DETENIDAS SIETE PERSONAS EN EL MARCO DE LA OPERACIÓN

El Getafe, estafado por un camarero brasileño que se hacía pasar por un falso jeque árabe

No es oro todo lo que reluce o, al menos, eso es lo que deben pensar los aficionados del Getafe que se despertaron este miércoles con

Foto: El Getafe, estafado por un camarero brasileño que se hacía pasar por un falso jeque árabe
El Getafe, estafado por un camarero brasileño que se hacía pasar por un falso jeque árabe
No es oro todo lo que reluce o, al menos, eso es lo que deben pensar los aficionados del Getafe que se despertaron este miércoles con una sorprendente noticia: aquel jeque árabe que se anunció hace algunos meses atrás que podía comprar el club no existe o, lo que es lo mismo, el equipo presidido por Ángel Torres sufrió una estafa que fue destapada este miércoles por los Mossos d'Esquadra.

En el marco de una operación de los cuerpos de seguridad de Barcelona fue detenida una banda de siete personas -seis de ellos españoles y un dominicano- que se hacían pasar por empresarios que ponían en contacto a empresas con problemas económicos con jeques árabes dispuestos a invertir en su negocio. Sin duda, el organismo afectado con más renombre es el Getafe.

El 'modus operandi' se basaba en contactar con los empresarios asegurando que un jeque árabe de fortuna contrastada estaba interesado en participar de su organización. Dejaban claro que su inversión máxima sería de cinco millones de euros y, para realizar el desembolso, solicitaban que se ingresara un aval como garantía para que el jeque árabe llevará a cabo el pago de la cantidad prometida.

El supuesto jeque árabe al que representaban no era, ni más ni menos, que un camarero brasileño al que le pagaban 50 euros por disfrazarse para engañar a sus víctimas. Siempre acompañado por dos de los cabecillas de la red de estafadores, cerraban el acuerdo e incluso publicaban en Internet una serie de fotografías del acto para dar más veracidad al engaño que estaban llevando a cabo.

Normalmente, esta estafa se llevaba a cabo con empresas en delicada situación económica y, una vez depositado el aval por parte de la organización, los intermediarios desaparecían sin dejar rastro. Esto es lo que ocurrió en el caso del Getafe, que decidió romper las relaciones con los supuestos intermediarios tras comprobar que dos de los cheques que se le entregaron no tenían fondos.

A los siete detenidos de esta red de estafadores se les imputa los delitos de estafa, apropiación indebida, insolvencias punibles, delitos contra la hacienda pública y de organización criminal. Se calcula que los estafadores podrían haberse hecho con varios millones de euros, un engaño que quedó al descubierto después de intentar engañar a un grupo de empresarios catalanes. 
Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios