EL TÉCNICO QUIERE SABER HASTA DÓNDE LLEGA SU PODER EN LA PARCELA DEPORTIVA

Mourinho exige la renovación de Pepe, pero Florentino se lo piensa

José Mourinho sigue marcando su territorio dentro de la estructura de la entidad madridista. Con el decreto autonómico dictado hace diez días y que hace referencia

Foto: Mourinho exige la renovación de Pepe, pero Florentino se lo piensa
Mourinho exige la renovación de Pepe, pero Florentino se lo piensa
José Mourinho sigue marcando su territorio dentro de la estructura de la entidad madridista. Con el decreto autonómico dictado hace diez días y que hace referencia a la separación de funciones entre él y Jorge Valdano, ayer alzó la voz para exigir la renovación de Pepe. Y lo hizo sin venir a cuento, en una rueda de prensa previa a las semifinales de Copa, un partido que suscita el interés de todo el madridismo y que en el club ha sido considerado como estratégico cara al futuro deportivo y social de la entidad.
 
¿Qué busca Mourinho con esas palabras? No crean que hay un interés extraño ni nada parecido. Ni mucho menos. El entrenador quiere tener el control absoluto de todo lo que suceda entorno al primer equipo y con esa declaración, marca un nuevo reto que no es otro que el de forzar la renovación del central, cuyo contrato termina el 30 de junio de 2012.
 
"No me gusta hablar de los que no están, pero el equipo con Pepe juega más alto, el equipo con Pepe no tiene miedo de dejar espacios, presiona más y lo hace más arriba, recupera balones más rápido y es más peligroso en ataque. Es cierto que es un defensa central, pero su juego tiene muchas consecuencias. Otros jugadores lo están haciendo muy bien, estoy satisfecho con la gente que juega atrás, pero Pepe cambia mucho el modo de jugar de su equipo. Yo no tengo más poder que el que se le supone al entrenador, y ese nadie me lo va a sacar. Pepe es un óptimo jugador que tiene un año más de contrato, por lo que no es una preocupación para hoy. Será un problema del club y de Pepe", comentó el técnico.
 
Menos mal que inició sus palabras diciendo que no es de su agrado hablar de los que no van a jugar, circunstancia que repitió, en su día, con Kaká durante su lesión. Directo, puro estilo Mourinho Las negociaciones para la renovación del contrato de Pepe no han tenido avance alguno en las últimas semanas. Salvo que las palabras del técnico cambien el panorama, no es una de las prioridades marcadas en estos momentos por la directiva blanca. En el club confían en llegar a un acuerdo, pero tampoco piensan tirar la casa por la ventana para asegurar su continuidad.
 
El Real Madrid, dispuesto a duplicarle su ficha
 
El asunto no está caliente. Hay que recordar que los primeros contactos se produjeron en octubre de 2009, pero la lesión que sufrió frenó las conversaciones. Con el inicio de la temporada se retomaron y las posturas nunca han estado cerca. El ex del Oporto percibe en la actualidad 1,7 millones de euros y en su petición inicial se iba hasta los 5 millones de euros. El Real Madrid estaba dispuesto a duplicarle su ficha, pero tanto el jugador como su agente, Jorge Mendes, rechazaron la propuesta.
 
Las constantes filtraciones sobre el interés de equipos como el Barcelona o el Chelsea no han gustado nada en la directiva blanca. Lo cierto es que se confía en él en el aspecto deportivo, pero hay dos puntos negativos a la hora de cerrar la operación en el grado que quiere Pepe, como son las salidas de tono del portugués y las largas lesiones que sufre todas las campañas. Ambas circunstancias llevan al central a perderse demasiados partidos.
 
La de Pepe no es la única negociación abierta en el Real Madrid. Sergio Ramos también ha llamado a la puerta de las oficinas del Santiago Bernabéu para la ampliación y mejora del vínculo que le une con el club blanco hasta el 30 de junio de 2013. El calendario indica que hasta el verano o, al menos, el término de la temporada su asunto no será tratado en profundidad.
 
Además, el orden 'obliga' a cerrar primero la de Pepe, en caso de un acercamiento de unas posturas que parecen muy distantes en estos momentos, y después ir a por el asunto Ramos, que parece más sencillo. Mourinho ha lanzado un nuevo reto y si verdaderamente su poder en lo deportivo es absoluto, el portugués renovará en breve. La sensación que se intenta transmitir desde la zona noble del estadio madridista no es esa.
Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios