Es noticia
Menú
La Real Sociedad golea al Real Madrid y mete a Ancelotti en problemas
  1. Deportes
  2. Fútbol
PATÉTICA IMAGEN DE LOS BLANCOS

La Real Sociedad golea al Real Madrid y mete a Ancelotti en problemas

Mala imagen del Madrid en Anoeta. Se adelantó con goles de Ramos y Bale, pero se durmió y Zurutuza (2), Íñigo Martínez y Vela firmaron la remontada

Foto:

La Real Sociedad mete en problemas a un Carlo Ancelotti al que ni el recuerdo de la Décima (cien días ayer), le sirve para que pueda tener tranquilidad en un banquillo siempre caliente. Con gestos preocupantes por aquello de la desidia, dejadez y falta de motivación de unos jugadores y un técnico que no parecen haberse dado cuenta de que esto ya va en serio y que las Ligas se pierden con partidos así. Ni la ausencia de Cristiano Ronaldo sirve de excusa.

La imagen, pasó de ganar con comodidad a ser superado en todo, es preocupante. Hay desconexión y, en especial, jugadores que parecen fuera de sitio. El sistema del éxito de la pasada temporada (4-3-3) no parece valer para jugadores como Kroos o James; ambos perdidos en un equipo que tiembla en defensa y sufre con cada balón que llega al área. Casillas y sus compañeros no transmiten seguridad alguna ni con dos goles de ventaja. Los madridistas dieron vida a la Real Sociedad y lo pagaron recibiendo una contundente goleada gracias a los dos goles de Zurutuza, Íñigo Martínez y Carlos Vela.

Arrasate era el que peligraba y ahora es Ancelotti el que empieza a ser cuestionado. El fútbol es así, no tiene memoria y el equipo que dirige el italiano emite dudas por todos lados y es una sombra de lo que pareció ser en el arranque oficial en Cardiff, pero que, por lo visto, sólo era un espejismo. Once minutos. Ese es el tiempo que parecía haber necesitado el Real Madrid para sentenciar el partido ante la Real Sociedad. De repente, sin explicación alguna, el equipo de Ancelotti desconectó del partido, se dejó ir como si ya hubiera terminado a la media hora de juego. De los goles de Ramos y Bale, al empate del equipo donostiarra en apenas siete minutos tras los tantos de Íñigo Martínez y Zurutuza. Dos balones al área, un par de goles. Tal cual. Ancelotti se desesperaba en la banda. No era para menos.

De la solvencia y seguridad del primer tercio del choque se pasó a la apatía y desidia defensiva de los madridistas. Todo en cuarenta y cinco minutos. Las dudas del primer partido ante el Córdoba y de la Supercopa ante el Atlético no desaparecieron a un equipo desbordado y superado por una Real que venía de decir adiós a Europa y parecía entregada. No hay explicación para un choque que pasó de estar controlado, hasta seis ocasiones claras la mitad de ellas de Sergio Ramos, a estar abierto y sin control alguno por parte de los de Ancelotti. El italiano pide fichajes y, de momento, se tiene que conformar con la cesión de Chicharito Hernández.

Con el marcador a favor desde que algunos aficionados todavía no se habían acomodado en el irritable Anoeta. El Real Madrid pasó a dominar el juego con tranquilidad, sin pasar apuros hasta el primer aviso, el del minuto 27, momento en el que Ramos evitó el que parecía un gol seguro de Granero. El cuerpo del central retrasó que Casillas tuviera que buscar la pelota en su portería. Nada hacía pensar que el panorama podía cambiar, pero lo hizo. Antes de ese bajar los brazos de los madridistas, Bale se adornó con un caño a Elustondo antes de batir a Zubikarai. A partir de ese momento, llegadas de todos los tipos y colores, con especial mención para un Sergio Ramos que parecía olvidar de manera definitiva el modo veraniego. Estaba en todos lados. Metió un gol, se encontró con el larguero, tuvo otras dos... pero no fue bastante para cerrar el partido. Quiso demostrar que es el líder que tanto necesita el Real Madrid y más sin Cristiano Ronaldo en juego, pero sus compañeros no ayudaron a que fuera así.

El aviso de Granero sirvió para que Ancelotti se levantara del banquillo por primera vez. Quería dar la voz de alarma. Intuía lo que venía. Los de arribas bajaron los brazos; James no lo hizo porque nunca los subió. Modric y Kroos empezaron a perder balones con facilidad, la misma con la que la Real Sociedad empató un partido que parecía perdido con un Arrasate que estaba más fuera que dentro. Un saque de esquina, un movimiento no entendido de la zaga blanca e Íñigo Martínez aparece solo en el segundo palo para meter el miedo a los vestidos de rosa, algo que se multiplicó cuando De la Bella la puso para que Zurutuza empatase de cabeza en el minuto 41. A los de Ancelotti se les había olvidado, como el que no quiere la cosa, que en el fútbol se ataca y... se defiende, algo que no entendieres todos los madridistas.

El descanso, lejos de meter de nuevo en el partido a los visitantes, sirvió para que la Real Sociedad pasara por encima del Real Madrid. Sin juego y, sobre todo, sin espíritu colectivo, las ocasiones se iban sucediendo. Los defensas fallaban, pero también lo hacían los centrocampistas que permitían a los jugadores donostiarras moverse a su antojo sin oposición alguna. Xabi Prieto avisó, pero fue de nuevo Zurutuza el que dio la vuelta al marcador con otra llegada en plan llanero solitario.

El cuarto cayó, no podía ser de otra manera, tras un saque de esquina. Vela, ayudado de la mano, se aprovechó de esa constante indecisión en la que vive la defensa del Real Madrid para cerrar la cuenta y para dejar tocado un proyecto que nace mal, muy mal, con dudas y desconfianza. La entrada de Khedira sirvió para sujetar un poco a su equipo, pero la goleada ya estaba en lo alto de Anoeta para desesperación de Florentino Pérez.

Ficha técnica

Real Sociedad: Zubikarai; Zaldua, Elustondo, Iñigo Martínez, De la Bella; Bergara, Granero, Xabi Prieto (Mikel González, min. 82), Zurutuza; Chory Castro (Canales, min. 58) y Agirretxe (Carlos Vela, min. 58).

Real Madrid: Casillas; Marcelo, Pepe, Sergio Ramos, Carvajal (Arbeloa, min. 76); Kroos, James, Modric (Khedira, min. 75), Isco; Bale y Benzema.

Árbitro: Martínez Munuera (Valencia). Amonestó a Granero, Carvajal, Isco.

Goles: 0-1 min. 5: Sergio Ramos. 0-2, min. 10: Bale. 1-2, min. 35: Iñigo Martínez. 2-2, min. 40: Zurutuza. 3-2, min. 64: Zurutuza. 4-2, min: Carlos Vela.

Incidencias: 28.000 espectadores en el estadio de Anoeta en tarde noche calurosa. Fuerte pitada a la Real cuando salió a calentar por parte de su afición tras quedar apeada en la previa de la Europa League. 151.000 euros de recaudación.

La Real Sociedad mete en problemas a un Carlo Ancelotti al que ni el recuerdo de la Décima (cien días ayer), le sirve para que pueda tener tranquilidad en un banquillo siempre caliente. Con gestos preocupantes por aquello de la desidia, dejadez y falta de motivación de unos jugadores y un técnico que no parecen haberse dado cuenta de que esto ya va en serio y que las Ligas se pierden con partidos así. Ni la ausencia de Cristiano Ronaldo sirve de excusa.

El redactor recomienda