Adiós a Carletto, el cazador de piropos y récords en el Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
SÉPTIMO ENTRENADOR BLANCO POR SU PALMARÉS

Adiós a Carletto, el cazador de piropos y récords en el Real Madrid

Han sido dos años pero ha marcado,incluso Florentino Pérez recordó ayer que para siempre será "el entrenador de la Décima". En el vestuario también ha calado y muchos han sido sus defensores

Foto: Carlo Ancelotti en su última rueda de prensa.
Carlo Ancelotti en su última rueda de prensa.

Carlo Ancelotti deja un buen sabor de boca en afición, vestuario y club en lo que ha sido una compleja y nostálgica despedida, ejecutada este martes por Florentino Pérez. El Real Madrid rompe el contrato de un técnico que logró el mejor año en la historia del club –2014 con cuatro títulos levantados–, y unir a una plantilla que se encontró rota por diferentes lados. La puerta del Santiago Bernabéu la tendrá abierta porque continúa siendo “su casa”, como afirmó ayer el presidente, y también encontrará calidez entre los merengues de Madrid que se crucen en su camino desde hoy, ya como un vecino más de la capital de España… Eso si no se muda tras recibir ayer una oferta más que interesante de un potente club europeo (que no es el Milan).

Me quedo con el recuerdo de dos años fantásticos en el @realmadrid Gracias al club, a esta afición y a mis jugadores. Hala Madrid y Nada Más

(Ancelotti no pudo hacerlo en el césped, se despidió por Twitter)

En diciembre y tras la conquista del Mundial de clubes, Ancelotti había logrado ser el séptimo mejor entrenador del Madrid en cuanto a títulos se refiere. En poco más de un año, el italiano caminaba entre la élite y es algo que reconoció este martes Florentino cuando recordó que “ya es historia del Madrid por ser el entrenador de la Décima”. De la Décima, el de los cuatro títulos en un año y el récord de 22 victorias consecutivas que sólo un equipo en toda la historia del fútbol –Curitiba– ha logrado hasta ahora. Cinco meses después, esa explosión entusiasta de júbilo ha terminado en divorcio.

La cabeza de Ramos no acudió ante la Juve

El séptimo entrenador más laureado en la historia del Madrid caminó en la cuerda floja en la recta final de la campaña pasada hasta que Sergio Ramos acudió en su rescate. Este curso, ninguna cabeza hizo lo propio ante la Juventus. Algo que no importó al vestuario o afición, como demostraban las encuestas recientes y los cánticos a su favor en el último partido en el Santiago Bernabéu. El pueblo, en esta decisión, no ha sido soberano.

Con el caché impoluto, Carletto se marcha a Vancouver para ser operado de unas molestias que tiene en su espalda. Allí realizará el reposo postoperatorio, en la ciudad que se ha convertido ya en residencia habitual –posee una propiedad– durante la época estival. Por cierto, la intervención quirúrgica estaba planificada con independencia de si continuaba entrenando o no en Valdebebas. Posteriormente, si no acepta la suculenta oferta recibida este martes regresará a su casa de la calle Serrano, desde la que todos los días divisa la Puerta de Alcalá, la que le permite disfrutar de paseos tranquilos por el Retiro y en la cual vio ayer la comparecencia de su ya expresidente.

Ancelotti no sólo deja alto al siguiente entrenador el listón de los títulos –cuatro en dos años-, también deja en herencia un escudo en el pecho (el de campeón del mundo) y unos jugadores que han demostrado unidad de criterio sobre su técnico, tanto los que juegan como los que no, los pesos pesados y los menos importantes. Entre el sábado y este martes, Cristiano Ronaldo, Modric, James, Nacho e Illarramendi han defendido a su ya exentrenador y no precisamente de una manera liviana o pasajera: “Sería duro que se fuera”, “espero trabajar con él la próxima temporada”, “es entrenador para el Real Madrid”…

Los anteriores comentarios se unen a la lista de piropos cosechados durante estos dos años entre los que destaca uno de Pepe en marzo: “Gracias a Dios he tenido un entrenador como él. Me ha ayudado muchísimo”. Y otro de Sergio Ramos en abril: “Siempre es una virtud la modestia de Ancelotti. Es un gran entrenador y es la clave en esta quinta del Real Madrid”.

Su deseo era el de continuar, “el Madrid o paro”, y con una historia de ‘amor’ en la que ambos protagonistas –club y entrenador– han demostrado que todavía se quieren, quizás el destino les vuelva a unir… donde hubo fuego, cenizas quedan.

Florentino Pérez Cristiano Ronaldo Sergio Ramos Santiago Bernabéu
El redactor recomienda