CATALUÑA, TAMBIÉN APARECIÓ EN LA PRESENTACIÓN

Aramón empieza a engullir Candanchú... y ésta se deja

El holding aragonés comercializan para la próxima temporada un forfait único bajo el lema Ski Pirineos

Foto: En pistas y remontes coinciden gafas de sol y de ventisca (Foto: Aramón Formigal)
En pistas y remontes coinciden gafas de sol y de ventisca (Foto: Aramón Formigal)

La tensión política nacional derivada del referéndum ilegal que convocó el Gobierno de Cataluña y la previsible declaración unilateral de independencia no pasa desapercibida ni en la presentación de la campaña Ski Pirineos, el abono de temporada más grande de España y que nace de la unión comercial del grupo Aramón con la estación de Candanchú. Fernando de Yarza, presidente de Ibernieve, un grupo de empresas aragonesas que en abril de 2016 adquirió la estación decana del esquí español, dijo que “hoy es un día de alegría dentro de esta pesadumbre que ha provocado Cataluña”. Su entrecomillado cobra más relevancia ya que, además de presidir Candanchú, es el hombre fuerte del Grupo Henneo que cada vez tiene más peso en medios de comunicación nacionales.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, también siguió en esa línea y aderezó la potencia de la nieve aragonesa que busca competir con las estaciones de los Alpes y Dolomitas porque en España “ya hemos ganado”, con referencias a la actualidad nacional marcada por la agenda catalana. Así, deslizó que es “difícil sustraerse a lo que ocurre en Cataluña. Vivimos en el momento más grave de España desde febrero del 81 (en alusión al intento de Golpe de Estado de Tejero)”.

La venta de un abono común para las estaciones del holding aragonés -participado al 50% por Ibercaja y el Gobierno aragonés-, con la estación de Candanchú, dominado en su consejo de dirección por las familias Alierta, Solans, Forcén y Yarza, propone un dominio esquiable por encima de los 300 kilómetros. Esta relación se ha venido fraguando en el tiempo y alfombra el camino para unir la nieve del esquí alpino aragonés bajo un mismo paraguas. En este sentido, la estación de Astún, en el valle del Aragón como Candanchú, es la pieza que falta para encajar en el puzle y sobre la que la presidenta de Aramón y consejera de Industria del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, subrayó que “seguimos buscando un acuerdo”.

“Vamos a competir con Alpes y Dolomitas”

Fernando de Yarza no escondió el objetivo de cierta similitud en la promoción de los tres valles donde se asientan las estaciones de esquí del Pirineo aragonés -Candanchú en el del Aragón, Formigal-Panticosa en el de Tena y Cerler, en el de Benasque- con el que capitaliza Courchevel, en los Alpes, que se extiende desde el macizo del Mont Blanc, en el norte, hasta el de los Ecrins, al sur. Y es que, reiteró, “vamos a competir con Alpes y Dolomitas”. El presidente de Ibernieve recalcó que se encontraba “contento con hermanarnos” con Aramón y dejó claro que el objetivo es que esa conexión vaya a más porque la meta es “la unión entre todos y sumar”. El máximo responsable del Ejecutivo aragonés recogió el guante, pero también fintó el deseo del presidente de Ibernieve. Reconoció, sí, que “se trabaja en esa dirección”, aunque marcó distancia y prudencia ya que, dijo, “cualquier anuncio de hasta dónde podemos llegar juntos hay que hacerlo cuando sea una realidad”.

Esquí
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios