se impuso por ko técnico en el décimo

Mayweather tapa la boca a McGregor con la simple ley del boxeo

El púgil estadounidense se impuso con claridad al irlandés. En el décimo asalto, el juez paró el combate. El nocáut técnico fue nítido y contundente

Foto: Mayweather fue superior de principio a fin a Conor McGregor. (Reuters)
Mayweather fue superior de principio a fin a Conor McGregor. (Reuters)

Los dos hablaron de más en diferentes oportunidades. Pero si alguien mostró una actitud más desafiante, chulesca, hasta desagradable por momentos, ése fue Conor McGregor. Cuando llegó la hora de la verdad, en el T-Mobile Arena de Las Vegas sólo hubo un boxeador. Y nunca mejor dicho... El boxeo impuso su ley en el combate de los mil millones y por eso ganó Floyd Mayweather. Ganó el púgil, perdió el luchador. Y con mucha claridad. A medida que los asaltos iban cayendo, el peso específico del gran campeón fue magullando a un rival que nunca había boxeado. Por eso perdió... El eterno campeón de Estados Unidos dice adiós de una manera agria, amarga para muchos de su gremio, con un combate que no fue tal, pero con los bolsillos mucho más llenos. Igual que su oponente, que jamás imaginó ingresar en su cuenta tantos millones por una simple jornada de trabajo. Y firmada de aquella manera...

[Así vivimos el combate Mayweather-McGregor]

"No tiene nada que hacer McGregor". La frase fue repetida una y mil veces por las voces autorizadas del mundo del boxeo. No, no se trata de ser un lince a la hora de hacer predicciones, simplemente boxeadores y analistas se aferraban a la lógica. McGregor se encierra en jaulas, no en cuadriláteros. Sus golpes valen para la especialidad que maneja y domina a la perfección. El deporte de los guantes es otra cosa, nada tiene que ver. Y encima se enfrentó a uno de los más grandes de la historia, que con este triunfo cierra su carrera deportiva con 50 triunfos limpios...

[Las mejores imágenes del combate]

Si con los puños no estuvo certero McGregor, si no pudo conectar un golpe de verdad, mucho menos con los pies. El ring es un ecosistema que no conoce y se movió por el mismo con poco garbo, sin saber cómo mover las piernas de manera acompasada. Por momentos pareció hasta torpe. No tardó mucho Mayweather en percatarse de que su rival no sabía de qué va el deporte de los guantes, cuáles son sus secretos y cómo hay que maniobrar. En algunos momentos hizo daño a los ojos ver al irlandés de un lado para otro, sin ton ni son, ante un tipo que en el cuadrado es insuperable.

Efímero plan

Y eso que McGregor comenzó amenazante, lo que provocó que Mayweather, fiel a su estilo, mantuviera bien alta la guardia en los primeros compases. A la hora de defender es insuperable y cuando se percató de que el irlandés entraba en materia con tantos bríos, optó el estadounidense por tomarse las cosas con calma. Apostó por lo que ha hecho tantas veces, esperar agazapado al principio y esperar su momento, que iba a llegar ante un rival que no maneja los aspectos técnicos del boxeo. Conor empezó queriendo meter miedo, haciendo saber a Floyd que debería sudar para ganarle, pero el plan no duró mucho. Apenas un asalto o dos.

Mayweather optó por la paciencia para ir dañando poco a poco al irlandés. Primero sin correr riesgos, protegiendo su físico con cautela porque sabe que McGregor podía sacar una buena y poderosa mano en cualquier momento. El americano fue guisando el triunfo asalto tras asalto, en todos dando un paso más al frente, consumiendo a Conor. Su moral y, sobre todo, su físico. Porque por muy bien preparado que estuviera, acabó fundido, sin fuerza y ante un tipo que ya llega a la cuarentena. A partir del séptimo, decidió el gran campeón empezar a enfilar el camino del triunfo.

Conor McGregor fue superado de principio a fin por Floyd Mayweather. (Reuters)
Conor McGregor fue superado de principio a fin por Floyd Mayweather. (Reuters)

Rocky Marciano

El combate se le fue empinando a McGregor sin remedio. El juez le perdonó algunos golpes ilegales, de esos que emplea en su entorno pero que en un ring no están permitidos. No fue castigado por ello, pero desde el primer momento se notó que no estaba en su salsa, que estaba a disgusto. No sabía cómo conectar un buen golpe en el físico de su enemigo, que si por algo brilla es por ser un lince en evitar daños. En el noveno asalto ya tuvo muy claro el personal que la pelea no llegaría a los doce fijados para esta pelea...

[Más noticias sobre boxeo y MMA]

Para algunos resistió más de la cuenta McGregor sobre el ring, aunque la verdad es que el combate no tuvo la emoción que se esperaba, tampoco la intensidad que muchos soñaban. Como los entendidos presagiaban, el espectáculo se acabó cuando quiso el campeón, que con este triunfo supera al Rocky Marciano (49-0), para cerrar su carrera con un inmaculado 50-0. Fue en el décimo cuando Mayweather creyó conveniente poner fin a la velada. El castigado Conor ya estaba a punto de irse al suelo cuando el juez paró el combate. El nocáut técnico era una realidad. Ganó el boxeo de verdad...

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios