PARA LA SCUDERIA, PERDER TERRENO EN CHINA HUBIERA SIDO UN DURO GOLPE

Ferrari obtuvo una victoria de más de veinticinco puntos

La progresión de Ferrari en 2013 con el F138 es un hecho constatado. Pero Stefano Domenicali no considera que la contundente victoria de China refleje la

Foto: Ferrari obtuvo una victoria de más de veinticinco puntos
Ferrari obtuvo una victoria de más de veinticinco puntos

La progresión de Ferrari en 2013 con el F138 es un hecho constatado. Pero Stefano Domenicali no considera que la contundente victoria de China refleje la misma superioridad sobre los rivales que pudo apreciarse en la pista. A pesar del triunfo, de que el F138 es “un buena base como punto de partida”, para el responsable de la Scuderia “la fotografía de las tres primeras carreras es difícil de entender, ya que algunos coches son fuertes en los entrenamientos, y algo menos durante la carrera, pero también hemos visto lo contrario”, resumió al final de la prueba del domingo. ¿Y donde se mueve Ferrari?

Dar en el clavo desde el primer día

Respecto a la pasada cita, el Gran Premio de China siempre fue sobre ruedas para el equipo italiano. “Ya lo vimos desde el viernes, teníamos un buen ritmo de carrera y dimos en el clavo con la estrategia”, explicaba el responsable de Ferrari. De hecho, el sábado, tras los entrenamientos, Alonso incluso se atrevía a aventurar que “los dos monoplazas estarán en el podio”.

Parte de la victoria, según Domenicali,  se basó en dos factores clave. ¿El primero? “Tuvimos una buena salida, y este es otro punto muy importante, hay que decir que el un elemento crucial intentar estar delante del trafico lo más rápido posible porque podría representar un problema después en la carrera”. ¿El segundo? “La consistencia del ritmo de carrera en todas las diferentes situaciones, que fue muy sólido”. Eso sí, para Domenicali, “es fundamental mejorar en los entrenamientos, porque es muy importante salir lo más adelante posible”.

La calificación, mejor, pero no suficiente

En la recuperación protagonizada por Ferrari, el sábado sigue siendo una asignatura pendiente, con menos avance comparativo que en carrera frente al pasado año. “Creo que el coche es mejor este año, mejor en términos de rendimiento puro, aunque no es suficiente, porque necesitamos asegurarnos que cada vez es mejor”, indicaba Domenicali. La comparación de las tres primeras carreras de 2012 con las del presente certamen confirman la progresión del equipo italiano, aunque con ciertos matices.

Así, por ejemplo, cuando Alonso daba la voz de alarma sobre la enorme desventaja de Ferrari en Australia –no entró en el Q3-, el F2102 terminó a 1.575 segundos de la pole de Hamilton. En Malasia, a 1.347 segundos. En China, a 1.501. En definitiva, segundo y medio respecto al mejor tiempo. Un octavo puesto fue el mejor resultado de parrilla en las tres primeras carreras de 2012 para todo el equipo, y Massa no entró en el Q3 en ninguna de ellas.

En 2013, en Australia, la diferencia  fue de 1.083 para el brasileño y 1.086 para Alonso frente a Vettel, aunque el monoplaza austriaco también superó en más de un segundo a todos sus rivales. En Malasia, Massa quedó a 0.913 del alemán, y en China la desventaja frente a la pole de Hamilton cayó a 0.304 segundos. Aunque importante, la diferencia se reduce paulatinamente en cada carrera. El peor resultado ha sido un quinto puesto, tanto para Alonso en Australia como para Massa en China. La progresión es importante, aunque no suficiente para Domenicali.

Puntuar es crucial al principio

En carrera, las referencias de vuelta rápida son más relativas por las diferentes estrategias de neumáticos, como ha demostrado este fin de semana el registro de Vettel. En 2012, Alonso terminó a 1.090, 0.958 y 1.192 respectivamente del mejor tiempo en carrera. En 2013, la diferencia fue de 0.286 y 0.606 en las dos primeras pruebas. En China, la vuelta rápida de Alonso fue 2.698 segundos más lenta que la de Vettel, pero gracias al juego de gomas blandas del último relevo. Adquiere más valor en este sentido el mensaje por radio de Stella a su piloto ("I am not pushing").

“El año pasado, aunque el coche no era el mejor, fuimos capaces de lograr muchos puntos en la primera parte de la temporada, luego perdimos el ritmo y fue más difícil. Este año necesitamos lograr en relación a los demás la misma cantidad de puntos y en la segunda parte, si podemos, aumentarla”, argumentaba Domenicali. Justo lo contrario a lo ocurrido el pasado año

Esta es la clave estratégica de Ferrari para este comienzo de campeonato, y de aquí la presión a la que se refería Stella al final del Gran Premio de China en su felicitación a Alonso. Para Ferrari hubiera resultado un desastre perder más puntos Shangai. Alonso había logrado 37 en las tres primeras citas de 2012 (con un quinto, un primero y un noveno), mientras que este año tiene 43 gracias a un segundo y una victoria.

Con la mente puesta en la foto global de 2013, y tras el abandono de Malasia, la victoria del Gran Premio de China resultó crucial para la estrategia de Ferrari. Y psicológicamente, el triunfo de Fernando Alonso reportó mucho más que veinticinco puntos.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios