empieza la batalla en el ataque del valencia

La ‘guerra del 9’ entre Paco Alcácer y Negredo pone a prueba a Nuno

Ya con los dos arietes en condiciones físicas para jugar, a partir de ahora habrá que ver cómo gestiona Nuno tan difícil situación entre dos delanteros de primer nivel

Foto: Paco Alcácer celebra uno de los goles marcados esta temporada (EFE)
Paco Alcácer celebra uno de los goles marcados esta temporada (EFE)

Tras dos tropiezos consecutivos, llega la hora de saber si de verdad este Valencia está para empresas de gran calado o sólo para luchar por la cuarta plaza. Arrancando la temporada como un tiro, ha perdido algo de gas y brillo últimamente. La derrota ante el Levante, inesperada, frenó el estado de euforia que se vivía en Mestalla y alrededores. La visita del Barcelona servirá para saber hacia dónde se dirige el renovado equipo que entrena Nuno Espírito Santo. Será, igualmente, el inicio de una ‘batalla’ que se presume dura y sin cuartel. La que a lo largo de la temporada mantendrán Negredo y Paco Alcácer para ser el ariete titular del equipo. Una pelea que pondrá a prueba la mano de Nuno como director del grupo. Veterano con amplio currículum frente a joven valor en pleno estallido. El Valencia puede salir ganando, pero esta cuestión deberá ser gestionada con tino por el técnico luso.

Negredo, que aterrizó en Valencia en pleno proceso de recuperación de una lesión -sufrió una fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho el 21 de julio-, tardó en adquirir un estado de forma óptimo para competir. Mientras, una lesión dejó fuera de circulación a Paco Alcácer durante unos días, pero ya está plenamente recuperado -entró en la convocatoria- y de esta manera el duelo se pone en marcha de verdad a partir de ahora. De inicio, el elegido para poner en aprietos a la zaga de Luis Enrique es Negredo, que jugará delante de Peter Lim, el nuevo dueño del club que apostó por su fichaje y que se sentará en el palco. El canterano esperará turno en el banquillo.

No será fácil gestionar este asunto a partir de ahora. Negredo llegó a última hora, cuando el cierre del mercado de fichajes estaba a punto de certificarse, y fue presentado en Mestalla ante miles de espectadores. Llegó a préstamo, pero el Manchester City exigió incluir en el contrato una opción de compra obligatoria por parte del Valencia. Peter Lim aceptó las condiciones, sabiendo que en el mes de junio tendrá que hacer un importante desembolso para tener en propiedad al atacante. No es, por lo tanto, un futbolista más en la plantilla; su peso a nivel institucional es importante. El banquillo nunca ha sido su hábitat, no está habituado a ello. Sus inicios en el Manchester City fueron más que prometedores, pero una discusión con Pellegrini le dejó marcado… y sin Mundial de Brasil.

De Paco Alcácer poco hay que decir. Tras una temporada en la que asomó la cabeza de verdad en la elite del fútbol español, la presente simplemente ha confirmado, y sobradamente, lo que ya apuntaba. Instalado en la nueva Roja de Del Bosque con el inicio del nuevo curso -ya suma 3 goles con la nacional-, en la Liga ha marcado 4 goles, confirmando con su juego que quitarle el puesto no será fácil. Es, además, uno de los futbolistas más queridos y valorados por la afición valenciana. Nacido en la tierra, Alcácer se ha convertido en una de las claras referencias de la masa social valencianista.

Desde hace tiempo, prorrogar y mejorar el contrato de Paco Alcácer es uno de los asuntos que tiene pendiente Amadeo Salvo. En la misma situación que Dani Parejo, el contrato del atacante finaliza en junio de 2016, por lo que cerrar esta cuestión cuanto antes es de vital importancia para el presidente del Valencia. Su explosión en el Valencia y su entrada en la Selección le han colocado en primera línea. Dejó de ser promesa para ser realidad. Esta cuestión, aunque no la maneje Nuno, sí debería ser tenida en cuenta por el entrenador a la hora de gestionar el reparto de minutos entre Alcácer y Negredo.

Cuando llegó a la capital del Turia, tenía una idea aproximada del material con el que iba a contar. Durante la pretemporada, tras varios días de entrenamiento, Nuno tuvo un conocimiento exacto del plantel y comunicó a la dirección deportiva lo que necesitaba para completar una plantilla de garantías. Dejó claro que necesitaba un delantero más de nivel y llegó Negredo. El entrenador explicó que su idea era la de jugar siempre con dos delanteros, pero una plaza, a día de hoy, está adjudicada a Rodrigo, propiedad de Peter Lim. Toca, por lo tanto, gestionar el duelo Alcácer-Negredo de la mejor manera posible, evitando que uno de los dos comience a torcer el gesto.

“No me preocupa”, dijo Nuno cuando se le preguntó por la sequía goleadora de sus atacantes, explicando que “lo que el equipo genera me da tranquilidad de que los goles van a llegar. Es cuestión de eficacia. Con la calidad que tienen van a resolver las situaciones que tenemos”. La competencia entre los dos arietes del Valencia puede ser la mejor solución a esos males. O que jueguen juntos…

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios