EL CSD TOMA CARTAS EN EL ASUNTO

"El bikini es para la playa, no para el balonmano", continúa la polémica sexista

La vestimenta del balonmano playa femenino ha generado una gran polémica después de disputarse la Suances Cup. El CSD tomará cartas en el asunto

Foto: Imagen del equipo ganador, Getasur, y del segundo clasificado, Gijón Balonmano Playa (Facebook Suances Cup).
Imagen del equipo ganador, Getasur, y del segundo clasificado, Gijón Balonmano Playa (Facebook Suances Cup).

El balonmano playa se ha puesto de actualidad después de que el pasado fin de semana se disputase la XII Edición de la Suances Cup. En total, 28 equipos masculino y 21 femeninos estuvieron presentes en el torneo. De los 21 equipos femeninos, 20 fueron informados de que su vestimenta no era la adecuada. En todos los casos, las chicas vestían pantalón y camiseta y no top y braga como exige la European Handball Federation (EHF), máximo organismo continental de este deporte. Esta medida ha generado polémica entre las deportistas, pero además ha transcendido y jugadoras profesionales de balonmano, como Eli Pinedo, o de vóley-playa, como Elsa Baquerizo, también han querido dar su opinión en El Confidencial.

La EHF impuso en 2010 un norma en la que se exige que el uniforme de las chicas “deje el estómago al aire”, y que “la braga no tenga en su parte más ancha más de 10 centímetros”. Por su parte, los chicos pueden llevar “un pantalón holgado y largo, aunque diez centímetros desde la rótula, como máximo”. Esta normativa, considerada sexista, ha llevado a las chicas del balonmano femenino a estallar en el Torneo Suances Cup: “En esta ocasión, un delegado federativo informó a 20 de los 21 clubes que no vestían adecuadamente. No ha habido multa ni se les ha prohibido jugar, pero en el futuro no podrán hacerlo. Deberían poder usar las dos indumentarias. Y ellas reclaman que sólo en las finales de clubes o las selecciones nacionales tengan que llevar el 'bikini' reglamentario”, reconoce a El Confidencial Pedro Fernández, el organizador del torneo.

Esta medida no se debe a motivos deportivos, ya que su aplicación no facilita la práctica de este deporte. Las jugadoras consideran que es muy incómodo jugar en braguita y top. Tampoco se puede justificar por causas históricas o de tradición como sucede en otros deportes con indumentarias fuera de lo habitual: “Cuando estás jugando se te mete la braga y la portera por ejemplo tiene que hacer mil movimientos por lo que con una braguita no estás cómoda. Es una medida machista. En bikini se va a la playa, pero a tomar el sol”, asegura Alejandra, jugadora y responsable del Gijón Balonmano Playa, equipo subcampeón en Suances.

Imagen de la final entre el Getasur y el Gijón Balonmano Playa (Facebook Suances Cup)
Imagen de la final entre el Getasur y el Gijón Balonmano Playa (Facebook Suances Cup)

Eli Pinedo, jugadora de balonmano profesional en el Bera Bera e integrante de la selección española, respalda esta opinión: “Este año me he estrenado en balonmano playa y me reivindico en favor de lo que hago yo y también mis amigas. Me parece increíble que se imponga esto. No es cómodo y cuando te dan un balonazo sobre la tripa pues si tienes camiseta al menos tienes algo y no te va directamente a la piel. No me parece justo que lo impongan y que reciban una amonestación por ello”, explica Eli.

Además, la jugadora vasca va más allá: “Es verdad que, desgraciadamente, puede que venda más un top y una braga que una camiseta y un pantalón, así es nuestra sociedad, pero me parece que no es democrático. Si vas a Europa, ya debes ceñirte a las normas de Europa, pero esto es un deporte amateur, donde ellas mismas se pagan todo, y de nivel estatal. No me parece lógico que no les den la opción de elegir”. Lo mismo opina Alejandra: “Nos indigna mucho que siempre que seamos retransmitidas o grabadas debamos ir en bikini. Y además, en este deporte te costeas tú todo. Si quieres ir a un torneo te lo tienes que pagar. En el top nos entrarían menos patrocinadores y al final, en la camiseta llevamos a siete. Con esta medida lo que están haciendo es obligar a gente que quiere disfrutar de esto y hacer deporte con sus amigos a llevar una braguita y un top con la que no estamos cómodos”.

Un deporte que sí utiliza braga y top es el vóley playa. Elsa Baquerizo, jugadora profesional y olímpica con España, también da su opinión sobre la polémica surgida: “El vóley playa nació en la playa y se jugó siempre en bikini, pero el balonmano es un deporte ‘indoor’ que ha pasado a disputarse también en la playa. Están acostumbradas a vestir bermudas y camiseta y es normal que lo sigan manteniendo. Además, en balonmano hay más contacto y supongo que habrá más inconvenientes, como el sudor por ejemplo. Es normal que se rebelen”, reconoce Elsa.

Getasur, equipo subcampeón de Europa.
Getasur, equipo subcampeón de Europa.

El único equipo que cumplía con la indumentaria fue el Getasur madrileño, equipo que también es campeón de España y subcampeón de Europa. El técnico del conjunto madrileño, Pedro Moreno, explica a este periódico la situación de su club: “Nosotros compramos el año pasado la braga y el top para competir en Europa y ya la utilizamos esta temporada. No me parece mal que las chicas quieran ir en camiseta y pantalón. Creo que tiene que haber una uniformidad pero la braguita no es nada cómoda. Una malla corta y una camiseta estarían bien. Se debe respetar la libertad de elegir”, asegura.

Moreno considera que falta igualdad a la hora de vestir a los chicos, que visten pantalón y camiseta, y a las chicas: “Creo que la medida es un poco sexista. La indumentaria debe ser más uniforme y asemejarse un poco más a la de los chicos, pero claro si hay televisiones, y al ser un deporte minoritario, quieren que la gente vaya lo más ligera posible y eso no me parece bien. Este tema se va a retomar y a ver qué pasa”.

Otro de los organizadores de torneos y también responsable del balonmano playa en el País Vasco es Diego Izquierdo. La federación vasca ya se plantea si seguir o no organizando y compitiendo en torneos. “De momento no hemos tomado ninguna decisión, pero creemos que no hay igualdad. Aunque algunos medios han apuntado a que esto era un enfrentamiento entre la Federación Vasca y la Española, no es así. Lo único que pretendemos es mejorar entre todos y buscar el bien de todos”, asegura.

Este jueves, el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) se han reunido para analizar la normativa internacional relativa al uniforme. Ambos organismos han llegado a un acuerdo y las jugadoras de balonmano playa podrán elegir las equipaciones que prefieran en las competiciones nacionales, tal y como señaló la Directora General de Deportes del CSD, Ana Muñoz, después de una reunión con el presidente federativo, Francisco Blázquez. Se acaba así una norma propia de siglos pasados y no de una época moderna.

Otros deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios