Cuando un médico manda retirar a una leyenda del rugby, Paul O'Connell
  1. Deportes
  2. Rugby
LEVANTÓ LAS ÚLTIMAS COPAS DEL VI NACIONES

Cuando un médico manda retirar a una leyenda del rugby, Paul O'Connell

El irlandés Paul OConnell, quien levantara las últimas dos coronas del VI Naciones, se ha despedido con una carta del balón ovalado como consecuencia de una lesión que no ha podido superar

Foto: Paul O'Connell (d) frente a un posible placaje del galés Toby Faletau.
Paul O'Connell (d) frente a un posible placaje del galés Toby Faletau.

“Con profundo malestar tengo que anunciar mi retirada del rugby profesional por prescripción médica. Desde que sufrí la lesión en el Mundial sólo me he centrado en recuperar la forma física y en empezar un nuevo capítulo para mí y mi familia en Toulon. Sin embargo, eso no va a ser posible”. El excapitán irlandés Paul O'Connell, quien levantara las últimas dos coronas del VI Naciones, se ha despedido con una carta del balón ovalado. Su lesión en un tendón de la corva le ha impedido vestirse de los colores del considerado mejor club europeo en la actualidad y rehacer su vida fuera del barro. El médico manda.

“He jugado con algunos de los mejores profesionales en el rojo de Munster y en el verde de Irlanda. Y he tenido, además, el inmenso privilegio de capitanear a mi país”. A sus 36 años y después de 115 caps, el segundo línea O'Connell abandonó la selección tras el pasado Mundial de Inglaterra y con un palmarés de tres torneos del VI Naciones (en 2009 logró el Gran Slam y tanto en 2014 como en 2015 fue el capitán del XV del Trébol -en este último fue nombrado jugador del campeonato-), dos Copas de Europa (2006 y 2008), tres títulos de liga (2003, 2009 y 2011) y una Copa Celtic (2005) con el Munster irlandés. “He tenido la gran oportunidad de ser un jugador de rugby profesional durante 14 años”.

Desde que terminara la Copa del Mundo no ha vuelto a jugar, estando centrado en visitas médicas. El Toulon, paciente, le esperaba. “Lo escuché esta mañana y entré en shock. Hablé con él hace un par de semanas y me dijo que estaba siendo duro pero la recuperación iba en marcha”, explica el que fuera su compañero en el Munster e Irlanda, Donnacha Ryan. “Era un gran hombre, inspiraba, un gran líder. Fue genial jugar junto a él. Era un tremendo competidor y el mejor profesional del que tomar ejemplo. Vestirse junto a él en el vestuario, la ciencia de ver cómo se preparaba (para los partidos) simplemente te hace mejorar tu juego. Es digno de hacer un estudio. Es el mejor segunda línea en el mundo”.

Ryan admite también que para él era un “incentivo permanecer en el Munster”, tanto para mejorar sus “habilidades, como aprender de él”. Señala que para él hubiera sido un sueño poder jugar en el Top 14 francés, “pero cuando tu cuerpo es tu negocio…”.

Del vestuario al puesto de comentarista. Este sábado, el Francia-Irlanda lo analizará en la BBC, su nueva ocupación. Otro lugar donde seguir siendo maestro del rugby. Otra manera de seguir disfrutando de O'Connell.

Seis Naciones Rugby Irlanda