la gimnasia rítmica AFRONTA EL MUNDIAL EN STUTTGART

España, doble campeona del mundo... "de un deporte del que no se puede vivir"

La selección de gimnasia rítmica afronta el Mundial de Stuttgart como siempre, alejada de los grandes focos. En esta cita defienden título y además, buscan la clasificación para Río 2016

La selección de gimnasia rítmica afronta este fin de semana el Mundial de Stuttgart (7-13 de septiembre) como lo ha hecho en los últimos años, alejada de los grandes focos. Acostumbradas a ello y lejos de tomárselo mal, estas campeonas se limitan a seguir con lo que mejor saben hacer: trabajar y competir. En esta cita, España defiende el título que ya logró en 2013 y 2014 y además busca la clasificación para Río 2016. Alejandra Quereda es la capitana de este grupo, que por tercer año consecutivo será el mismo, y lo tiene claro: "Lo afrontamos con muchas ganas, llevamos todo el año preparándonos para esta gran cita y somos conscientes de que es un Mundial importante porque nos jugamos la primera oportunidad de estar en los Juegos Olímpicos".

La líder de la selección está muy satisfecha con el entrenamiento realizado para lograr el objetivo mundialista. "Somos un equipo muy compacto, llevamos muchos años juntas y nos conocemos a la perfección. Sabemos cuáles son nuestros gustos y eso hace que podamos entrenar juntas cada día con compañerismo. Esas cosas se notan cuando salimos al tapiz", confiesa. Este sábado, las pupilas de Anna Baranova saltarán a escena para tratar de colarse en la final del domingo. 

La seleccionadora rusa estará en el banquillo vigilando cada paso que den sus chicas y manejándolas a la perfección. El trabajo ya está hecho, ahora sólo falta que el resto de condicionantes se cumplan. "Como siempre necesitamos un poco de suerte y que nos respeten el trabajo. Cualquier cosa puede pasar porque todos los equipos quieren estar arriba pero nosotros tenemos experiencia, fuerza y veteranía", analiza Baranova.

La preparación de la entrenadora rusa se ha centrado en la técnica, pero también en la psicología, algo que considera fundamental para que el equipo sea capaz de dar lo mejor en los momentos más importantes: "Me gusta que el equipo esté muy unido, cada una tiene su personalidad y cuando salen al tapiz yo les digo que lo hagan como cinco estrellas, como cinco brillantes que tiene que brillar cada una. En este caso, este equipo tiene de verdad un gran valor de éxito en el tapiz".

En un deporte dónde el éxito depende de las notas de los jueces, la presión aumenta por cada posible error. Así ve Sandra Aguilar, otra de las integrantes del equipo, ese particular veredicto. "No tenemos miedo cuando nos dicen las puntuaciones. Las dificultades te hacen más fuertes y no nos rendimos. Trabajamos más e intentamos no tirar la toalla, demostrar que un ejercicio nunca es perfecto", analiza con la misma sutileza con la que se exhibe en los ejercicios.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 sería la cita perfecta para lograr que este equipo se quite la espinita del cuarto puesto en Londres 2012. Una cita que puede ser la última para Sandra, aunque prefiere no tener esa pensamiento mientras dure el año olímpico. Para el más difícil todavía a la defensa de este título se une un cambio de aparatos en este Mundial. Una modificación que no ha causado ningún problema a las campeonas de España: “Cada dos años se cambian en gimnasia rítmica. Este año, hemos empezado con los nuevos que son un ejercicio de cinco cintas y otro mixto (aros y mazas) y creo que a estas alturas de temporada el nivel es bastante bueno para llegar al Mundial”, quita presión Sandra. Junto a Sandra y Alejandra, estarán también Elena López, Artemi Gavezou y Lourdes Mohedano. Un quinteto que quiere pasar a la historia por ser tricampeón el mundo.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios