De Aquilino al veterano de guerra Alejandro: 85 años sin un español en la NFL
  1. Deportes
  2. Otros deportes
MUY CERCA DE FORMAR PARTE DE LOS STEELERS

De Aquilino al veterano de guerra Alejandro: 85 años sin un español en la NFL

Alejandro Villanueva, un veterano de guerra de Afganistán, está muy cerca de convertirse en el próximo español (nacido en Mississippi) en jugar en la liga nacional de fútbol norteamericana

placeholder Foto: Villanueva en el anterior (y único) amistoso disputado en esta pretemporada por los Steelers.
Villanueva en el anterior (y único) amistoso disputado en esta pretemporada por los Steelers.

Hace 85 años, los hermanos Angel Jesús Rodríguez -Jess Rodríguez- y Aquilino Rodríguez -Kelly Rodríguez- pasaron a la historia como los dos primeros españoles en jugar en la NFL, un campeonato que nació siete años antes, en 1922. Desde entonces, nadie de la Piel de Toro ha vuelto a formar parte de la liga profesional de fútbol americano. Alejandro Villanueva, veterano de guerra de Afganistán, el próximo 10 de septiembre puede ser el siguiente si los Pittsburgh Steelers le hacen un hueco en su plantilla de 53 jugadores. La decisión se tomará después del amistoso de este viernes ante los Jaguars.

Jess Rodríguez llegó a disputar 5 partidos en 1929 con los Buffalo Bisons mientras Kelly, al año siguiente, sumó 15: dos con los Minneapolis Red Jackets y 13 con los Frankford Yellow Jackets de Filadelfia, tal y como documentó hace tres años La Nueva España. Eran los primeros pasos de una competición que actualmente su grado de profesionalización ha logrado centrar las miradas de todo el Mundo en su gran día: la Superbowl.

De padre bilbaíno y madre motrileña, Alejandro Villanueva, 'Ali', nació en Mississippi en 1988 aunque en el año de Cobi y Curro (1992) se trasladó a España, donde aprendió a jugar al rugby en el Portuense y llegó a formar parte de la Selección española en categorías inferiores. Tras una nueva mudanza, esta vez a Bélgica, regresó a los Estados Unidos para entrar en la Academia Militar de West Point… y con la afición por el fútbol americano bien presente.

Con sus 2,08 metros y una gran agilidad, fue admitido en el equipo de West Point -Army Black Knight-, donde llamó la atención de equipos de la NFL como los Cincinnati Bengals. Antes de centrar su vida en el fútbol quiso completar sus estudios en la US Army y para licenciarse debió cumplir dos años de servicio, periodo en el que le dio tiempo a ganar una Medalla de Bronce por su labor en Afganistán, donde viajó para realizar tres misiones entre 2011 y 2013.

Recibido como un veterano de guerra y como héroe americano, en mayo de 2014 y a sus 25 años firmó por los Eagles aunque no llegó a formar parte del primer equipo. Ahí entraron en escena los Steelers para incluirle como tackle ofensivo en su equipo de prácticas. Tal vez en unos días dé un paso más y forme parte de la plantilla que juega en la NFL y que el año pasado llegó a disputar los playoffs (cayó por sorpresa a las primeras de cambio).

De vacaciones por El Puerto de Santa María

Como apuntó la semana pasada el diario As, Ali se ha casado este verano con la novia de toda su vida y ha cogido fuerzas en julio por las playas de El Puerto de Santa María, donde residen sus padres, Ignacio (también militar) y Matilda. Su actual batalla es menos peligrosa y mucho más dulce que la que debió pasar hace no mucho. Su objetivo, el mismo: salir victorioso.

El 10 de septiembre arranca la temporada de la NFL y lo hace con un Patriots-Steelers: “No se sorprenda al ver en los Steelers al OT (tackle ofensivo) de segundo año Alejandro Villanueva y no sólo en el roster de 53 jugadores, sino jugando un papel clave durante la temporada. Su crecimiento ha impresionado tanto a JP que siente que su límite es difícil de imaginar”. De esta manera describía un periodista que cubre la información de los 'acereros' el futuro a corto plazo de este veterano de guerra. Tal vez Alejandro añada su nombre al de Ángel Jesús y Aquilino, 85 años después.

Super Bowl NFL Afganistán Fútbol Americano Alejandro Villanueva