el de pinto explotó después de su caída

Contador quiere cambiar las reglas para evitar caerse en los últimos kilómetros

El de Pinto ha pedido a la UCI a través de Twitter que la norma de los 3 kilómetros cambie y se aplique a todos los ciclistas sin excepción, no solo en caso de accidente

Foto: Alberto Contador recibiendo atención médica. (Jerome Prevost/Reuters)
Alberto Contador recibiendo atención médica. (Jerome Prevost/Reuters)

La polémica está servida. Alberto Contador, tras acabar la etapa de la Vuelta de este viernes, dijo que "a algunos no les gusta pisar el freno". Y este sábado, a través de Twitter, se quejó a la UCI por la norma de los 3 kilómetros, que obliga a los corredores de la general a pelear con los sprinters en los momentos finales de etapa. Algo que afecta de lleno al de Pinto, ya que tanto en Giro, Tour y Vuelta se ha caído en ese último tramo por tener que subir el ritmo al final para arañar algunos segundos.

En el Tour de Francia 2016, le ocurrió en las dos primeras etapas: en ambas se fue al suelo. Lo mismo le sucedió el viernes en La Vuelta 2016, etapa en la que Alberto Contador se metió de lleno en un grupo grande y fue arrollado. En definitiva, con el cambio de esta norma, su problema con las caídas se reduciría de manera drástica.

La polémica norma de los 3 kilómetros está tipificada como 2.6.027 y literalmente dice lo siguiente: "en caso de caída, pinchazo o avería, debidamente constatado, en los tres últimos kilómetros de una etapa en línea, el o los corredor(es) accidentado(s) serán acreditados con el mismo tiempo del o de los corredores con los que se encontraba en el momento del accidente. Se le otorgará el puesto en el que realmente pase la línea de llegada".

Contador ha lanzado una propuesta de cambio. De hecho, ha mencionado a la cuenta de Twitter de la UCI para asegurarse de que el mensaje llegue al seno de la organización: quiere que el cronómetro se pare a falta de 3 kilómetros de la meta en todas las etapas sin excepción, lo que sucede ahora mismo en caso de accidente. De este modo, en la fase final de la carrera los que pelean por tiempos podrían descolgarse con tranquilidad y dejar vía libre a los sprinters.

Contador no ha sido el único ciclista crítico con la norma vigente. También fue mencionada, aunque de forma indirecta, en el Tour de Francia de este año por dos de los sprinters más importantes: Peter Sagan y Mark Cavendish acusaron a los escaladores de meterse en los sprints cuando "nadie les molesta en las etapas de montaña", según dijo el propio británico. Un enfrentamiento que tiene, como telón de fondo, la normativa de la Unión de Ciclistas Internacional, sobre la que algunos reclaman cambios para evitar desastres.

Un oficio muy peligroso

La versión de escaladores y sprinters coinciden en una cosa: en la fase final de la etapa, los que pelean por la clasificación por puntos y los que tratan de imponerse en la general se mezclan entre sí y se entorpecen mutuamente. Pero es que en este escenario surge un claro conflicto de intereses: los velocistas quieren sprints limpios, sin demasiados ciclistas en medio, mientras que los favoritos al triunfo final quieren arañar segundos a sus rivales hasta el final de cada etapa.

Esto genera un embotellamiento que puede acabar en catástrofe: al final, todos sprintan a velocidades aproximadas a los 70 km/h. No hace falta decir que una caída a esta velocidad puede tener graves consecuencias físicas para los ciclistas. "Esto se ha convertido en un oficio muy peligroso", dijo Peter Sagan durante el Tour después de un sprint en el que hubo demasiados ciclistas implicados.

Armstrong, en el recuerdo

Sin especificar en absoluto, Peter Sagan pidió "un cambio de normas" para que la gente que pelea por la general no tenga que inmiscuirse en los sprints. "Recuerdo a Lance Armstrong entrar tranquilamente en la meta en esas etapas y no pasaba nada", afirmó Sagan durante el Tour de Francia 2016. Y el esloveno acusó también a la normativa actual de la UCI para las grandes vueltas.

Ahora, durante la Vuelta a España, el que ha lanzado el dardo ha sido Contador, acusando a la UCI e indirectamente, a los sprinters. El de Pinto considera que las normas de la UCI provocan que los que pelean por la general se mezclen con los velocistas "por miedo a perder tiempo", lo que produce los embotellamientos.

No es el único que ha lanzado esta propuesta. El sprinter Koen de Kort dejó en Twitter un mensaje parecido: "¿Por qué no cogemos el tiempo a falta de 3 km para que así los de la clasificación general no tengan que pelear con nosotros?". Parece que el de Pinto cuenta con algún aliado.

Una gran cantidad de corredores, metidos en el sprint final. (Yoan Valat/EFE)
Una gran cantidad de corredores, metidos en el sprint final. (Yoan Valat/EFE)

Una norma de 1937

Esta normativa fue establecida en 1937, cuando Roger Lapébie, que estaba a punto de ganar la París-Niza, se cayó en la última curva entrando en el Stade Vélodrome de Marsella. Los comisarios se compadecieron del ciclista y decidieron cambiar las normas para otorgarle la victoria. 

Esta norma no fue causa de polémica durante muchos años, ya que los favoritos no sentían la necesidad de pelear hasta el último metro para no ceder tiempo. Pero desde hace diez años, eso ha cambiado: ahora, la lucha por la general es tan encarnizada que cada segundo vale oro.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios