Brasil '50: el Mundial del 'Maracanazo'

La Segunda Guerra Mundial, que asoló medio mundo, impidió la disputa de las Copas del Mundo de 1942 y de 1946. Una vez terminado el conflicto

Foto: Brasil '50: el Mundial del 'Maracanazo'

La Segunda Guerra Mundial, que asoló medio mundo, impidió la disputa de las Copas del Mundo de 1942 y de 1946. Una vez terminado el conflicto bélico, el Mundial de fútbol volvió a celebrarse, esta vez en Sudamérica. Brasil fue la sede elegida, y este torneo sería recordado por el célebre 'Maracanazo', una 'no final' que pasaría a la historia por la derrota sufrida por la 'canarinha' a manos de Uruguay en el estadio más grande del mundo.

El torneo de campeón pasó a llamarse Copa Jules Rimet, por el desempeño del máximo mandatario de la FIFA por mantener vivo el espíritu del fútbol durante el conflicto bélico. Durante esta época, el propio Rimet se encargó de esconder el trofeo en una caja de zapatos debajo de su cama, para salvaguardarlo de los intentos de robo a manos del italiano Ottorino Barassi, vicepresidente de la FIFA por aquel entonces, cuya necesidad de poseer el trofeo estaba dentro de 'su' lógica.

La fase final del torneo sólo fue disputada por 13 selecciones, pues muchos combinados no participaron: a Alemania se le impidió jugar tras la Segunda Guerra Mundial, India se retiró al prohibírsele que sus jugadores participaran descalzos, y otras selecciones como Argentina, Austria y Bélgica, clasificadas para el torneo, decidieron no acudir a última hora. Por si fuera poco, la Tragedia de Superga -el accidente aéreo del Torino italiano, en el que no quedo ningún superviviente- mermó a Italia, que tuvo que hacer una selección a la carrera para poder competir.

Por primera vez, el torneo se dirimió por el sistema de liguilla, en el que la victoria valía dos puntos y el empate uno. En primera ronda, se realizaron cuatro grupos: dos de cuatro equipos, uno de tres y otro de dos. Brasil, España -con el histórico gol de Zarra ante Inglaterra-, Suecia y Uruguay fueron los ganadores de cada uno de los grupos, pasando a formar parte de un último en el que, de nuevo por el sistema de liguilla, se decidiría quién sería el vencedor de la Copa del Mundo.

 

Brasil arrolló a Suecia (7-1) y a España (6-1), mientras que Uruguay, segunda clasificada del grupo final, derrotó por la mínima a Suecia (3-2) y empató frente a España (2-2). El último partido del grupo, que no era una final en sí misma aunque sí decidiría quién sería el campeón, enfrentaba a Brasil y Uruguay. La 'canarinha', como organizadora y ante más de 220.000 espectadores en Maracaná, estaba convencida de llevarse la victoria.

Al descanso, el partido machaba con empate a cero, pero tras la reanudación, Brasil se iba a poner por delante en el marcador, gracias a un gol de Friaça en el minuto 47. Sin embargo, la 'sorpresa' iba a llegar con el empate de Schiaffino en el minuto 66, que llevó el silencio a las gradas. Pero por si fuera poco, Ghiggia, en el minuto 79, iba a dar la vuelta al marcador y poner por delante a Uruguay, un resultado que no cambiaría hasta el pitido final.

Uruguay había dado la sorpresa al derrotar a Brasil, una victoria que le ponía por delante en la liguilla del grupo y que le daba el triunfo final en la Copa del Mundo. Tal fue el 'shock' que se produjo en Maracaná que incluso las autoridades brasileñas olvidaron entregar el título de campeón a Uruguay, algo que tuvo que hacer el propio Jules Rimet. Brasil sentía el yugo de la derrota en su propio estadio. El 'Maracanazo' propiciaba la entrada del fútbol en una nueva era.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios