haciendo una peineta a Nadal. (Reuters)

Rafa Nadal se encontraba disputando el partido de segunda ronda del Abierto de Australia ante el norteamericano Michael Mmoh. El español dominaba el encuentro por 6-1 y 5-4 y se disponía a servir para cerrar el segundo set. Tras el pertinente descanso entre juego, el español y el estadounidense volvieron a la pista: Rafa cometió falta en su primer servicio, por lo que comenzó su habitual ritual para sacar de nuevo... y, en ese momento, vivió la anécdota más extraña de su vida en una pista de tenis.

Es de sobra conocido que Nadal es un jugador que le da mucha importancia a las mecánicas, pues le permiten estar concentrado en todo momento. Por esa razón, podemos ver sus gestos reptidos una y otra vez sobre la pista y precisamente el saque es aquella en la que más movimientos realiza: botar la bola, ajustar el pantalón, retirar el pelo tras las orejas, enjugar el sudor y comienza la rutina de saque. Pero una espectadora no tuvo a bien esperar una vez más.

Foto:  Opinión

Se trataba de un momento importante del encuentro, pues se encontraba con segundo saque, cuando Nadal empezó a escuchar gritos. El español espetó un: "¿Qué está pasando?", asombrado por los insultos de la grada. Volvió a comenzar su rutina y, de nuevo, los gritos, ante lo que el español miró de nuevo asombrado... y ahí empezó el espectáculo. La espectadora, ni corta ni perezosa, comenzó a insultar al español, gritarle de manera descarada y hacerle unas peinetas evidentes.

Nadal, asombrado ante lo que estaba pasando, preguntaba en alto: "¿Es a mí?", ante lo que le entró un ataque de risa por la extraña situación que estaba viviendo. La mujer se iba envalentonando y los insultos, gritos y peinetas iban 'in crescendo', hasta el punto de que hubo que detener el partido y tomar medidas drásticas: la seguridad del estadio tuvo que acudir a la grada para 'invitar' a la mujer a que abandonara la pista, ante la ovación del público que se encontraba a su lado.

placeholder Nadal, preguntándose si los insultos eran para él. (Reuters)
Nadal, preguntándose si los insultos eran para él. (Reuters)

La mujer abandonó la pista a regañadientes, no sin antes generar un espectáculo impropio del tenis, posiblemente el deporte en el que la grada es más respetuosa con los deportistas. Tras varios intentos, la seguridad consiguió convencerla de que debía de abandonar el estadio, pues su manera de actuar no era correcta. Poco después, tras su victoria y a pie de pista, Nadal fue preguntado por lo que había ocurrido, asegurando entre risas que "ni sabía ni quería saber lo que decía" la mujer.

Poco después, en rueda de prensa, comentaba alucinado la anécdota: "No, no, no era al árbitro, era a mí. La mujer me hacía esos gestos a mí", explicaba realmente alucinado. "No sé por qué. Quizá bebió demasiada ginebra o tequila. No lo sé, honestamente fue una situación extraña pero graciosa al mismo tiempo. Hay gente para todo en el mundo", aseguraba para zanjar el tema. El español aún seguía incrédulo ante lo que había pasado en la pista.

placeholder La mujer, en el momento de saber que tenía que abandonar la pista. (Reuters)
La mujer, en el momento de saber que tenía que abandonar la pista. (Reuters)

"Es increíblemente aburrido"

Solo unas horas más tarde, está mujer —bajo el falso nombre de Lisa— atendió al programa 'Las mañanas con Neil Mitchell' de la radio australiana 3AW693, en el que explicó su punto de vista de lo sucedido. Según afirmó, ella había entrado al estadio para ver el partido entre Coco Gauff y Elina Svitolina y se quedó a ver el de Nadal. Pero cree la 'lentitud' de Nadal para ejecutar los saques la terminó por desquiciar, aunque el español tenía razón en una cosa: había bebido.

placeholder Nadal, bromeando con la mujer. (Reuters)
Nadal, bromeando con la mujer. (Reuters)

"No, desde luego que no soy una fan de Nadal, creo que es increíblemente aburrido con todos esos rituales antes de sacar. El hecho mismo de que mis fotos se hayan vuelto virales en todo el mundo refleja lo increíblemente aburridos que son sus partidos. Si no, ¿por qué querrías centrar la importancia en un espectador?", aseguró. Eso sí, quizá dio la clave de lo ocurrrido: "Pero he de reconocer que el alcohol te hace estar deshinibida. Mi hija no está muy contenta de lo que he hecho", confesó.

placeholder La mujer abandonando la pista entre peinetas. (Reuters)
La mujer abandonando la pista entre peinetas. (Reuters)

A pesar del escándalo, asegura no entender por qué la echaron de la pista: "No sé por qué no podía decir en alto lo que me parecía todo aquello, fueron muy maleducados al sacarme de la pista. Dijeron: 'Bien, tienes que irte', y yo dije: '¿Por qué? Soy un espectador, he pagado mi entrada, ¿por qué no se me permite hablar?'. Me refiero a que en el partido anterior grité a Svitolina, porque es una de mis favoritas y nadie dijo nada". Sin duda, una de las anécdotas más locas de la carrera de Nadal.

Tenis - Open de Australia Rafa Nadal Insultos