MARIO MOLA GANÓ LA GRAN FINAL DE CHICAGO

Histórico Javier Gómez Noya: primer pentacampeón de triatlón de la historia

A Javier Gómez Noya no le hizo falta ganar en la Gran Final de Chicago para aumentar su leyenda en el triatlón, una prueba en la que venció Mario Mola y que elevó al gallego a ser el mejor de la historia

Foto: Javier Gómez Noya ya es el mejor triatleta de todos los tiempos (Efe).
Javier Gómez Noya ya es el mejor triatleta de todos los tiempos (Efe).

A Javier Gómez Noya no le hizo falta ganar en la Gran Final disputada este sábado en Chicago para aumentar su leyenda en el triatlón. El ferrolano fue segundo tras el también español Mario Mola y se llevó su quinto Mundial y el tercero consecutivo. Además, a sus 32 años, se convirtió en histórico al ser el primer pentacampeón del mundo de la historia del triatlón. Con este título, el gallego supera al británico Simon Lessing, poseedor de cuatro campeonatos y ya retirado de la competición.

Tras un año casi perfecto, Noya puso la guinda y demostró que es un ganador nato, a la altura de Rafael Nadal o Pau Gasol. Una referencia del deporte mundial que refleja la Marca España a nivel internacional. Pocos segundos después de cruzar la meta, el gallego no tardó en apuntar a su próximo objetivo, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, lo único que le falta por ganar en su carrera deportiva, tras verse obligado a perderse los Juegos de Atenas 2004 por un problema cardíaco, terminar cuarto en Pekín 2008 y lograr la plata en Londres 2012: "Ahora toca recuperarse para empezar a pensar en Río", aseguró.

En la Gran Final de Chicago, Noya salió algo rezagado del agua y fue de menos a más durante la prueba. Tras los 1.500 metros de natación, apenas tardó un par de kilómetros en unirse al grupo principal de ciclismo, en el que marcó de cerca a sus rivales en la lucha por el título mundial, el francés Vincent Luis y su compatriota Mario Mola. Los 40 kilómetros del sector de bicicleta transcurrieron siguiendo el guión de Noy que, agazapado en el grupo junto a Mola, reservaba fuerzas para la carrera a pie, mientras sus rivales tampoco realizaban grandes esfuerzos. El grupo perseguidor, con el sudafricano Richard Murray (finalmente tercero en la prueba), logró recuperar un minuto de desventaja y se unió al grupo de los favoritos. El canario Vicente Hernández sufrió una caída y un problema mecánico y tuvo que retirarse cuando peleaba con los mejores.

Una pequeña escapada de cuatro hombres fue lo único que animó el final del tramo de 40 kilómetros de las dos ruedas. Fue entonces cuando los españoles tomaron las riendas, ya tras la segunda transición. Mario Mola y Javier Gómez Noya no tardaron ni un kilómetro en acelerar el ritmo del grupo y dejar atrás a sus rivales directos (por el campeonato y por el subcampeonato mundial). Dándose relevos entre ellos y demostrando su habitual compañerismo, los dos compatriotas abrieron un hueco insalvable para el resto de rivales. Fernando Alarza logró engancharse al grupo perseguidor y finalizó sexto.

El duelo Noya-Mola por las calles de Chicago fue épico. El campeón y el alumno aventajado lograron unas marcas estratosféricas en los 10.000 metros a pie: 28:59 para Mola -mejor registro en un 10 kilómetros de triatlón- y 29:06 para Gómez Noya. Los intentos fallidos del pentacampeón por desenganchar al joven español predecían lo que iba a ocurrir. Mario Mola se llevó la victoria de la prueba en un esprint en el último kilómetro. Noya entró segundo y recibió la felicitación, el abrazo y la reverencia de su compañero balear. No era para menos. Acababa de vencer al mejor triatleta de todos los tiempos.

El relevo generacional tendrá que esperar. En Chicago, tocó doble reproducción del himno español, por la carrera y por el Mundial, muestra de que el triatlón español atraviesa un gran momento con Gómez Noya en lo más alto: "Me sentí bien y realicé una buena carrera, pero no pude frenar a Mario, iba muy fuerte. Estoy muy feliz por lograr el podio y el título. Esto es increíble. Todavía tengo que asimilar lo que acabo de hacer", reconoció el gallego al concluir la carrera. Ahora le toca soñar con repetir la hazaña en los Juegos Olímpicos de Río 2016, eso sí, como el mejor triatleta de todos los tiempos.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios